Mundo Musical Almería - Historia

Información sobre la historia musical almeriense

Gerundino Fernández

Hijo de un modesto músico de la Banda Municipal, nació al mes siguiente de instaurarse la II República Española, el 10 de mayo de 1931 y, junto a sus nueve hermanos, sufrió los horrores de la guerra incivil y las hambres de la posguerra. Aprendió el oficio de ebanista en la carpintería abierta por Bernardo Díaz el Cartagenero en la plaza de San Sebastián; establecimiento donde permaneció hasta mediada la década de los cincuenta del pasado siglo. Sobre la plantilla de una guitarra facilitada por su hermano Eladio y los oportunos consejos de Miguel González Abad, excelentes guitarreros ambos, el joven Gerundino comenzó a experimentar y desarrollar sus innatas cualidades hasta alcanzar altísimas cotas de perfección como lutier. Calidad que le permitió ser considerado como uno de los más grandes constructores españoles de guitarras de todo el siglo XX, siguiendo la estela de perfección que iniciara el también almeriense, de la Cañada de San Urbano, Antonio de Torres Jurado.

La belleza y acabado de los instrumentos salidos de sus manos merecieron diversos premios nacionales e internacionales, pero hubo dos de los que se mostraba especialmente orgulloso el genial artesano del populoso barrio de El Quemadero: el concedido por un ejemplar de “palosanto” en diciembre de 1978 en Ronda (Málaga), con motivo del II Año Internacional de la Guitarra; y el posterior primer premio de acústica en el IV Concurso Internacional de Maestros Guitarreros convocado a nivel mundial por la Unesco y fallado en París en octubre de 1988. Delicadeza y armonía en sus remates, accesorios y piezas ornamentales; ligereza y calidad en las maderas empleadas y, singularmente, la extraordinaria sonoridad que le imprimía a sus guitarras hizo que los más afamados concertistas y guitarristas flamencos se disputaran sus joyas instrumentales. De ellas, por lo que de popularidad mediática alcanzó, cabe destacar la adquirida por el ex pata negra, Raimundo Amador, que le llevó a titular como Gerundina uno de sus discos de mayor difusión.

Gerundino Fernández García gozó en vida del reconocimiento por parte de instituciones privadas y públicas: peñas flamencas como Los Tempranos, El Taranto, Romeros de la Virgen del Mar, El Morato, Federación Provincial de Peñas o Nueva Acrópolis; además de los galardones otorgados por La General de Almería, Canal Sur y la antigua Delegación de Cultura. El Ayuntamiento capitalino le distinguió como uno de sus hijos más preclaros con el Escudo Placa de la ciudad (1979) en virtud de los valores demostrados durante toda su vida y el de haber llevado el nombre de Almería con la altura que le correspondía. Falleció a los setenta y cinco años de edad en Almería, el 14 de marzo de 2006. DEP.

Gerundino Fernández - La Vida en la Guitarra
A. Sevillano






Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

<< Página principal