Mundo Musical Almería - Historia

Información sobre la historia musical almeriense

100 Años de Toros - José Ángel Pérez García

autor.doc
NOTA DEL AUTOR
Quiero dejar muy claro, que la única pretensión perseguida con la publicación de este libro, es la de rendir un sencillo pero reconocido homenaje a toda la gente del toro de Almería. Entiendo que cada uno desde su diferente vertiente, protagonista directo o indirecto forman parte de la historia taurina de Almería. Afortunadamente, muchos de los protagonistas permanecen aún entre nosotros. Los que se fueron, están frescos en nuestra memoria. A unos y a otros, mi más sincero agradecimiento. Este capítulo de agradecimientos lo quiero hacer extensivo a quiénes apoyaron la idea de recuperar las vivencias e inquietudes de  todas éstas personas. De forma personal brindo por la memoria de Manuel Guardia, cuyo libro ha sido un punto obligado de referencia para poder hacer realidad buena parte de la historia taurina de Almería.
Gracias a un buen numero de anónimos personajes, cuyos testimonios han valido de alguna manera para enriquecer este pequeña historia, y por su puesto a los entrañables colaboradores que con sus artículos dan una eficaz solidez a una perspectiva histórica a la Almería taurina durante cien años.
A todos, de verdad. Gracias.

INDICE
Prologo.
Salutaciones.
Plaza de Toros de Almería.
Un siglo de toros.
Historias de cada década. (Antonio Sevillano, Juan Aguilera, Antonio Núñez, Luis Criado, Diego Miguel García, Fausto Romero, Francisco Bernabeu, Jacinto Castillo y Juan José Aguilera)
Matadores de Almería.
Novilleros almerienses.
Oro y Plata.
Galería de Taurinos.
Alternativas en Almería.
Sueños que se frustraron.
Toreros de plata.
Toreros del 2.000
Efemérides Taurinas
Plazas de toros de la provincia.
La otra cara de la Fiesta.
Peñas Taurinas.

Tragedias Taurinas.

*  *  *

alternativas_8.doc
EN UN SIGLO OCHO ALTERNATIVAS

Desde 1.901 hasta hoy, ocho novilleros han recibido la alternativa como matadores en la plaza de toros de Almería. Entre ellos solo se encuentran cuatro diestros almerienses: Julio Gómez "Relampaguito", Juan Luis de la Rosa, Juanito Gimeno y José Gabriel Olivencia. Los otros toreros que alcanzaron el doctorado en el coso de la Avenida de Vilches fueron Francisco Palomar, el mejicano Luis Freg, el granadino Rafael Mariscal y el murciano Manolo Cascales.

AÑO 1.901- 24 de agosto. Segunda corrida de Feria. Se doctora en el ruedo de la plaza almeriense, Francisco Palomar. Fue padrino de la ceremonia el diestro  sevillano Ricardo Torres "Bombita", actuando esa tarde como testigo Rafael González "Machaquito" con toros de la ganadería de Anastasio Martín.

AÑO 1.907- 28 de agosto. Corrida de Feria. El almeriense Julio Gómez "Relampaguito" fue el segundo matador de toros que se doctoró en el coso de la avenida de Viles y el primero de los toreros almerienses que alcanza el grado de matador. Se lidiaron toros de la divisa del Marqués del Saltillo, siendo padrino Ricardo Torres "Bombita" y testigo de la ceremonia Rafael González "Machaquito".

AÑO 1.913- 3 de septiembre. Corrida extraordinaria. Se lidiaron ocho toros de la ganadería de Vicente Martínez, de Colmenar Viejo. Tomó la alternativa el diestro mejicano Luis Freg de manos del almeriense Julio Gómez "Relampaguito" en presencia de los diestros Antonio Pazos e Isidoro Martín Flores.

AÑO 1.953-18 de enero. Corrida extraordinaria. En el ruedo tres toreros de Almería. Tomó la alternativa Juan Luis de la Rosa de manos de Octavio Martínez "Nacional" como padrino de la ceremonia y Enrique Vera de testigo. Los toros pertenecían a la ganadería de Esteban Hernández y el toro de la alternativa de Juan Luis de la Rosa se llamó "Velador".

AÑO 1.957-27 de enero. Corrida extraordinaria. Fue la quinta alternativa en el coso centenario de la avenida de Viles. Se doctoró el novillero granadino Rafael Mariscal, siendo padrino de la ceremonia el matador almeriense Enrique Vera, lidiándose toros del hierro de Hermanos Ramos Dávila, con Juan Antonio Romero como testigo del evento.
Juan Luis de la Rosa
El almeriense Enrique Vera cede los trastos a Rafael Mariscal

AÑO 1.975- 28 de junio. En esta ocasión fue la segunda alternativa a Juanito Gimeno celebrada durante un festejo nocturno. Volvió a tomarla tras renunciar a su primera, recibida en Berja de manos de Miguelín el 12 de septiembre de 1.965.
Se lidiaron reses de la ganadería de Bernardino Giménez, actuando de nuevo como padrino el matador almeriense Enrique Vera y como testigo Ricardo de Fabra.

AÑO 1.984-25 de agosto. Cuarta corrida de Feria. En esta plaza se hizo matador de toros el murciano Manolo Cascales. Concedió la alternativa el diestro Rafael de Paula, cediéndole un toro de la ganadería de los Hermanos Romero, en la que actuó como testigo el matador Paco Ojeda. Como apoderado del diestro murciano en aquellas fechas, el ex-matador de toros almeriense Octavio Martínez "Nacional".

AÑO 1.999-23 de Agosto. Primera corrida del abono de Feria. Se doctora José Gabriel Olivencia, con toros del Puerto de San Lorenzo. Padrino de la ceremonia Enrique Ponce y testigo Julián López "El Juli". Olivencia tuvo una destaca actuación en el toro de su alternativa "Burgalesa" al que le cortó una oreja pese a que durante la lidia el toro le rompió la mano. En su segundo pese a estar lesionado lo que le mermó enormemente las facultades estuvo discreto.
Enrique Ponce otorga la alternativa a Jose Gabriel Olivencia en presencia de Julián López “El Juli”

*  *  *

alumnos_11.doc
ALUMNOS DE LAS ESCUELAS  TAURINAS DE ALMERIA
   
Antonio López "EL CHARRA” 
Nació el 27-11-1,983
Ingresó en la Escuela Taurina, el 11 de Noviembre de 1.998.
Debutó ante becerros cinco semanas después, el 27 de diciembre del mismo año en la plaza de Toros de Berja. Fue el ganador del trofeo a la Mejor Faena.
Hasta Junio de 1.999 solo intervino en dos becerradas, prohibiéndosele torear en otras ocasiones al no tener la edad que el reglamento taurino exige. La temporada del 2.000 no fue de especial incidencia en la trayectoria del joven aspirante.
Francisco José Ureña  "UREÑITA"                                             
Nació el 26 de diciembre de 1.982.
Ingreso como alumno de la ETA el 24 de abril de 1.998.
Debutó como becerrista en la Puebla de Vícar, el 14 de junio de 1.998.
Hasta el 10 de junio de 1.999 intervino en 12 festejos.
Su primer percance lo tuvo el 5 de julio de 1.999 en la plaza de toros de La Condomina en Murcia, al sufrir un fuerte revolcón que le provocó una conmoción cerebral.
Pese a que ha mantenido a fuerte ritmo su preparación, no ha tenido oportunidades para demostrar lo que puede dar de sí.
José Antonio Nuñez Pastor  "NUÑEZ PASTOR"
Nació el 14 de Octubre de 1.980.
Ingresó en la ETA el 6 de febrero de 1.988.
Debutó como becerrista en la plaza de toros de Berja, el 10 de marzo de 1.996.
Desde esa fecha y hasta el 10 de junio de 1.999 ha toreado 21 festejos con el balance de 31 orejas y 8 rabos.
Su percance mas serio lo tuvo en la plaza de toros de La Algaba (Sevilla) el 6 de junio de 1.998. Al entrar a matar el arpón de una banderilla le cortó el tendón del dedo pulgar. En los últimos años no ha tenido demasiadas oportunidades.
Cristina Hernández López   "CRISTINA HERNÁNDEZ"
Nació en Almería el 21 de febrero de 1.985.
Fue dada de alta en la Escuela Municipal Taurina el 1 de julio de 1.997.
Hizo su debut como becerrista el 12 de junio de 1.999 en la localidad granadina de Montefrío. Ha intervenido en las distintas clases prácticas llevadas a cabo por la Escuela Municipal Taurina Almeriense.
Emilio José González Castillo "EMILIO JOSE"
Nació en Almería el 28 de junio de 1.982.
Es otro de los destacados alumnos de la Escuela Municipal Taurina de Almería. Su aprendizaje en esta difícil profesión lo comparte con sus estudios de ESO. Ingresó en la Escuela Taurina Municipal el 10 de julio de 1.997. Hizo su debut el 16 de agosto de 1.998 en la localidad granadina de Montefrío con reses de la divisa de Antonio Núñez. Fue seleccionado durante 1.999, para representar a la Escuela Taurina de Almería en el ciclo de Festejos organizado por la Fundación Andaluza de Tauromaquia y la Asociación de Escuelas Taurinas de Andalucía que se celebró en la localidad gaditana de Tarifa.
Durante la temporada del 2.000 intervino en media docena de festejos y clases prácticas de la Escuela Taurina de Almería.
JOSE LUIS PLAZA GARCIA
Nació en Almería el 28 de agosto de 1.984. Ingresó oficialmente en la Escuela Municipal Taurina, el 1 de enero de 1.995. Anteriormente y desde mas pequeño acudía  a los entrenamientos en la escuela ya que su padre, José Luis Plaza es el coordinador docente. Debutó como becerrista ese mismo año en un tentadero en la ganadería jienense de Cetrina propiedad de Jerónimo Martínez.
Ha intervenido en todas las clases prácticas del centro durante los años 97, 98 y 99. En la temporada 2.000 representó a la escuela de Almería  en una clase práctica celebrada el 26 de marzo en Alicante junto con alumnos de esta capital, Benidorm y Puerto de Santa María.
Se debut vestido de luces se produjo el 10 de junio del 2.000 en la localidad granadina de Montefrío junto a López Usero y Cristina Hernández. Le cortó una oreja al becerro de Antonio Núñez Alventus. Esa temporada intervino en dos novilladas.
EMILIO LENTISCO 
Novillero almeriense nacido en Vélez Rubio el 27 de noviembre de 1.980.
Sin tradición taurina en el seno familiar, a los 13 años se despierta en el joven almeriense su afición a los toros. Su formación en esta dura profesión la lleva a cabo en la Escuela Taurina de Murcia que simultanea con sus estudios de bachillerato.
Debutó vestido de luces el 20 de julio de 1.998 en la plaza de toros de Guardamar del Segura en la provincia de Alicante causando una grata impresión.
En su localidad natal, Vélez Rubio, ha actuado en un par de ocasiones una de ellas alternando con Víctor Molina, El Melgo, Iván Sanz y el rejoneador Agustín Solano lidiando reses de la ganadería de Francisco Bojx.
Desde su debut ha intervenido en cinco festejos sin picadores. Su incorporación al servicio militar frena de momento la carrera de este joven almeriense inédito en la capital y actualmente un tanto desorientado ante las dificultades encontradas para poder seguir toreando. Esperamos que no se desanime y recupere nuevamente la ilusión, ya que junto a Juan García "Ruanillo" son los dos nuevos aspirantes a matadores de toros nacidos en Vélez-Rubio para tomar el relevo de los entrañables Curro Vélez y Juan Alascio.
Juan García García  "JUANILLO"
Nació en Vélez Rubio el 27 de septiembre de 1.980. A los diez años por motivos familiares marchó a Alicante donde actualmente reside, aunque una gran parte de la familia vive en la localidad almeriense con la que está estrechamente relacionado y en donde intervino el pasado día 17 de julio en un festejo de promoción.
Con apenas 15 años se despertó en él su afición al mundo de los toros, lo que hizo que formalizase su inscripción en la Escuela Taurina de Alicante donde tras unos años de intenso entrenamiento fue anunciado hace ahora un año para su debut.
Se vistió de luces el 18 de julio de 1.998, compartiendo cartel con Antonio Vergara, Fernando Villatoro, David Segura, José Antonio Duran y José Cuenca que se las entendieron con reses de la ganadería de Manuela Patón.
A lo largo de ese año ha intervenido en varias novilladas sin picadores obteniendo un importante éxito el pasado mes de mayo en la localidad manchega de Tomelloso.
Artista y valiente, sus paisanos de Vélez Rubio, especialmente la Peña Pepín Liria, tiene depositada en este joven novillero grandes esperanzas de que en un corto plazo de tiempo "Juanillo" forme parte de la pléyade mas destacada del escalafón novilleril. Como su paisano Emilio Lentisco no ha toreado todavía en la plaza de toros de la capital.

*  *  *

decadas_taurinas_3.doc
DECADAS UNA A UNA
Alborear de un nuevo siglo. Cuadrilla de Niños Almerienses. Relampaguito.
1.900-1.910
Abordar la Fiesta de los toros y toreros en una concreta etapa requiere, al igual
Que cualquier otra manifestación artística, contextualizarla en el espacio y tiempo que le tocó vivir. Máxime cuando en la década que nos ocupa amanecía una centuria cargada de esperanzas. Atrás quedaron mas sombras que luces. La máxima aspiración era restañar las heridas abiertas tras el desenlace, fatal desenlace, de las guerras coloniales. Cuba enterró el pasado esplendor de España en las Américas. Y lo que es peor, enterró hombres, muchos hombres y dineros del erario público.
No fue atinado el análisis de eminentes miembros de la “Generación del 98” en cuanto que la desmedida afición a los toros, y el flamenquismo imperante, había sido la causa de la degradación moral del noble pueblo ibérico y, por ende, factor importante en la derrota. Búsquese por otro lado las razones.
En España, la Regencia de María Cristina dio paso en mayo de 1.902 a su hijo el Rey Alfonso XIII. La Almería vivida por nuestros abuelos era una sociedad sustentada prioritariamente en la agricultura; mínima presencia del sector servicios; pesquería suficiente para el abastecimiento, aunque artesanal, y una minería concentrada en determinados cotos extractivos. El “Cable Inglés”, que pasado bastante tiempo el “Fuegovivo” pretendía “niquelar”, ofreció nuevas vías de salida a la producción férrica. Añádanle la exportación uvera y podrán deducir el relativo esplendor que cobró el puerto y la ciudad. No obstante, la tasa de desempleo era considerable, recurriéndose a la emigración como lenitivo del paro existente.
Familias acomodadas que procuraban llenar su tiempo libre en divertimentos varios: representaciones teatrales, zarzuelas, bailes de sociedad, círculos, liceos y juegos florales. La Semana Santa no gozaba del esplendor actual en su manifestación externa: solo procesionaba La Soledad y el Santo Sepulcro. Las capas populares, mayoría poblacional, iban por otros derroteros: Carnaval, Cruces y Mayas...Y singularmente varietés, flamenco y toros. Desaparecido el Teatro Principal y sin inaugurar el Cervantes, teniamos un excelente plantel de espacios escénicos, recintos cultos o Cafés cantantes: Apolo, Calderón, España, Lion d`Or, Méndez Núñez, Suizo, Universal o Variedades. Sin embargo, la feria de agosto seguía siendo faro y guía del atractivo anual. Detenernos en ella ocuparía mas espacio.
Arquetípico programa de Festejos-modelo que con pocas variantes se reprodujo el resto de las décadas-,sería el firmado en 1.901 por el alcalde José María Muñoz. Velada e iluminación del Real (Malecón de San Luís o bulervar) y paseo del Príncipe, procesión y Salve en honor  de la Patrona Santa María del Mar, actos cívicos- religiosos en recuerdo a los Mártires de la Libertad, bailes de sociedad y populares, cucañas, reparto de pan a los pobres, elevación de globos, fuegos artificiales, conciertos de la Banda Municipal, carreras de cintas, velocípedos y regatas en El Recreo y dos extraordinarias corridas de toros. “Bombita Chico” y “Machaquito” ( en la segunda se sumó José Palomar, que tomó la alternativa) con reses de la viuda del marqués del Saltillo y Atanasio Martín. En El Regional, El Duende, El Porvenir o El Investigador, los paisanos seguían la información cotidiana, aunque para la numerosa afiición existente era de obligada lectura las reseñas firmadas por “Chaquetilla” en La Crónica Meriodional.
Y ustedes se preguntara.¿Y de toros, qué?.Llevan razón, es hora de ocuparnos de nuestro tema. En el frontispicio del decenio, debía figurar esta leyenda.”La Fiesta giró alrededor de dos ejes motrices: “Cuadrillas de Niños Almerienses” y Relampaguito.
 El coso que diseñaran, en el “huerto de las Pencas”, los arquitectos Cuartara Casinello y López Rull- en sustitución de la obsoleta de Belén- lucía bonita y esplendorosa. “A los toros, a los toros, por un real les llevo”...voceaban los aúrigas desde sus landós y victorias.
 Bellas paisanas, huríes de ojos agarenos hermoseaban el panorama, embellecidas de claveles, jazmines y peinetas en el endrino cabello. Mantones de Manila prestando un colorido sin igual. Pero quien realmente reinaba en tendidos, gradas y andanadas, eran las botas de vinillo alpularreño o manchego, fieles acompañantes de las seculares meriendas. Trenes botijo desde Granada y vapores especiales procedentes de Orán y Cartagena. “Caballos, caballos• exigía el vociferante respetable, con escándalo incluido ( y rápidamente reprimido por la Guardia Civil o Municipal) si la cuadra no abastecía de suficientes jacos para ser corneados. Mozalbetes ocupando el albero y hostigando a la última famélica res en tardes de cartel modesto (en las de lujo el orden imperaba). Desde el principio de siglo, el banquero Gonzalez Canet era el propietario del circo taurino.
Al olvido pasaron Felipe Navarro o “El Tuerto Salas”, novilleros provinciales de cierto tirón. Ahora, al igual que ocurrió en media Andalucía, es tiempo y lugar de las “Cuadrillas de Niños”. Registramos la de Cristóbal Guerrero “ El Azafranero” y “Manganote”, pero quien realmente monopolizó el cotarro fue la dirigida por otro novillero local de la etapa anterior, Francisco Aloy Caldera. La encabezaban Francisco Moreno España y Amador López “Borinqueño”. Y Relampaguito, Tiroliri, Ciérvana, Fosforito, Cofresí y Correíta de subalternos. Tales troupes funcionaron a imagen y manera de las actuales Escuelas Taurinas, aún cuando tal paralelismo solo fuese en la faceta de enseñanza y aprendizaje; aquellas tuvieron una intensa actividad en plan profesional.
A titulo de anécdota digamos que los entrenamientos los llevaban a cabo en la planta baja, junto a cuadras y pesebres de caballerías y postas, del hoy desaparecido Parador de Martínez (dando puertas a las calles de Juan Lirola y Alcalde Muñoz).
Quede aquí testimonio de otros “niños” del momento: Antonio Viciedo “Veneno”, Adolfo Espinosa “Espinita”, Juan Viciedo “Venenito”, “Chicharrito”,Jerónimo Núñez, Andrés Núñez Vera, José Baeza “Baezita”, Francisco Sánchez “Saltitos” y Francisco Hernández. Mas adelante fueron reemplazados por otras “Cuadrillas” (Manuel Leal, Cuqui..) pero estas merecen ser narradas en el episodio siguiente. Al igual, por ejemplo, que la trayectoria de un Pepe Canet o Pastoret.
La andadura del decenio se inicó el 8 de agosto, con un mano a mano entre “Borinqueño” y “Relampguito”. Julio marcaría toda una década, brillantemente..igual que la marcaron los muy afamados diestros “Machaquito”, “Bombita”, Palomar, Lagartijo, Mazzantini, “Algabeño”, Fuentes, “Gallito”, Pastoret o Gaona. Y hierros tan prestigiosos como los de Saltillo, Martín, Villalón, Arribas, Adalid, Muruve, Conrado, Guadalest, Castellones, Salas o Concha y Sierra.
La estadística de la década totaliza 63 festejos; incluidas las dos corridas de toros que componían cada año el abono ferial.
Taquillas en el Café Suizo y pernocte, las figuras en el Hotel Continental o Londres. Los de menor cotización a la pensión Los Álamos o Los Arcos. Visita fugaz en 1.904 de Alfonso XIII, con Julio Gómez “Relampaguito” de sobresaliente de espada. Y el esperado 27 de agosto de 1.907. Tarde de gala, expectativas no defraudadas. La ciudad amaneció cubierta de pasquines. Y no era para menos. Alternativa de “Relampaguito”, toros del marqués de Saltillo. El toricantano recibiendo los trastos de Ricardo Torres “Bombita” y Rafaek González “Machaquito” ejerciendo de testigo en el rito.
Efemérides para la historia taurómaca. Un torero, el primer matador doctorado en la Almería de nuestros desvelos, encaramado a la fama. Lo dicho, gloria y honor para un humilde paisano que vio la luz primera en la calle El Encuentro, aledaña a la castiza plaza de Pavía: Julio Gómez Cañete, que supo llevar con gallardía el nombre del noble pueblo de Almería.

ANTONIO SEVILLANO


DECADA 1.910-1.920
Superamos el año 2.000 y un grupo nutrido y variado de aficionados traspasábamos el umbral del tiempo al adentrarnos en la década de 1.910 a 1.920.
Todo cambia, todo ha cambiado y es natural. Estos cambios en aras de una estética preciosista-ahora es cuando mejor se torea de todos los tiempos, se dice-demandado por un público festero poco instruido y nada exigente, ya que a través del tiempo van desapareciendo muy buenos aficionados y entendidos en el Arte de Cúchares.
También ha habido cambios en la lidia, algunas suertes han caído en desuso y otras han progresado desde la llegada a la Fiesta de los dos colosos de la torería, José Gómez Ortega “Joselito” y Juan Belmonte considerándose esta década como la Edad de Oro del Toreo.
Fue una de las épocas de mayor esplendor, se celebraron muchísimos espectáculos en la plaza de toros de Almería, tanto corridas de toros como novilladas picadas y festejos sin picadores.
Vamos a reseñar algunos de los festejos mas importantes en esta década. El 3 de septiembre de 1.911 nuestro paisano, Julio Gómez Cañete “Relampaguito” otorgó la alternativa al mejicano Luis Freg. Se lidiaron ocho toros de la famosa ganadería de los señores herederos de Don Vicente Martínez, de Colmenar Viejo (Madrid).
Otro hecho importante celebrado en este periodo, fue el debut en la plaza de toros de Almería de José Gómez Ortega “Joselito”. Joselito sustituyó a Juan Bemonte e impuso a Limeña, cayéndose del cartel nuestro paisano Julio Gómez “Relampaguito”.
En esta década hay que resaltar la corrida lidiada en nuestra plaza de toros el miércoles 26 de agosto de 1.914. Relampaguito sustituyó a Joselito y en esta misma corrida fue el debut en Almería de Juan Belmonte. El cartel se cerró con Francisco Posadas y las reses lidiadas fueron de la ganadería de Don Gregorio Campos, de Sevilla, antes duque de Braganza.
Curiosamente durante la lidia del sexto toro, cuando Juan Belmonte estaba realizando una gran faena apareció con su biplano sobrevolando la plaza, el arrojado aviador Demazel.
El jueves, 27 de agosto de 1.914, se repitió el mismo cartel con reses del hierro de la ganadería de Don Antonio Flores, de Sevilla. Los dos triunfadores fueron Julio Gómez “Relampaguito” y Juan Belmonte.
Y vamos con otro hecho significativo. Joselito mató seis toros de la ganadería de Guadalest el miércoles 6 de septiembre de 1.916. Fue la segunda corrida de la feria de Agosto. Según las crónicas de aquellas fechas, fue una de las mejores corridas celebradas en nuestra plaza de toros.
Finalmente de esta década sobresalió el festejo organizado el 8 de octubre de 1.916 en donde el paisano Julio Gómez “Relampaguito” mató en solitario seis hermosos toros de la ganadería de Don Pablo Benjumea, de Sevilla.
Relampaguito, obtuvo un gran éxito, cortando dos orejas y saliendo a hombros por la puerta grande.

JUAN AGUILERA


1.920-1.930
LA BELLE ÉPOQUE; DECENIO INTERESANTE E INTENSO
Aunque la afición estaba sólidamente consolidada y respondía fielmente casi todas las tardes, por razones que se me escapan desciende el número de festejos- un total de 59- respecto al igual espacio de principio de siglo. Y ello pese a que la intensa actividad de los tres últimos años del periodo estudiado maquilla la estadística. En 1.921 y 1.923 se dieron respectivamente, una y dos corridas de toros.
Década rica en aconteceres y vivencias. No olvidemos que en esta se produjo el agotamiento monárquico alfonsino, la implantación del Directorio primorriverista y se urdieron los mimbres que auspiciaron la II República. Europa había concluido su dramático conflicto bélico y se distendía en una amplia etapa entre dos guerras. Eran los felices años veinte, ávidos de diversión y olvido.
Almería goza de dos lustros expansivos en lo económico, definidos por los sociólogos como de prosperidad sostenida. Se recuperaron los mercados internacionales uveros y la minería del hierro se afianza. La Feria proseguía como ciclo lúdico por excelencia, concentrando el mayor índice de atracciones . Cierran los Cafés cantantes pero mantienen abierto el Apolo y Variedades, e inauguran el Cervantes, Trianón y Hesperia. El cine mudo se sonoriza y aparece en el dial provincial la primera emisora radiofónica; EAJ 18  Radio Almería-Texaco.
Comprenderán ustedes que abordar tal bagaje taurino es tarea harto difícil, no obstante vamos a tratar de resumirlas a modo de reseñas telegráficas. Festejos variopintos en que paritariamente se dieron vueltas al ruedo con devolución de prendas, junto a cornalones de hule, catafalco y entierro. La afición no salía de su asombro desde que un ejemplar del hierro de Ortega, “Bailaor”, se llevó por delante  en Talavera de la Reina a José Gómez “Gallito”. El gran Joselito murió y España se vistió de luto. Ante el luctuoso hecho cesaron de raíz las broncas entre los de “José y Juan”. Belmonte, “el Pasmo de Triana” quedó de dueño y señor. No fue el único desenlace fatal, claro está.
En cierta ocasión, un insensato importunó a Antonio Chenel momentos antes de hacer el paseíllo: “Que mala suerte maestro. Viví en Pozoblanco lo del pobre Paquirri y, además, me pilló en Colmenar lo del Yiyo”. “Antoñete” con una mala leche comprensible, le contestó: “ Y tú, mal nacido, nunca has ido a los toros a ver cortar orejas...”. Razón tenía el madrileño, pero el historiador tiene que ser notario de crespones negros y ovaciones. Y en la avenida de Vilches se cantó el gori gori la tarde del 1 de abril de 1.924. Un novillo de Sánchez Tardío mandó al otro mundo a “Manolé”. El entusiasta y prometedor granadino plantó un ramo de sangre frente al tendido del 6. Y el “Niño de la Corona” se escapó gracias a los avances de la cirugía, aunque todavía Fleming no hubiese inventado la penicilina. Toquemos madera y pasemos a los triunfos.
Bien pudo recitarle Pepe Marchena su “Romance a Córdoba” a Antonio Cañero. En la feria de 1.925 pudo contemplarse por primera vez en nuestra ciudad evolucionar “jacas con corazón”. En dos tardes se lució el rejoneador cordobés, alternando ¡Ojo al parche¡ con Antonio Márquez, Marcial Lalanda, Juan Belmonte y “Algabeño”. Márquez se retiraba de los ruedos, su emparejamiento con Concha Piquer sería inminente. Pero para triunfos, los del paisano Relampaguito...y eso que, prácticamente retirado, excepcionalmente abandonaba su parral de Alhama para bajar a la capital en el mes de agosto. De diez años, solo en dos dejó de comparecer, antes de que en 1.930 se cortase la coleta. Aparco los pormenores de sus hazañas para una futura biografía...¡Cuantas veces lo llevaron a hombros desde la plaza a su domicilio de la calle Restoy¡.
¿Cuándo se atreverá alguien a meterle mano a la historia del Hotel Simón?. Lo digo porque de las mil y una anécdotas vividas entre sus paredes mas de uno se sorprendería. Puestos a pedir, y a riesgo de ser tildado de nostálgico, que bonito resultaría recuperar la tradición del desfile al finalizar las corridas en dirección al Paseo (entonces del Príncipe). Sería momento de evocar  la salida en volandas, en olor de multitudes, hasta el Simón, a nombres señeros que dieron gloria a la Fiesta. Saleri, Domingo Dominguin, Gitanillo de Ricla, Valencia I y II, Pastoret, Maera, Barajas, Bejarano, Ignacio Sánchez Mejias, Juan Belmonte, Lalanda, Posadas, Antonio Márquez, Zurito, Niño de la Palma, Chicuelo, Martín Agüero, Cagancho, Rayito, Gitanillo de Triana, Félix Rodríguez, Enrique Torres, Vicente Barrera, Armillita, Nicanor Villalta...Todos cubrieron, algunos repitiendo, en el abono agosteño de la luminosa ciudad mediterránea. Y que conste que me refiero exclusivamente a matadores de alternativa. De los novilleros que aquí debutaron, posteriormente encabezando carteles postineros, dan fe los hermanos Manolo y Pepe Bienvenida.
Y si me preguntan por las divisas lidiadas, les ruego que tomen nota ( y que conste que no regentaba la Casa Chopera): marqués de Llens, Santa Coloma, Villalón, Pozo, Antonio Flores, Sánchez Rico, Gamero Cívico, Felipe Bartolomé, Alipio Pérez Tabernero, Pablo Romero, Celso Pellón o Montalvo..¿Hay quien de más?. Desde tiempo atrás vengo escuchando que de nunca la afición almeriense ha sabido valorar al “toro toro”...cosas veredes Sancho.¡ Cuantos tópicos, y cuanto desconocimiento¡ Citadas ya tamañas figuras, sería imperdonable por nuestra parte no detenernos en el huercalense (aunque nacido en la emigración en Orán) Francisco Ferrer “Pastoret”. Torero valiente donde los hubiese, hizo el paseíllo, en su condición de matador (después renunciaría a la alternativa, regresando al campo novilleril) en la feria de 1.923.
Pastoret. Un accidente de automóvil segó su vida en 1.927. Igualmente seriamos injustos si no dedicásemos un recuerdo a la novillería andante: Pepe Canet, Antonio Oller, Julio y Miguel Gómez “Relampaguito I y II”, Pepe Alcántara, Manuel López Villanueva “Caravieja”, el malagueño afincado entre nosotros Andrés Merida, al alhameño Tomás Martínez “Martinito o Chatillo de Almería” o a Juan y Manuel Leal “Lagartija I y II”. Sin dejar de lado a dos personajes entrañables: Enrique Cruz “Niño de la Macarena” y Manuel López Iguiño. El primero debe su apodo artístico al bar de la calle Real donde prestó servicios de camarero. La Macarena ( esquina a la plaza del Lugarico) era lugar de encuentro de flamencos y de la torería marchosa, independientemente de punto obligado al “cante por Saetas” al procesionar La Soledad o Santo Entierro (años hubo que, entre broncas, parroquianos y penitentes se enzarzaron a ciriazo limpio). El segundo anduvo en boca de Coplas: “Donde está el café Suizo/ donde Iguiño me convidó...”, Fue el promotor de la que debemos considerar primera Escuela Taurina: Villa Rosa. Venta y coqueta placita para solaz de aspirantes a la gloria enclavada en la carretera de Granada, junto al fielato. Clausurada en junio del 34, fue reabierta por Francisco Andujar “Ciérvana” en 1.940.
El último párrafo deber en homenaje a la plaza de toros que actualmente disfrutamos en la avenida de Vilches. Desde su inauguración allá por agosto de 1.888 ha acogido, como no podía ser de otra manera, la totalidad de los festejos, mayores o menores, que en nuestra ciudad se han aplaudido...y sufrido. Pero, también, marco idóneo de infinidad de espectáculos de la mas variada condición, con nota sobresaliente para el Flamenco. Allí se enseñoreó el Arte Andaluz desde que en la noche del 25 de julio de 1.927 debutó una compañía de Ópera Flamenca. Sobre el escenario instalado en su ruedo desfilaron cantaores, guitarristas y bailadores tan carismáticos como Niño Marchena, Manuel Escacena, Canario de Madrid, El Estampío, El Pena, El Mochuelo, El Tripas o La Gabriela.
Es de bien nacidos agradecer a la familia Cuesta González sus desvelos por mantenerla tan bella como una mocita en flor.

ANTONIO SEVILLANO


1.930-1.940
NI LA GUERRA CIVIL PUDO CON LOS TOROS
La década de los treinta, y tras la llamada edad de oro del toreo, no fue ni mucho menos desdeñable pese a la guerra civil.
La década de los treinta contó con un pléyade de toreros de gran categoría, algunos de ellos provenientes de la anterior, como es el caso de Juan Belmonte, que se despidió poco antes de la guerra civil, y que después volvería como rejoneador.
En los años treinta destacaron figuras de una talla importante. Rafael Gómez Ortega “El Gallo”, Antonio Márquez Serrano, Marcial Lalanda, Nicanor Villalta, Manuel Mejias “Bienvenida”, Francisco Vega de los Reyes “Gitanillo de Triana”, que resultó cogido en Madrid en 1.931 y que fallecería como consecuencia de las heridas un año después, Domingo Ortega, y otros muchos que no alcanzaron la fama de los citados, que como puede apreciarse formaron un amplio abanico de figuras.
Para nuestra tierra no fueron tampoco malos años en cuanto a toreros, y fueron numerosos los novilleros, que surgieron en aquellos años anteriores y en post guerra, e incluso en la propia contienda.
En 1.930 se retiró el mas longevo de los toreros almerienses Julio Gómez Cañete “Relampaguito”.
En la década de los años treinta hay que significar a Pepe Canet, Antonio Oller, Pepe Guerrero, Pepe Alcántara, Rafael Piqueras, Manuel López Villanueva “Caravieja”, Damián Ramón  y reseñar también en su aspecto trágico, la muerte del banderillero López Iguiño en 1.934 cogido violentamente en una novillada.
Hecho significativo de los años treinta, fue el festival organizado por el sindicato de Banca y Bolsa a beneficio de las milicias populares en agosto del treinta y seis, celebrado en la plaza de toros de Almería, en plena contienda civil. Finalizada la guerra, se celebró una corrida de toros en el coso de la avenida de Vilches en la que intervinieron Antonio Posadas, Rafael Vega de los Reyes “Gitanillo de Triana” y Diego Laynez.
Tras la guerra civil, la fiesta de los toros vuelve a alcanzar tonos de gran brillantez, aunque con un tipo de toro muy distinto al anterior, y con el nacimiento de dos figuras que sobresalieron sobre los demás y con dos estilos bien distintos: Manuel Rodríguez “Manolete” y Pepe Luis Vázquez.

DIEGO GARCIA MORELL

1.940-1.950
MALOS TIEMPOS PARA LOS TOROS
Eran malos tiempos para el país, la guerra civil había asolado España, dejando tras de sí una estela de hambre, miseria y ruina. La Fiesta Taurina no podía quedar al margen de esta situación, se hubo de sacrificar todo e ganado bravo, para abastecer a una población civil hambrienta, por lo que las ganaderías quedaron seriamente diezmadas. Hubieron de pasar años, para que el ganado llegase a unos límites mínimos de aptitud para la lidia, pero pese a tantos inconvenientes se consiguió salir adelante por el gran esfuerzo de los ganaderos.
Debido a esto, en esta década se torea ganado pequeño, aunque algunos periodistas y aficionados, creen ver tras esta aparente moda, la mano de la gran figura taurina de la época Manuel Rodríguez “Manolete”. Yo como aficionado, y conmigo una gran parte de la afición, entendemos que Manolete, uno de los toreros mas honestos y honrados que han existido, no incidió en esta situación, que se debió al momento histórico y no a la presión de ningún torero por muy figura que este fuese.
Almería, como es lógico participaba de la situación antes descrita. Era una población pequeña, pero que vivía la Fiesta Taurina con gran intensidad y emoción. Los días de corrida todos los aficionados nos agrupábamos en el Café Español, donde se ubicaban las taquillas, y allí empezaban las charlas sobre las corridas del día. A las cuatro de la tarde, en el Paseo, frente a Correos se formaba la banda municipal de Música. Desde allí se dirigían hasta la plaza interpretando pasodobles y haciendo que todos participásemos fueran o no aficionados. Digno de mención es resaltar también, que el desencajonamiento de los toros se hacía cara al público para que los aficionados que llenaban los tendidos a rebosar, viéramos como era el ganado.
Colorista era así mismo el desfile de los coches de caballos en los días de corrida, adornados con el típico mantón de Manila, que empezaba en la puerta de la plaza de toros de la avenida de Vilches, seguía por la calle Granada, Puerta de Purchena, Paseo y Plaza Circular ante el regocijo del público que abarrotaba las calles y cafés. Todo esto hacía que en los días de corrida, la Fiesta Taurina se impregnase en la vida social de la ciudad.
En la década de los años cuarenta destacan grandes figuras como Domingo Ortega, Gitanillo de Triana, Juan Belmonte, Parrita, Luis Miguel Dominguín, etc..pero el grande entre los grandes fue Manuel Rodríguez “Manolete”.
Su muerte en agosto de 1.947 fue un mazazo para todos los aficionados. Para mi, significó un impacto tremendo, me parecía terrible.
 Manolete muerto. Nadie lo podía creer. Cuando la noticia llegó a Almería, los aficionados intentaban recabar mas información alrededor del Café Español.
Recuerdo como los taquilleros pusieron el cartel con la muerte del torero y con el nombre de su sustituto para el día 29. Agustín Parra “Parrita” fue el designado para completar el cartel donde figuraban Gitanillo de Triana y Juanito Belmonte.
Belmonte, impresionado por la muerte del gran Manolete anunció aquí en público, que no se volvería a vestir de luces.
Para ilustrar lo que significó Manolete en la Fiesta, basta señalar que si los precios de las entradas oscilaban en Almería por esas fechas, sombra entre 30 y 40 pesetas y sol de 15 a 20 pesetas, el año 1.947 en que murió Manolete, la corrida que debía torear en la capital, las entradas subieron en sombra de 100 a 125 pesetas y sol a 55 pesetas.
Tras conocerse la muerte del califa cordobés, se vendieron a mitad de precio. Para muchos, entre los que me cuento, Manolete fue inigualable.
En el coso de la avenida de Vilches se vieron en esta década muchos festejos taurinos, pero si debo señalar el mejor, para mi fue la corrida de toros celebrada el 25 de agosto de 1.944 en un cartel formado por Domingo Ortega, Manuel Rodríguez “Manolete” y un adolescente de 17 años llamado Luis Miguel Dominguín, que había tomado la alternativa el día 2 de ese mismo mes en La Coruña.
Los toros lidiados pertenecían a la ganadería del conde de Ruiseñada. Este fue el balace. Domingo Ortega cuatro orejas y dos rabos. Manuel Rodríguez “Manolete” cuatro orejas y dos rabos. Luis Miguel Dominguín, cuatro orejas, dos rabos y una pata.

ANTONIO NÚÑEZ DOMINGUEZ


1.950-1.960
SIMPLES RECUERDOS...
Hay una Almería antes y después de unas determinadas fechas. Los años son los encargados de marcarnos esas fronteras. Y allá por aquella década de los cincuenta a los sesenta se me pierden un poco las cosas. Hay que recurrir a las hemerotecas, porque las cosas han cambiado. Unas para bien y otras lamentablemente para mal. Se cargaron aquella Almería de casa de una y dos plantas, tres eran un lujo. Sin tejas, con terraos blancos que herían la vista. Se cargaron aquella Almería, pueblerina, si somos sinceros, pero que tenía el encanto especial de las ciudades tranquilas.
A lo largo del año nos debatíamos entre el colegio y jugar en la calle. Los jueves descanso de clases, unos a jugar al campo de Los Arcos, al campo Naveros o a Las Chocillas, donde los hermanos de La Salle nos llevaban de paseo. Los domingos eran otra tema.
Ropa limpia, zapatos brillado y tras la misa, a pasear. Unos al Parque, otros al Puerto o sencillamente al Paseo. Había que sacar la entrada numeradas para el Hesperia, Cervantes o Apolo. Si eras afiliado a Educación y Descanso te costaba mas barato.
Algunos, los mayores, jugaban al billar en el Español o el Colón y pare usted de contar, quizás algún guateque en casa de los amigos, esperando y soñando con el verano. El regreso de los que estudiaban fuera-Granada y Madrid eran sus puntos de destino- animaba las calles. San Miguel, El Diana, Zapillo, Villa Antonia o la Arenica Blanca se poblaban de bañistas.
El mes de agosto se ansiaba como agua de mayo, porque se empezaban a oír qué festejos habría en honor de la virgen del Mar. El aficionado a los toros ponía sus ojos en los carteles. Por los primeros años Balañá era el empresario, hasta que bien avanzada la década no llegó la familia Martínez Elizondo que cambiaría de manera importante los festejos taurinos. Solo una novillada y dos corridas de toros. Como complemento el clásico espectáculo cómico-musical: Galas de Arte-Carrusel del inolvidable Rafael Dutrús “Llapisera” y posteriormente El Empastre. ¿Se acuerdan?..!!Qué magnífico espectáculo!!.
La provincia entera prácticamente se desplazaba ese día y tras la procesión de la virgen, todos para arriba. Era un desfile de gente de toda clase social. Y para desfiles los que se organizaban tras las corridas de toros...”Al finalizar el espectáculo se celebrará el tradicional desfile de coches de caballos”. Y había como se dice popularmente..!Tela! Las paradas estaban en el inicio de la rambla de Obispo Orberá junto a la Puerta de Purchena y en la plaza Conde Ofalia. En esas fechas era el medio mas popular para ir de un sitio a otro en la ciudad. Hoy en día creo haber visto dos o tres situados en la plaza Circular para el turista que quiera sentir la nostalgia del paseo placentero por las calles del casco histórico.El ambiente taurino tenía varios puntos de cita. El Imperial, El Puente de Hierro, La Flor de la Mancha, El Puerto Rico, ElQuinto Toro, Café Español...y algunos mas que se pierden con los años. Las taquillas de los toros estaban situadas en el Café Español y las colas, como ahora, diarias. La compra-venta estaba a la orden del día. Los mas jóvenes nos apostábamos en la puerta del hotel Simón para ver la llegada o la salida de las figuras del momento.
Había un acto que se esperaba con deleite: El desfile de la banda municipal de música camino de la plaza de toros. Paseo arriba desde la esquina de la calle Lachambre, ya que el café Colón también era punto de cita y por la Puerta de Purchena, rambla de Alfareros arriba, calle de Las Cruces hasta llegar a la plaza de toros. Acompañar a la banda de música era un rito en la grey infantil.Los nombres del maestro Rivera o Leseduarte están en la mente de todos. Eran unos personajes realmente fenomenales.Las tertulias de copas de los mayores, aparte de los puntos anteriormente mencionados, se expandían por otros bares de la ciudad, hasta el momento de ir a tomar el café y el helado antes de acudir a los toros. Los helados de turrón, de leche merengada, vainilla, o el clásico blanco y negro eran los mas solicitados. Y totalmente caseros. Nada de camiones frigoríficos traídos de fuera. El Café Colón y El Español tenían sus propios maestros elaboradores. ¡Qué ricura de helados!
La información taurina tenía tres firmas. En la radio, “Cárieles” y “Uno del Uno”, en la prensa “Martimar”.Se limitaban a la información. No había tertulias como ahora. Esas las realizaban grupos de aficionados que tenían sus puntos de cita fijos y a las que de manera casi escondida acudíamos los que ya sentíamos por aquellas fechas el gusanillo de la afición.
Íbamos simplemente “a aprender”.
A la mitad de esta  década, las Fiestas de Invierno de Almería nos trajeron en el mes de enero una novillada y una corrida de toros. Y había festejos en abril, mayo y en julio, fundamentalmente para noveles. Se me pasaba...ya se llevaban en esos años merienda a los toros, pero mas ligeras. No había llegado aún el boom económico. Seguíamos el ritmo de la vida, una vida mas placentera, sin grandes aspiraciones. Vivíamos y seguímos viviendo en la que fue
llamada “La otra Andalucía”.

LUIS CRIADO

                                         
1.960-1.970
TOROS EN HOLLYWOOD
Alain Delon se pasó de listo y la Policía, que no se lo pensaba dos veces, le pegó “una guantá”. Porque el gabacho, acompañado de Anthony Quinn, se empeñó en pasar al tendido 3 en plena corrida; la Policía, lógicamente, no lo dejó: el divo no se avino a razones y la Policía pensó que la letra, con sangre, entra.
Y, mientras, ajenos a la desgracia de su compañero chuleta, en la barrera del 4, Charles Bronson, Jasón Robards y La Flaca disfrutaban de la corrida, junto a Fernando Lamas y Esther Willians en la contrabarrera, como antes lo habían hecho Raquel Welch y Tom Gries, emocionados ante el debut como novillero de su paisano Henry Higgins-¡Dios, qué paliza le dio el toro al pobre “guiri”-alternando con Vaquerito y Pedruelo.
Porque en los años sesenta, Almería era Hollywood y lo mismo se tomaba usted una cerveza junto a Marcello Mastroniani-vestido de blanco y teñido de panocha-en la terraza del Costasol, que le ayudaba a subirse al caballo a Brigitte Bardott, que le daba un duro a Claudia Cardinale en la cuestación del cáncer, que oía los ensayos del “Strawberry Fields” que John Lennon y Ringo Star componían en Almería, mientras el primero hacía la guerra a las órdenes de Richard Lester, qué podía usted tomar café en el kiosko del 18 de julio con el doctor Don Domingo Artés,-mi querido tito Mino-, Anthony Quinn y Anthony Quayle, antes de irse a la plaza para ver a Paco Camino, El Viti y José Fuentes-la corrida de la apoteosis, de las 12 orejas y 4 rabos-Curro Romero, Antonio Ordóñez, Diego Puerta, Fermín Murillo, Julio Aparicio, Jaime Ostos, El Cordobés, Juanito Gimeno y El Platanito- émulos taurinos de los Beatles y de Sansón- Antoñete, Alfredo Leal, los Girón, Joselito Huertas, El Puri....
Todavía no se había instalado el Observatorio de Calar Alto, pero ya entonces había en Almería mas estrellas que en ninguna otra parte del mundo. Estrellas de carne y hueso, estrellas del cine y de los toros que se admiraban recíprocamente en directo, y a las que usted podía elegir entre verlas en el cine o en la plaza o, simplemente, tomándose unos vinos en Casa Puga, en el Imperial, en el kiosko Amalia o en el Club de Mar...o- a las estrellas taurinas me refiero- toreando o llevadas a hombros hasta el hotel Simón entre los coches- muchos de ellos de caballos- que subían y bajaban el Paseo en un desfile en el que, esas estrellas oficiales, quedaban eclipsadas por las guapísimas mujeres de Almería vestidas de gitana y luciendo sus mantones de Manila y madroñeras, y a las que intentábamos convencer luego para que vinieran al guateque de turno- a ser posible, en plena beatlemanía, con algún pasodoble taurino para bailar agarrao- o ir juntos a las cenas de la Alcazaba o de la Terraza del Casino o del Club de Mar o que nos acompañara hasta “El 120” a pedirle un autógrafo a El Cordobés mientras se cenaba unos huevos fritos con su cuadrilla o, al fin, irnos juntos a la noria, el tren del Miedo y los coches de choque de la feria del parque.
En los años sesenta, el cielo era mas oscuro. Porque las estrellas estaban en la tierra y, casi todas, en Almería. Almería en los años sesenta, era una Fiesta: la Fiesta de las estrellas.

FAUSTO ROMERO


1.970-1.980
MAS SOMBRAS QUE LUCES
Después de la tempestad viene la calma. Salíamos de una etapa taurina espectacular y revolucionaria para adentrarnos en una década de transición, aunque con mucho que contar. La fiesta había cambiada integralmente. Los rancios y clásicos aficionados clamaban al cielo, cuando veían salir un toro hecho a medida del torero, que no comulgaba con la ortodoxia establecida a través de etapas fundamentalistas.
A principios de la década, venían dando sus últimos coletazos figuras consagradas. Antonio Ordóñez, Diego Puerta, Paco Camino... y la sorprendente y necesaria despedida de Manuel Benítez “El Cordobés”, marcaron con su decadencia los primeros años de este periodo. Por detrás venían empujando con fuerza y juventud, Manzanares, Dámaso, Capea, pero sobre todo Francisco Rivera “Paquirri”, dueño y señor indiscutible del periodo que nos ocupa. Otros se mantenían como podían, como es el caso de Palomo Linares, que cayó al vacío después de cortar el famoso rabo en Las Ventas en 1.973. El espectacular Curro Romero formaba pareja con el no menos espiritual e incierto Paula. Ambos habían creado ese toreo dramático y sensacional que quedará por los siglos de los siglos.
También es destacable en este veloz recordatorio la reaparición de Luis Miguel Dominguín, que en los primero años de esta época recorrió las ferias más importantes del país, llegando a pisar por supuesto, nuestra plaza el 26 de agosto de 1.972 en una corrida no muy afortunada, pues se produjo la muerte de un espontáneo, última corrida en Almería.
Si nos centramos en la historia local, debemos decir que hubo mas sombras que luces. El relato hay que empezarlo con la desaparición del doctor Domingo Artés en 1.970, hecho que caló profundamente en los aficionados de la época. Ya es sabida la influencia, no solo en la enfermería de la plaza, sino en el mundillo taurino almeriense del querido médico.
Los recursos humanos taurinos escaseaban. Los alumnos de aquella escuela formada a principio de los sesenta, habían dado la desbandada. Vamos a nombrar a los más destacados: Ramón Magaña cambiaba los trastos por los cubiertos, si bien es cierto, nunca abandonaría, pasando posteriormente al mundo de la plata (sino de los toreros almerienses) para seguir deleitándonos con sus espectaculares pares de banderillas y “meneos” por la plaza. Eduardo Marín colgaba su traje de luces a principios de la década para dedicarse a colaborar con la empresa Chopera y a sorprendernos con sus comentarios llenos de sabiduría, en las tertulias punteras de la ciudad. José Antonio Martín gestaba la que sería la Escuela taurina del centenario, que tantas alegrías ha dado a la afición almeriense.
En esta década hay que hacer una mención especial a dos toreros almerienses que sobresalieron a las dificultades que planteaba la época en el panorama taurino: Antonio Márquez Guirado y Juan José Almería, que no era otro que Juanito Gimeno, destacada torero almeriense de los años sesenta.
Antonio Márquez fue la única promesa almeriense de todo este tiempo. Tras torear mas de cuarenta corridas sin caballos, se presentó en Almería el 2 de abril de 1.972 con picadores, toreando ese mismo año la tradicional novillada de la feria. En los primeros años de la década, repetiría las mas importantes novilladas que se celebraran en la capital. Pero ante las dificultades decidió cambiarse el oro por la plata. Esta decisión fue acertada, pues no solo significó su lanzamiento en el panorama taurino nacional como uno de los punteros, sino que sirvió para abrir las puertas a banderilleros almerienses en los difíciles círculos taurinos de los mas altos niveles. En la actualidad Antonio Márquez es el director artístico de la Escuela Taurina Municipal.
Juan José Almería era el segundo pseudónimo taurino de Juan Gimeno Valdivia. Con anterioridad, como Juanito Gimeno, había renunciado a la alternativa. En la década que nos ocupa, Juan Gimeno decidió emprender de nuevo el camino en el escalafón de los novilleros. Es en 1.973 cuando toma la decisión y torea varias novilladas con picadores, lo mismo que al año siguiente. En 1.975, en una corrida
nocturna volvió a tomar de nuevo la alternativa, esta vez, de manos de su paisano Enrique Vera, con Ricardo de Fabra como testigo. Esta segunda etapa no fue tan triunfal como la primera, por lo que decidió dedicarse a la organización de festejos en los que esporádicamente actuaba. Desapareció tristemente en un accidente en 1.986.
La década de los setenta no aportó nada nuevo al toreo. En nuestra tierra se vivieron estos años de transición sin hechos destacables ni memorables.
Como siempre, los diez últimos días de agosto, Almería se volvía taurina. Aún lo hacía tímidamente. En las diez ferias del periodo que tratamos ocurrió lo de siempre. Plaza fácil, por la que pasan todas las figuras, y lo hacen de tránsito durante la vorágine agosteña. Público cómodo, muy divertido, y con autoridades complacientes y poco exigentes, asesoradas por Canet, Chatillo de Almería y Juan Luis de la Rosa.
Ni siquiera se estaba gestando en estos años la explosión que ocurrió en años posteriores , ya adentrada la década de los ochenta.
No existían peñas y las tertulias surgían esporádicamente. Los santuarios donde se reunían los buenos aficionados eran “El Quinto Toro” con Juan Leal al frente y “El Brindis” en torno a Juan Luis de la Rosa. Lo acontecido en la plaza durante esta etapa figura en los documentos gráficos e históricos de tres aficionados ejemplares: Fernando Díaz, Julio Rodríguez y Ramón García Carrique.
La casa Chopera cumplía con la afición de la tierra. Por entonces organizaba nuestra Feria, Antonio Ródenas, gerente de la misma. Manuel Martínez Flamarique, aparecía puntualmente en algunos festejos sueltos. El representante de la misma era Ulpiano Díaz, que ya utilizaba como brazo derecho a Baltasar González “Tata”,que lo sucedió en el cargo.
La prensa local de la época estaba ocupada principalmente por Juan Martínez “Volapié”, Francisco Medina “Uno del  Uno”, ambos realizando su trabajo en la prensa escrita, y Francisco Bernabeu “Pacorro” que era titular taurino en las ondas de Radio Popular, haciendo las retransmisiones de todas las corridas de la feria en directo.
En definitiva, podemos calificar este ciclo de los años setenta como una fase de transición, sobre todo a nivel local, con muchas sombras y pocas luces, eso sí, en posesión de auténticos e ilustres aficionados almerienses.

PACO BERNABEU


1.980-1.990
UN INSTANTE
La tauromaquia como cualquier otro fenómeno, se debate siempre entre la observancia de formas y principios y la evolución. No es posible torear como ya se ha toreado, pese a que los modelos se copian permanentemente. Al final se acaba por reinterpretar el toreo cada temporada.
Este proceso no solo se produce en la actitud de los toreros. Sino que también afecta a la cabaña brava y, muy especialmente, al público. Se puede constatar que los crónicas taurinas han evolucionado, a la par que el arte de Cúchares cumple primaveras en la Maestranza o en Las Ventas y agostos en la Feria de Almería.
A mediados de los años ochenta, la reaparición de dos toreros de tanta veteranía como clase marcaron un punto de inflexión en la fiesta. Manuel Vázquez y Antonio Chenel “Antoñete” derramaron por los alberos una página de toreo áureo, esencial. Los dos maestros despertaron en un aparte de la afición el impagable ejercicio evocador del toreo de siempre.
Para la Almería taurina, agazapada todavía en el complejo de la plaza de segunda, demandaba toreros triunfadores, orejas y puerta grande. La exigencia del toro verdadero se hacía sitio en el tendido con el gesto contraído aún en la merienda. Casi nadie se imaginaba entonces que la feria almeriense llegara a alcanzar el prestigio que actualmente disfruta.
El coso de la avenida de Vilches caminaba ya el último trecho de sus cien años y la afición quería ser mayor de edad.
Pero antes de que llegara el centenario de la plaza en 1.988, Vázquez y Antoñete se echaron encima el peso de la historia del toreo. Llegaron a Almería con los trastos cargados de sabiduría y depurada estética. El “efecto Curro Romero” planeaba sobre ellos como un fantasma ridículo.
Pero las distancias, la forma de coger la muleta, la lentitud, la postura, el temple...convirtieron a los dos supervivientes en referencia para el escalafón, en cátedras vivas de la torería. De ahí en adelante a los toreros jóvenes, a los simples aspirantes les dio por torear en serio.
El relevo permanente es otra de las constantes de la Fiesta. Los nombres de los toreros van subiendo poco a poco en el orden de la lidia expresada en los carteles. Pero la muerte, también entra en juego. Y entonces, el mas antiguo permanece y el joven torero, quizás la promesa de maestro, se borra de los carteles y le toca al mas antiguo seguir en esto del toro.
La tarde del 30 de agosto de 1.985 la afición almeriense comentaba después de la corrida la luctuosa noticia. Un toro había matado al Yiyo en la plaza de Carabanchel, delante de su mentor taurino Antonio Chenel “Antoñete”. A renglón seguido, el maestro madrileño estaba anunciado en el coso de la avenida de Vilches. Impresionados por la muerte de un torero casi niño, algunos sostenían que Antoñete no podría hacer el paseíllo en la plaza almeriense. Pero si vino. Los nervios y el color demudado compartían sitio en el ruedo. Se había invertido el orden cronológico de la nomenclatura taurina. El joven ya no vendría más, el veterano tenía que salir al ruedo, aún con la retina encogida por la imagen de José Cubero pendiendo del asta mortal.
Y si el toreo de Antoñete era la  verdad. La verdad casi científica de la tauromaquia la verdad romántica de su vuelta obligada a los ruedos, el trance de la muerte del Yiyo fue la síntesis de toda la verdad del toreo.
Antoñete, en aquella feria de agosto de 1.985- en el mismo ecuador de los ochenta- toreó el toro irreal de la muerte de El Yiyo en la plaza de Almería. Brindó al cielo y sintió de cerca la funesta amenaza, cuando su primer enemigo se le coló entre la bamba de la muleta. El sol de agosto tampoco tuvo piedad aquella tarde y más de uno quiso abandonar la plaza en ese momento.
Fue solo un instante. Hubo también otras cosas, como la brutal cogida de Manili, la frágil elegancia de Curro Vázquez, el porte de Paula con el vestido goyesco, la fuerza de Julio Robles que se rompió tan lejos-en Francia-, aquel Manzanares pletórico y la sequía de toreros almerienses que no se mitigaría hasta la década siguiente. Pero aquella tarde del 31 de agosto de 1.985 hubo un instante para no dejar de venir a los toros. O para que no fuese necesario volver.

JACINTO CASTILLO


1.990-2.000

ANTE UN NUEVO SIGLO
Mis primeros pasos como cronista taurino empiezan a finales de los ochenta, cuando Miguel Ángel Blanco- delegado entonces de Ideal en Almería- me habla de hacer la información, ante la imposibilidad por enfermedad de José Cortés (q.e.p.d.) de venir de Granada. Desde entonces hasta ahora muchas cosas importantes ante una afición que me viene de pequeño- tanto la de escribir como ver toros-. No quisiera olvidar a aquellas personas que, según dicen, en la plaza de Viator y cuando tenía dos o tres años me enseñaban revistas taurinas como “El Ruedo” en los que trataba y, dice, adivinaba los nombres de los diestros de aquella época. Hombres que no están como Cristóbal Clemente, Francisco Cazorla o mi tío Pepe García. Con ellos empecé a entrar, con un abono de andanada, no fallando desde entonces y van casi treinta años.
Hecho el apunte, la década de los noventa la he vivido, como cronista taurino, con la satisfacción de haber visto a los mejores toreros. Está claro que a Almería siempre han venido los mejores, por escalafón y por simpatías, porque uno, aunque no deba, tiene a sus toreros favoritos, esos que transmiten, que son capaces de ponerte el vello de punta. También ver el nacimiento de estrellas, no porque hayan hecho su primera gran faena en Almería, sino porque aquí, como en otras tantas plazas, hemos tenido la ocasión de ver faenas para el recuerdo, no solo del público que acudió ese día a la plaza, sino que el propio diestro la ha hecho suya para mantenerla en el recuerdo.
Entre las mas destacadas, sin duda, las protagonizadas en 1.998 y 1.999 por José Tomás.
El madrileño marcará época y su toreo quedará en el recuerdo. Precisamente, ahora me viene a la mente lo que decía el maestro Juan Luis de la Rosa, en un acto organizado conjuntamente por las peñas Jueves Taurinos y Círculo de la Amistad para premiarle por sus grandes faenas en el coso de la avenida de Vilches. El maestro le recordaba que había visto a Manolete, Bienvenida y Ordóñez, pero “como tú, ninguno”. Cierto es que José Tomás es, para mi, el primero del escalafón por su forma de ejecutar el toreo, es un “dictador” con la muleta porque es el toro el que está a merced de él y no al contrario, como otros muchos hacen.
No es menos cierto que otros toreros, con continuidad a la hora de encadenar faenas para el recuerdo, también han tenido grandes momentos en Almería a lo largo de esta última década o desde que continuadamente acudo a ver toros. Habrá quien, cuando lea esto, me encasille. Antes de que lo haga, debo decir que no soy de aquellos que se dejan engatusar por la plasticidad de un pase que no se da con la panza de la muleta, aunque todos aquellos que se ponen delante de un toro son merecedores del máximo respeto.
Dejando a un lado lo de José Tomás- es de otra galaxia- guardo recuerdos gratos de faenas protagonizadas por Emilio Muñoz, Joselito o Julio Aparicio, que cuando era novillero le vimos, entonces decían eso, rellenando el cartel de moda con Litri y Rafi Camino.
Recuerdo que me decía un compañero de tendido, entonces, que quién era el relleno, si él o los otros dos.
No olvido detalles de Antoñete, Curro Romero-cuando fue cogido cerca del tendido 8- o Rafael de Paula, la profesionalidad de toreros como Enrique Ponce, para quien no hay toro difícil, ni de tardes iniciadoras de ferias, en las que tres novilleros buscan abrir la puerta grande por donde llevar a hombros sus ilusiones por ganarse la vida con un traje de luces.
En este sentido, mención especial para los almerienses. En una tierra desagradecida para lo suyo es difícil destacar. Aquí haciendo un símil con el deporte, son más importantes los títulos del Barça o del Madrid, que el que pueda lograr un equipo almeriense. Se valora mas una faena de Enrique Ponce que otra hecha por Ruiz Manuel, sin tener en cuenta las zancadillas que le ponen al menos pudiente y porque se le achaca el triunfo, precisamente, al apoyo de sus paisanos.
Puede que si, pero no a la ayuda de todos los que debieran prestársela. De todas formas, como me decía Ruiz Manuel a la conclusión de su última actuación en Almería, “me molesta que se ponga como coletilla que es una pena que no toreé más. Quiero- me decía-que se valore mi toreo, sin entrar en detalles, porque yo sé que cuando me metí en este mundo, si quería llegar arriba, iba a tener que soportar este tipo de situaciones”.
Por último, a lo largo de estos años, se aprecia una afición torerista. Mi propio comentario lo es. Para nada se habla del toro, cuando es éste el principal elemento de la Fiesta. Si no existieran no se podría torear. Es de destacar, por tanto, el fomento de la cultura torista-se podría decir así- de la que hace gala en los últimos años el foro cultural  3 Taurinos 3 y que le ha valido el reconocimiento generalizado del mundo del toro. Es cierto que en estos años nos gustaría ver en nuestra plaza, ganadería que diesen el juego de años pasados, pero también algo de variedad y, aunque se podría decir a aquello de que “para que cambiar si con lo que tenemos nos va bien”, en la variedad está el gusto.

JUAN JOSE AGUILERA

*  *  *

efemerides_taurinas_12.doc
EFEMERIDES TAURINAS

ENERO
08-Enero 1910.-Nace el novillero almeriense Pepe Alcántara.
08-Enero 1962.-Aniversario de la muerte de "Ciérvana".
13-Enero 1933. Nace el banderillero Pepín Cruz.
14-Enero 1954.-Nacimiento de Joaquín Alonso "Quinito"
18-Enero 1953.-Alternativa de Juan Luis de la Rosa.
25-Enero 1994.-Muere Manuel Márquez “Posadero”.
27-Enero 1928.-Nacimiento de Manuel Márquez "Posadero".
28-Enero 1971.-Nace el banderillero Rafael Talaverón.

FEBRERO
01-Febrero 1940.-Nace en Tahal, Rafael Rueda "Herrerito"
01-Febrero 1947.-Nacimiento de Juanito Gimeno
11-Febrero 1984.-Muere en Almería el taurino Rafael Carreño.
19-Febrero 1993.-Fallece el matador de toros Enrique Vera
26-Febrero 1987.-La Junta de Andalucía autoriza la creación de la Escuela Taurina de Almería.

MARZO
14-Marzo 1985.-Fundación del Circulo de la Amistad.
15-Marzo 1899.-Muere el espectador José Martínez. Un estoque saltó al tendido al entrar a matar Machaquito.
18-Marzo 1935.-Muere en Lorca el subalterno almeriense Antonio Hernández cogido al poner banderillas. Iba a las órdenes de Pepe Canet.
27-Marzo 1929.-Nacimiento de Octavio Martínez "Nacional"

ABRIL
01-Abril 1924.-Resulta cogido y muere el novillero "Manolé"
02-Abril 1972.-Debuta con picadores el novillero Antonio Márquez.
05-Abril 1952.-Inauguración de la desaparecida peña taurina Enrique Vera.
09-Abril 1964.-Nace el novillero Diego Jesús del Real en Huércal Overa.
11-Abril 1911.-Nace en Alhama, Tomás Ruiz "CHatillo de Almería".
16-Abril 1978.-Nace en Almería el novillero Cesar López "El Cesar"
17-Abril 1973.-Nacimiento del matador de toros José Gabriel Olivencia
27-Abril 1973.-Nace el banderillero almeriense Pepe Márquez.
27-Abril 1904.-Alfonso XIII asiste a una corrida extraordinaria. Lidian, Quinito, Lagartijillo y Relampaguito de sobresaliente.
29-Abril 1966.-Muere en Almería, Pepe Canet torero y asesor de la plaza.

MAYO
04-Mayo-1986.-Muere Francisco Bernabeu "Pacorro".
04-Mayo-1996.-Muere el cronista taurino Paco Medina
06-Mayo-1944.-Nace en Almería el banderillero Eduardo Marín.
07-Mayo-1989.-Debut con picadores en Almería de José Gabriel Olivencia.
08-Mayo-1952.-Alternativa de “Nacional” en Vista Alegre.
09-Mayo-1986.-Muerte de Juanito Gimeno en accidente en Vilaculs (Gerona).
09-Mayo-1914.-Nace el novillero Damián Ramón.
11-Mayo-1982.-Presentación oficial de la “Peña Manzanares”.
12-Mayo-1964. Nace en Huércal Overa, el novillero Fernando Garro.
21-Mayo-1948.-Nace en Almería el novillero Ramón Magaña.
26-Mayo-1996.-Se legaliza la peña "El Quite de la Mariposa".
27-Mayo-1933.-Nace en Almería el matador de toros Enrique Vera.
31-Mayo-1926.-Nace en Almería el matador Juan Luis de la Rosa

JUNIO
05-Junio-1945.-Inauguración de la plaza de toros de Vélez-Rubio
08-Junio-1985.-Se presenta en Almería "El Circulo de la Amistad"
09-Junio-1923.-Nace en Almería el banderillero Manuel Guardia.
09-Junio-1962.-Se presenta en Almería con picadores Juanito Gimeno
10-Junio-1934.-Herido mortal el banderillero almeriense José López Iguiño. Falleció días mas tarde.
14-Junio-1998.- Confirmación de la alternativa de Ruiz Manuel en Madrid. Toros del Marqués de Albaserrada.
19-Junio-1966. Debuta con picadores el novillero Ramón Magaña.
20-Junio-1980.-Alternativa de José Hernández “El Melenas” en Valencia.
24-Junio-1931.-Nace en Huércal Overa, Juan Fernández "Carnicerito de Almería".
28-Junio-1975.-Segunda alternativa de Juan Gimeno en Almería. Padrino el almeriense Enrique Vera.

JULIO
07-Julio-1981.-Muere el taurino almeriense Ulpiano Díaz.
14-Julio-1999.-Cogida grave del diestro Ruiz Manuel en Frejus (Francia).
18-Julio-1985.-Fallece el critico taurino Juan Martínez "Volapié".
18-Julio-1947.-Herido grave Juan Luis de la Rosa. Hacía su debut con picadores en la plaza de toros de Almería.
18-Julio-1953.-Por primera vez se colocan banderillas negras en Almería. Fue al segundo toro lidiado por Nacional.
20-Julio-1927.-Muere en accidente de tráfico el matador  Francisco Ferrer "Pastoret".

30-Julio-1.995.-Alternativa de Ruiz Manuel en Beaucaire (Francia). Padrino El Fundi y testigo Luis de Pauloba. Vuelta al ruedo y dos orejas.

AGOSTO
01-Agosto-1998.-Alternativa de Curro Vivas en Berja.
13-Agosto-1970.-Muere el cirujano taurino Domingo Artés.
15-Agosto-1934.-Nace en Melilla "El Chico de la Patrona".
22-Agosto-1999.-Alternativa de José Gabriel Olivencia en Almería.
22-Agosto-1930.-Se retira en Almería matando un toro Relampaguito.
22-Agosto-1999.-Debut con picadores en Almería de César López "El Cesar"
22-Agosto-2000.-Debut con picadores en Almería de Francisco Tórres Jerez
24-Agosto-1901.-Primera alternativa en Almería. Se doctoró Palomar
25-Agosto-1944. La corrida del siglo. Ortega, Manolete y Dominguín
25-Agosto-1996.-Debuta con picadores en Almería, Jesús Almería.
25-Agosto-1955.-Primera feria organizada por la casa Chopera en Almería. Se cumplen 45 años interrumpidos.
25-Agosto-1988.-Cogida grave de Manili. Entró en el cartel sustituyendo a Paco Ojeda que se retiró unas semanas antes
26-Agosto-1972.-Cogida y muerte del espontáneo Ramón Egea Cerezuela.
26-Agosto-1888.-Inauguración de la plaza de toros de Almería.
26-Agosto-1998.-Corrida goyesca del Centenario. Paula, Robles y Cepeda. Reses de Luis Algarra.
26-Agosto-1962. Esta fue la ultima vez que se lidiaron en Almería reses de la mítica ganadería de Miura en el ciclo de agosto. Fue en la novillada de feria.
28-Agosto-1907.-Alternativa de  Julio Gómez “Relampaguito” en Almería.
28-Agosto-1879.-Nace en Senés la torera "La Reverte"
28-Agosto-1981.-Grave cogida de Curro Romero en el cuarto festejo de abono. Fue intervenido por el cirujano de la plaza Diego Morata.
28-Agosto-1987.-Por primera en la historia se suspende una corrida de feria por fenómenos meteorológicos. Almería se quedo sin sol.
31-Agosto-1985.-Cogida grave de Antoñete en la corrida oficial de su despedida. También fue cogido el subalterno "Pelucho".

SEPTIEMBRE
03-Septiembre-1911.-Relampaguito otorga la alternativa a Luis Freg
05-Septiembre-1971.-Nace en Almería el matador de toros Ruiz Manuel.
06-Septiembre-1916.-Joselito mató seis toros en solitario en Almería
07-Septiembre-1976.-Nace en Almería el novillero Jesús Almería.
09-Septiembre-1956.-Inauguración de la plaza de toros de Berja.
10-Septiembre-1884.-Nace en Oran,Francisco Ferrer "Pastoret".
12-Septiembre-1965.-Toma la alternativa en Berja, Juanito Gimeno.
12-Septiembre-1993.-Presentación de Ruiz Manuel como novillero en Madrid.
16-Septiembre-1951.-Nace en Almería el banderillero Antonio Márquez.
16-Septiembre-1925.-Inauguración de la plaza de toros de Laujar de Andarax.
17-Septiembre-1935.-Nace en la calle La Estrella de la capital Pepin Guerrero.
20-Septiembre-2000.-Muere corneado el empresario Rafael Roca cuando enchiqueraba una novillada en Vera
25-Septiembre-1997.-Reinauguración de la plaza de toros de Vera.
26-Septiembre-1997.-Muere el critico taurino Fernando Cano
 
OCTUBRE
04-Octubre-1905.-Nace el cronista taurino  Juan Martínez Martín “Volapié”
09-Octubre-1971.-Se constituye la peña taurina El Duende.
15-Octubre-1927.-Muere en Córdoba el picador José Torres "Salmonete" que sufrió una caída en la plaza de Almería, mes y medio antes.
15-Octubre-1967.-Nace el ex novillero y banderillero Gimeno Mora
15-Octubre-1958.-Nace el banderillero Manuel Salmerón Rodríguez
16-Octubre-1999.-Se inaugura la peña taurina Ruiz Manuel
19-Octubre-1931.-Nace en Almería el novillero Guillermo Orozco

Gimeno Mora
21-Octubre-1998.- Nace en Almería el novillero Ramón Magaña
26-Octubre-1952.- Alternativa de Enrique Vera en Jaén.
27-Octubre-1901.- Inauguración de la plaza de toros de Huércal Overa
28-Octubre-1947.- Muere en Almería, Julio Gómez "Relampaguito".

NOVIEMBRE
03-Noviembre-1955.-Nace en Almería José Hernández "El Melenas"
15-Noviembre-1884.-Nace en Almería Julio Gómez "Relampaguito"
16-Noviembre-1947.- Se coloca en la plaza de toros una placa en memoria de Relampaguito. Un mes antes murió a los 63 años, tras una delicada operación quirúrgica.

DICIEMBRE
01-Diciembre-1975.-Nace el novillero Tomas Zurano de origen almeriense
03-Diciembre-2000.-Cogida menos grave de Ruiz Manuel en Quito (Ecuador)
14-Diciembre-1996.-Fallece el matador Octavio Martínez "Nacional".
19-Diciembre-1984.-Muere el doctor Paco Pérez.
22-Diciembre-1926.-Nace en Melilla, el novillero hostelero Juan Leal
29-Diciembre-1961.-Fallece en Almería el novillero Damián Ramón.

*  *  *

galeria_taurinos_7.doc
GALERIA DE TAURINOS

FERNANDO CANO GEA
El malogrado Fernando Cano Gea, nació en Almería el 9 de enero de 1.933 aunque a efectos oficiales lo hizo en Serón, donde residía la familia. Fue un gran enamorado de la Fiesta Nacional a la que apoyó y defendió desde cualquier atalaya con la máxima devoción y un acentuado carácter personal. La muerte le sorprendió durmiendo, el 26 de septiembre de 1.997. El día antes estuvo presente en la inauguración de la remodelada plaza de toros de Vera.
Su memoria se ha perpetuado a través del Certamen Literario que lleva el nombre de este gran taurino almeriense a través de una iniciativa del foro 3 Taurinos 3, creado en su honor y que ha llegado a su tercera edición.
Fernando Cano desarrolló un importante papel en los medios de comunicación a los que se entregó de lleno vocacionalmente olvidando su preparación como ingeniero agrónomo alternando su entrega por la Fiesta  con la enseñanza. Hace algunos años fue corresponsal taurino de RNE. Junto al periodista Abelardo Alzueta fundaron a mediados de los años ochenta una revista en Almería llamada Tauromaquia, que aunque tuvo una vida efímera dejó secuelas interesantes.
Creó junto a Alzueta una página taurina en el desaparecido diario La Crónica que se mantuvo airosamente durante un buen periodo de tiempo. Fue hasta su muerte, durante siete años desde el inicio de la d‚cada de los noventa el director de la publicación "El Taurino" promovida por Plataforma Publicidad  que cada año con La Voz de Almería se reparte junto al periódico días antes de la Feria de Agosto.
Critico ponderado y con una perfecta visión sobre los toros dio muchísimas conferencias sobre la Fiesta, colaboró en bastantes revistas especializadas y de opinión general e incluso publicó varios libros. Fernando Cano enriqueció la critica taurina en Almería.

VOLAPIE
Juan Martínez Martín "Volapié" nació en Almería el 4 de octubre de 1.905 ocupando un lugar privilegiado entre los periodistas almerienses que marcaron una época. Medio siglo de su vida la dedicó a esta profesión con un especial interés por la Fiesta Nacional. Fue uno de los fundadores del popular Yugo, antecesor de La Voz de Almería.
Sus inicios arrancaron cumplidos los 18 años como redactor de La Crónica Meridional en 1.923. Tras un efímero paso por el "Mediterráneo", en 1.930 se marchó a La Voz hasta la desaparición del periódico como consecuencia de la guerra civil.
En 1.939 nació el Yugo, incorporándose al equipo de redacción del diario hasta su nombramiento como redactor-jefe. Se jubiló en mayo de 1.972.
En toda su dilatada carrera profesional evidenció su amor por Almería y sus gentes a través de las distintas parcelas informativas asignadas, pero su entronque con el mundo de los toros fue su autentica debilidad.
Su profesionalidad y gran humanidad le valió un profundo respeto entre la sociedad almeriense y de manera particular en el  ámbito taurino, cuyos aficionados supieron calibrar su trabajo.
A lo largo de su trayectoria profesional, recibió diversos premios y homenajes, entre ellos el que le rindió la peña "Jueves Taurinos" con motivo de la inauguración de sus nuevos locales, reconociendo su encomiable labor y afición por los toros en Almería,  afición que bien supo inculcarles a sus hijos Áurea, Juan y Francisco, herederos de sus ricos valores personales.
Juan Martínez Martín, que también le gustaba  utilizar el seudónimo de Martimar, falleció en Almería el 18 de julio de 1.985, victima de un derrame cerebral a los 79 años de edad.

ULPIANO DIAZ
Ulpiano Díaz Pérez nació en 1.895, falleciendo a los 86 años de edad el 7 de julio de 1.981.
 La vinculación al mundo del toro le llegó a la temprana edad de 17 años. El director del periódico El Día le encargó su primera reseña taurina. Como cronista colaboró entre otros en los diarios taurinos El Clarín y Dígame.
 A raíz de la alternativa de Relampaguito, se metió de lleno en el planeta taurino dirigiendo al legendario matador almeriense, Juan Luis de la Rosa y Enrique Vera.
A mediados de la década de los cuarenta tomó contacto con el mundo empresarial y en 1.955 representa oficialmente a Pablo Martínez Elizondo-Los Chopera- en Almería, labor que a la muerte de Ulpiano Díaz secunda su sobrino Baltasar González Díaz.
Ulpiano Díaz que como cronista firmaba con el pseudónimo de Caireles, se puso frente al toro en diecinueve ocasiones, siempre vistiendo de corto.
Amante de Almería y sus gentes, pese a que tuvo ofrecimientos comerciales para marcharse fuera, rechazó siempre moverse de su tierra. Durante su vida profesional apoderó a numerosos novilleros de Almería.
En 1.975 recibió el homenaje de los almerienses personificado en la Peña El Taranto. Le fue impuesta la insignia de oro en su ochenta aniversario por su dedicación y entrega a la Fiesta Nacional.
Ulpiano Díaz, sigue siempre fresco en la memoria de los buenos aficionados. Su desaparición fue plenamente sentida en Almería, de manera especial entre los
aficionados taurinos.

PACO MEDINA
Francisco Medina, nació en Almería el 15 de mayo de 1.909.
Falleció en la capital el 4 de mayo de 1.996. Medio siglo estuvo en la docencia, alternándolo con su actividad como cronista taurino. Sus inicios en los medios de comunicación arrancaron en 1.908, cuando empezó a trabajar como taquígrafo en el periódico almeriense "La Independencia".
Desde el año 1.927 utilizaba el pseudónimo de "Uno del Uno" con el que firmaba sus artículos en la revista "Almería Gráfica" y posteriormente lo utilizó para firmar sus crónicas en la revista madrileña "Toreros y Torerías".
El pseudónimo lo adoptó, porque su asiento habitual en la plaza de toros de Almería era barrera numero uno del tendido uno.
En 1.944 en el inicio de la radio, se incorporó a la extinta emisora Radio Almería, alternando sus apariciones en la radio con colaboraciones en el semanario "El Ruedo". Su sólida formación profesional provocó que en 1.952 participase en unos cursos especializados de periodismo taurino convocados por la Universidad Menéndez y Pelayo, compartiendo debates con los maestros de aquella ‚poca Gregorio Corrochano, Giraldillo y Díaz Cañabate entre otros destacados periodistas de la época.
También durante la década de los sesenta fue corresponsal en Almería del semanario "Dígame" y la revista taurina "Burladero".Francisco Medina, para los aficionados Don Paco Medina vivió intensamente durante su vida un amor profundo y apasionado por la Fiesta Nacional.

DOMINGO ARTÉS
El prestigioso cirujano almeriense Domingo Artés Guirado, nació en Tabernas en 1.906.
Cursó los estudios de Medicina en Granada. Sus primeras experiencias en este campo una vez concluida la carrera los realizó en diversos hospitales de Madrid donde se licenció en la especialidad de Cirugía.
A mediados de los años treinta regresó a su tierra. Fundó el primer sanatorio privado de la capital ubicado en la calle Murcia y en 1.953 abrió otra instalación sanitaria, de mas envergadura, radicada en la rambla a la altura donde actualmente se encuentra el edificio de la Compañía Sevillana de Electricidad.
En el año 1.942 se hizo cargo de la enfermería de la plaza de toros de Almería, responsabilidad que mantuvo durante veintiocho años. Antes de enfermar, la última corrida que presenció en la plaza de toros almeriense fue la celebrada el 1 de enero de 1.968 en la que intervinieron Miguel Mateo "Miguelín", José Fuentes y Ángel Teruel.
Siete meses mas tarde, en vísperas de feria sufrió una hemiplejía que le mantuvo inmovilizado durante dos años hasta su fallecimiento el 13 de agosto de 1.970. Domingo Artés, era una persona tremendamente humana, muy conocida, que supo ganarse el cariño y aprecio de los almerienses.
Amante de la fiesta la llegó a conocer en toda su extensión participando en capeas y tentaderos. Incluso estudiando en Granada fue anunciado como becerrista. Fue empresario taurino en varias ocasiones dando oportunidades a los jóvenes toreros locales. Por los avatares de su profesión tuvo que atender a numerosos toreros, victimas de diversos percances en la plaza de Almería.
Entre las diversas cogidas graves que asistió el doctor Artés Guirado durante su permanencia al frente de la enfermería de la plaza, figuran las sufridas por los matadores Curro Romero y Andrés Vázquez a mediados de la década de los sesenta.

LUIS CRIADO
Luis Criado, todo vitalidad ha sido y es un ejemplo de plena superación profesional. Aficionado de categoría, su sapiencia taurina no pasó desapercibida para otro gran profesional, el desaparecido Paco Bernabeu "Pacorro" que le cedió los micrófonos de la COPE donde ha desarrollado la totalidad de su carrera como periodista taurino, resonando aún fresco en la memoria de los aficionados almerienses su programa "La Hora de la Verdad".
Hábil en la narración, incisivo en la entrevista y con un total dominio del relato, Luis Criado enamorado del flamenco y los toros, se cortó la coleta profesional el verano de 1.996 durante las retransmisiones de las corridas de Feria para la COPE.
Han sido mas de treinta años poniendo el alma en la radio, desde que en 1.957 empezara a dejarse ver en la desaparecida Radio Juventud.
En este periodo distintos galardones han premiado su quehacer profesional que han avalado su trayectoria profesional en este complejo y difícil papel que debe asumir el cronista taurino.
Asiduo a tertulias y peñas, siempre está dispuesto para abanderar cualquier causa que represente la defensa y pureza de la Fiesta Nacional  o la proyección de los toreros de la tierra.
Su categoría humana camina de forma paralela a la profesional. Respetado y admirado por los aficionados, Luis Criado, sigue estando íntimamente ligado al mundillo taurino almeriense como ejemplo a seguir por las nuevas generaciones que se incorporan a este trasiego de escribir o hablar de toros.

JOSE PLAZA RUIZ
Nació en Almería el 22 de enero de 1.941.
Su pasión por la Fiesta se remonta a sus primeros años de la infancia. Su padre, buen aficionado supo meterle en la sangre el veneno de los toros. Casi sus primeras letras las aprendió leyendo "El Ruedo" o el "Dígame".
De la admiración paso a la acción y el 26 de agosto de 1.958 hizo el paseíllo en la plaza de toros de Almería. Fue en una novillada con reses de Tomás Giménez para noveles organizada por la desaparecida emisora Radio Juventud de Almería. Compartió cartel junto al rejoneador Pedrín Montoya, Manolo Tello, Playerito de Adra y Rafael Rueda "Herrerito".
Con anterioridad ya intervino en un festejo como banderillero a las órdenes del novillero almeriense Luis Ruiz "CHicuelo de Almería". Un par de festejos más y viendo lo difícil que resultaba la profesión con buen criterio al inicio de los años sesenta optó por abandonar los ruedos.
En 1.986 fue nombrado Jefe de Personal de la plaza de toros de Almería sustituyendo por enfermedad a Juan Cruz Rodríguez, cargo en el que permanece actualmente.Como socio de la peña Jueves Taurinos y miembro de su junta directiva ha intervenido en el montaje y organización de los distintos festivales que en la década de los años ochenta organizó esta popular peña almeriense.
Desde 1.987 al ponerse en marcha la Escuela Taurina Almeriense comenzó a colaborar en su consolidación logrando que el ayuntamiento de la capital creara en 1.990 el Patronato que permitiera avalar el funcionamiento y gestión de la Escuela.
Desde esa fecha José Plaza es el  coordinador docente cargo que ocupó durante varios años y que le ha sido ratificado tras la creación de la actual Escuela Municipal Taurina de Almería.

Francisco Bernabeu "PACORRO"
 Nació en Almería el 16 de junio de 1.928. Posiblemente en la radio almeriense habrá un ante y un después de Pacorro.
Fue sin duda un artista.
Fino, irónico y sensible, la vida del cronista taurino almeriense estuvo siempre salpicada de numerosos gestos que le hicieron ser un personaje popular apreciado y respetado por todos.
De su faceta de músico entre tambores, platillos o al piano quedan sugestivas imágenes al inicio de la década de los años cincuenta, cuando empieza a simultanear con su actividad como crítico taurino en la desaparecida Radio Juventud de Almería.
En aquella estación escuela, referente obligado de la radiodifusión en Almería, Francisco Bernabeu "Pacorro",comenzó a dar sus primeros pasos como altavoz de la Fiesta Brava en la provincia. Años difíciles en un medio nuevo, en el que Pacorro de inmediato con su profesionalidad supo sacarle toda su magia.
Aficionado de pura cepa, no dudó nunca en reforzar sus conocimientos taurinos participando en tientas o capeas poniéndose frente a los becerros exhibiendo sus buenas maneras en el Arte de Cucharees. Tras su paso por Radio Juventud alimentando a los aficionados almerienses a través de las ondas, en la década de los setenta Pacorro se ubica en la COPE.
El maestro, aquel de "Toros y Toreros, forjador de numerosos aspirantes a críticos taurinos almerienses, logró implantar entre los aficionados el programa "La Hora de la Verdad" que de forma interrumpida se mantiene líder por espacio de muchos años.
Pacorro, como le llamaba todo el mundo, incluso dentro de la propia familia, fue un profesional honesto, a veces  ácido y con un acusado sentido del humor, con una inmensa vocación y de una extraordinaria humanidad.
Sus inquietudes le llevaron junto a otros destacados aficionados a crear en el año 1.961 la Escuela Taurina del Frente de Juventudes de Almería cuya presentación oficial se produce el 28 de mayo de ese mismo año, en un festival taurino en el que actúan junto a la novedad del momento Juanito Gimeno, los alumnos Antonio Bretones, José Sola ex-radiofonista almeriense, José Antonio Martín y Ramón Magaña. Pacorro, desgraciadamente nos dejó muy pronto.
Un infarto cerebral acabó con su vida el 4 de mayo de 1.986.

MANUEL ILLESCAS BROTONS
Nació en la localidad alicantina de Dolores el 29 de marzo de 1.927 y falleció en Almería el 21 de julio de 1.997.
En 1.952 fue destinado a Alhama de Almería a la Escuela de Mandos.
Dos años mas tarde se casó en Terque, donde nacieron dos de sus cuatro hijos y tras un paréntesis entre 1.957 y 1.975 en que regresó a Almería estuvo destinado como Inspector Nacional de Información y Turismo, primero en Alicante y después en Oviedo.
Una vez en Almería, se integró de lleno en la familia taurina interviniendo en seminarios y conferencias sobre toros allí donde reclamaban su presencia.
Manuel Illescas, presidente perpetuo del foro 3 Taurinos 3,y uno de sus fundadores se enraizó de nuevo rápidamente en la provincia, aportando su gran sabiduría, adquirida por sus interminables contactos y visitas a las fincas y dehesas de las ganaderías de toda España.
Su pasión por la Fiesta y especialmente por los toros en el campo, le proporcionó una sólida formación taurina que evidenció en numerosas conferencias y charlas que a lo largo de su vida impartió en numerosas provincias españolas siempre con los mejores criterios para salvaguardar la pureza de la Fiesta Nacional.
Definido como mas torista que torerista, Illescas ha sido uno de los hombres afincados en Almería que mas ha sabido del toro bravo en todos sus conceptos.
No se equivocan quienes piensan que fue un ganadero frustrado.
Por su estudio y defensa del toro de lidia fue galardonado por numerosas peñas taurinas y foros recogiendo premios por su labor en Madrid, Sevilla, Bilbao y otras capitales referentes del planeta taurino. Illescas ha sido uno de los aficionados vinculado a Almería con mayor conocimiento del mundo del toro.

PEDRO JIMÉNEZ SÁNCHEZ
Nació en Almería el 9 de diciembre de 1.952.
Tras cursar los estudios de bachillerato en La Salle, en 1.973 opositó al Cuerpo General de Policía y un año mas tarde obtuvo la categoría de inspector.
Su primer destino fue Barcelona, donde por espacio de cuatro años permaneció en la desaparecida Brigada de Investigación Criminal.
Tras un fugaz paso por la comisaría de El Ejido, en 1.984 fue destinado a Almería, concretamente a la Brigada de Policía Judicial, jefatura que ostenta en la actualidad.
En Barcelona empezó a interesarse por el mundo del toro y en 1.974 se integró en el equipo gubernativo de la plaza de toros catalana.
Su interés por este mundo, especialmente por la crianza del toro bravo y las ganaderías, han hecho mella en su sólida formación taurina.
Comenzó en el equipo gubernativo de Almería en 1.985, como delegado de actos, función en la que permaneció durante tres años. En 1.988 coincidiendo con el Centenario de la plaza de toros de Almería fue nombrado delegado gubernativo. Durante 1.992 con motivo de su agregación a la Jefatura de Policía de Sevilla, prestó servicio en la Real Maestranza durante los festejos de la feria de abril de ese año.
En 1.995 fue nombrado presidente de la plaza de toros de la capital en sustitución de José García Sánchez.
Otra de sus pasiones junto a los toros es el mundo del caballo. Es practicante en la disciplina de doma española en el campo de la que es Juez Nacional de concursos.
En su currículum figuran numerosos cursos formativos, jornadas de presidentes de plazas de toros y su participación en once seminarios de equipos gubernativos y veterinarios celebrados en distintas capitales españolas.
En 1.996 fue el presidente del comité‚ organizador del VI Seminario celebrado en Almería, que reunió a mas de setenta profesionales del mundo del toro. Dimitió como presidente de la plaza de toros de Almería poco antes de la feria del 2.000. Pedro Jiménez como su antecesor José García Sánchez, con sus decisiones han contribuido sobremanera a elevar el nivel de la feria taurina de Almería.

ANTONIO GIMENEZ PUERTAS
Nació en Granada el 31 de mayo de 1.946.
A los cuatro años su familia se trasladó hasta Almería. Su infancia y adolescencia transcurrió en la barriada del Quemadero.
 Como tantos otros jóvenes de aquellos tiempos quiso ser torero. Formó parte de la generación de aspirantes de la OJE Taurina de Almería dirigida por el inolvidable Tomás Martínez “Chatillo de Almería”.
En 1.969 comenzó a gestar la peña taurina “El Duende”, que fue oficialmente inaugurada en 1.971 y de la que es presidente fundador.
Aficionado modesto, de una gran tenacidad y enamorado de la Fiesta Nacional, Antonio Jiménez siempre está dispuesto a cualquier tipo de colaboración que contribuya a realzar la fiesta de los Toros en la provincia de Almería desde cualquier perspectiva.
Bajo su mandato la Peña El Duende a lo largo de sus años de existencia ha protagonizado numerosos actos y promoción de actividades. Una de ellas, en 1.981 el homenaje al malogrado novillero y hostelero almeriense Juan Leal con motivo de la inauguración de su nueva sede de la calle San Francisco de Sales.
Representante, gestor taurino, apoderado, empresario, su actividad hiperactiva le ha convertido en una pieza clave en el entramado taurino provincial colaborando estrechamente en la carrera del matador de toros almeriense José Gabriel Olivencia al que presta su total y pleno apoyo. Antonio Jiménez goza de un sincero aprecio por parte de los aficionados de Almería.

RAMON GARCIA CARRIQUE
Nació en 1.931 en la popular calle de Majadores de Almería.
Con apenas tres o cuatro años sus padres empezaron a llevarle a los toros. Su padre que falleció cuando tenía siete años era un gran aficionado.
Siendo niño dentro de la pandilla ya organizaba las estrategias para colarse en la plaza de toros los días de corrida. La entrada del conserje José López le facilitó las cosas al grupo. A cambio de “limpiar la plaza” hacia la vista gorda para que los chavales se fuesen buscando escondites hasta que empezase el festejo.
En 1.942 vio por primera vez a Manolete y dos años mas tarde tuvo la suerte de ser testigo de una de las mejores corridas del siglo celebrada en Almería. Manolete, Luis Miguel Dominguin y Domingo Ortega cortaron doce orejas, seis rabos y una pata.
En 1.946 consiguió su primer abono en delantera de andanada.
Después estuvo en el tendido 6 y 4 hasta que desde 1.965 ocupa el balconcillo del tendido 3 localidad que abandona en 1.995 para ubicarse en el tendido 1 junto a las chicas de la peña “El Quite de la Mariposa”.
Lleva abonado a la plaza cincuenta años. Fue socio del Círculo Juanito Gimeno.
En 1.979 como consecuencia de las tertulias que mantenían un grupo de aficionados los jueves en los salones del Hotel Indálico surge la creación de la Peña Jueves Taurinos que fue oficialmente legalizada en 1.981.
Componente activo de la peña, de la que fue presidente y vicepresidente bajo su mandato se organizaron medio docena de festivales a beneficio de distintas instituciones benéficas de la capital y en donde estuvieron presentes los mas destacados toreros de aquellas fechas. García Carrique es un referente de aficionado apasionado por los toreros de Almería.

MANUEL DEL AGUILA
Nació en Almería el 3 de septiembre de 1.947.
Administrativo y empresario ha sido junto al desaparecido Manuel Illescas y Antonio Berenguel uno de los impulsores del nacimiento del foro 3 Taurinos 3.
El mundo de los toros le ha atraído desde que tiene uso de razón, aunque por su carácter activo y emprendedor también estuvo unos años vinculado al fútbol almeriense.
Hace seis años que nació el foro 3 Taurinos 3 y han conseguido en este corto espacio de tiempo el reconocimiento como una asociación modélica en la defensa de la Fiesta Nacional.
Su cargo como presidente del foro, fue prácticamente una imposición ante la negativa de Manuel Illescas a ser su presidente. Actualmente 3 Taurinos 3 cuenta con mas de un centenar de socios a los que le une la filosofía del arte, la amistad y la cultura del toro.
En 1.996 se creó el primer trofeo “Manuel Illescas” y un año mas tarde nació “La pluma de oro” en homenaje al crítico taurino almeriense desaparecido Francisco Bernabeu “Pacorro”.
El foro ya ha alcanzado mayoría de edad y se consolidan sus trofeos a la Mejor Ganadería de la Feria de Almería y El Estoque de Oro, premio al matador mas regular de la temporada taurina y cuya primera edición fue en el otoño del 2.000 y que recayó en el joven matador de toros Julián López “El Juli”.
Otro atractivo apartado lo constituye  el Certamen Literario para jóvenes entre 16 y 25 años dedicado a otro cronista almerienses desaparecido, Fernando Cano Gea.
El 13 de febrero del 2.000, el foro 3 Taurinos 3 recibió en la capital de España el reconocimiento de su labor a nivel nacional, al premiar la Federación Nacional de Peñas Taurinas de España su extraordinaria labor realizada con la concesión del preciado galardón del Premio Cossio 99.

BALTASAR GONZALEZ DIAZ 
Nació en Almería el 9 de junio de 1.943.
Siempre en su casa se ha vivido el tema taurino, dada la enorme afición de su padre Víctor González y de su tío el inolvidable Ulpiano Díaz.
A los cinco años, la familia lo llevó a ver una corrida de toros. A partir de ahí se fue acrecentando la afición y ya de adolescente, entre curso y curso de bachillerato, devoraba todos cuantos libros que sobre toros había en el domicilio familiar. Aprendió precozmente escuchando las tertulias que en el despacho de su tío Ulpiano Díaz, en la circunvalación del Mercado de Abastos, solían darse con frecuencia entre los buenos aficionados.
1.955 fue un año clave para Baltasar González. La empresa Martínez Flamarique se quedó con el arrendamiento de la plaza de toros de Almería para organizar las corridas de la feria de agosto y su tío Ulpiano Díaz fue nombrado representante de la empresa.
En esas fechas se incorpora de alguna manera su primo Baltasar García ayudando a Ulpiano Díaz en las labores organizativas, quedando relegado por la edad, apenas tenía doce años, a menesteres de menor responsabilidad.
Tras la división de la Casa Chopera en dos ramas, Martínez Flamarique se quedó con Almería y en 1.972, Antonio Ródenas se hizo cargo de la gerencia de la plaza de toros de la capital.
Aunque en ese tiempo ya estaba dedicado plenamente a la organización de la feria taurina, su nombramiento oficial y por sorpresa no se produjo hasta 1.981, un mes después del fallecimiento de su tío Ulpiano Díaz el 7 de julio, designación en función a la inmejorable labor que venía desarrollando.
Por imperativos de la edad, en 1.991 deja de venir a Almería, Antonio Ródenas y desde entonces toda la organización de la feria taurina de Almería empieza a correr a su cargo siempre con la colaboración de su primo Baltasar García.

PEPE MIRAS
Almeriense por los cuatro costados. Del mundo del toro lo sabe todo o casi todo. Recientemente cumplió sesenta y ocho años. Estuvo en la profesión desde el año 1.953 hasta 1.991 en que una díscola lesión en su rodilla derecha lo alejó definitivamente del callejón de una plaza de toros.
En su juventud, como muchos otros soñó con vestirse de luces y tardes triunfales de gloria. Sin embargo, como otros muchos supo darse cuenta a tiempo de lo difícil que era esta profesión y se quedó detrás de la barrera.
Empezó como banderillero. Tenia condiciones pero quizás no el valor suficiente para alcanzar cotas mas altas. Las cosas antes eran mas complicadas. Pepe Miras ha trabajado como mozo de espadas a las ordenes de casi todos los toreros almerienses alrededor de cuarenta años.
Durante su permanencia en activo ha estado junto a un importante numero de toreros. De cuando vivía en Madrid, recuerda al novillero Vicente Yesteras hoy un afamado peón de brega a las órdenes de Francisco Rivera Ordóñez, pasando por Antonio Márquez, El Puno y Pepe Luis Vázquez entre otros.
Pepe Miras presume por su profesión de haber recorrido todas las plazas de España. Cada temporada hacía entre sesenta y setenta festejos. En los años setenta estuvo  a punto de hacer las Américas, pero fallaron entonces los toreros con los que trabajaba.
Guarda un especial recuerdo para otros mozos de espadas almerienses ya fallecidos y que de alguna manera vienen a  engrosar este modesto listado de esos otros profesionales del mundo del toro que pasan inadvertidos para la mayoría del público. Habla de Ciérvana, Miguel Gaona, Tomás Martínez "CHatillo de Almería" o Antonio Gimeno entre otros.
Aunque han pasado mas de ocho años desde que abandonara la profesión sigue íntimamente ligado al mundo taurino almeriense. Conoce perfectamente a los actuales matadores y novilleros almerienses a los que prácticamente ha visto nacer en la profesión. Sabe de sus virtudes y defectos y desde su modestia, pide con toda su alma porque se les den a estos jóvenes oportunidades y continuación para que Almería tenga pronto un torero de empuje plenamente reconocido en España.

JUAN MANUEL PEREZ COMPANY
Nació en Sierro en 1.942.
Tras cursar los estudios de bachillerato en Almería, el denominado entonces PREU lo terminó en el instituto de San Isidro de Madrid. Aunque estudió Derecho en la Universidad Complutense su vida profesional ha estado dedicada a la función publica.
Desde 1.983 hasta 1.986 fue delegado de Turismo, Comercio y Transportes de la Junta de Andalucía. Un año mas tarde, en 1.987 fue nombrado secretario general de la Delegación de Gobernación y de le delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Almería, cargo en el que actualmente permanece.
Su vocación y afición taurina le viene desde adolescente ya que toda su familia esta muy enraizada con la Fiesta Nacional, tanto su padre el inolvidable médico don Francisco Pérez como el resto de sus hermanos todos ellos fundadores y creadores de las peñas almerienses "Jueves Taurinos" y "El Círculo de la Amistad".
Durante los años 1.982 y hasta 1.984 dirigió de manera desinteresada el programa taurino "Va por ustedes" que emitía Antena 3 de Radio y en cuyo periodo colaboró como comentarista taurino con el desaparecido Vicente Zabala y con el popular periodista almeriense Juan Torrijos Arribas.
Juan Manuel Pérez Compaña, un aficionado serio y coherente, amante de la pureza de la fiesta Nacional fue además durante siete años director de la revista de toros "El Taurino" que anualmente publica Plataforma de Publicidad.
La saga de los Pérez Company como buenos aficionados se completa especialmente con Ramón y Jorge Pérez Company, actual presidente de la peña taurina “Círculo de la Amistad”

FRANCISCO URRUTIA
Nació en Almería el 17 de septiembre de 1.943.
Cantante, poeta y compositor.
En su historial como cantante cuenta numerosos premios. Fue ganador de la primera edición de Ondas de Medianoche en Almería en 1.959. Ganó el primer premio de Andalucía en Málaga en 1.962 y obtuvo el Tercer premio en el Festival Nacional de la Canción celebrado en Canarias ese mismo año.
En 1.974 ganó en Almería el primer premio de La Gran Ocasión y el de Mejor Interpretación en el III Festival de la canción Ciudad Luminosa Almería 1.976.
En su faceta de poeta obtuvo en 1.985 el primer premio de poesía Pablo Iglesias organizado por el ayuntamiento de Roquetas y fue en 1.990 primer premio "Rosa natural de la Alcazaba".
En su vertiente taurina, Paco Urrutia como lo conocen los almerienses obtuvo en 1.988 con motivo del centenario de la plaza de toros de Almería, el primer premio como compositor con el pasodoble "Cien años de toros" compartiendo los derechos de autor junto al almeriense Ruiz de Padilla.
Ha compuesto obras musicales para los toreros José Maria Manzanares, Roberto Domínguez, el almeriense José Olivencía y al foro 3 Taurinos 3 así como poemas para distintas peñas taurinas y flamencas de la provincia.
Aunque su constante, tanto en su obra literaria como musical es la mujer en toda su extensión, su arte lo reparte invariablemente en toda manifestación artística en el que sea protagonista el cante y los toros. Urrutia, merece figurar en la lista de los grandes artistas nacidos en la tierra durante los últimos años. Desgraciadamente no tuvo muchas oportunidades en su trayectoria profesional cuando se encontraba en sus mejores momentos.

FERNANDO DÍAZ GALVEZ
Nació en 1.927 en la popular calle Cucarro de la capital.
Se trata de uno de los aficionados mas destacados nacido en la provincia de Almería que lleva viendo toros desde 1.934.
Tiene un impresionante patrimonio taurino, de manera especial lo que se refiere a fotografías, películas de ocho milímetros y vídeos de casi los últimos sesenta años de todo cuanto taurinamente ha acontecido en la plaza de toros de Almería.
Ha visto en el coso de la avenida de Vilches torear a Belmonte, Relampaguito, Manolete, Domingo Ortega, Marcial Lalanda, toda la edad de plata del toreo.
Su cámara de fotos, tomavistas y video después, han sido testigo de las mas importantes efemérides ocurridas en Almería.
Como hecho histórico taurino ocurrido en Almería, destaca la  celebre corrida de la feria de 1.944 con Manolete, Luis Miguel Dominguín y Domingo Ortega como la mas importante del siglo, aunque  según sus propias confesiones el torero que mas le impactó en su día fue el sevillano Manolo Vázquez.
Desde 1.963 está abonado a la plaza de toros de Almería en el balconcillo del tendido cuatro. Desde el año 1.964 tiene filmadas todas las corridas de feria de Almería y fotografías desde 1.946.
Es el autor de la única fotografía de Manolete en el patio de cuadrillas de la plaza almeriense unos años antes de su muerte. Incluso su desmedida afición le llevó cuando era joven a ponerse delante de un becerro en mas de una ocasión. Fernando Díaz es un ejemplo de aficionado serio y cabal.

MIGUEL CASTILLO
Nació en la popular rambla de Alfareros el 1 de junio de 1.943.
Desde la puerta del bar los Rosales propiedad de su padre asistía de niño entusiasmado a los desfiles de los coches de caballos hacia la plaza y salida de los toros.
En 1.959 sacó su primer abono en el tendido ocho. Tenía solo dieciséis años y tuvo que ahorrar lo suyo. Su  gran afición le hizo adentrarse en plena juventud en el mundo de los toros.
Animoso viajero, siguió durante varios años a los toreros de la tierra. En marzo de 1.964 asistió por primera vez en Madrid a un festejo taurino. Fue la presentación en Las Ventas del malogrado matador almeriense Juanito Gimeno. Después, viajero infatigable, un año mas tarde presenció por vez primera al completo la Feria de Abril de Sevilla.
Empleado de la plaza de toros de Almería desde hace varios años Miguel Castillo, es un entrañable taurino almeriense y además un enamorado de su tierra con una desmedida afición a fotografiar cualquier rincón de Almería por insospechado que parezca.
En cualquier capea en los campos andaluces o en la inauguración de la plaza de toros de Yllumbe en San Sebastián, es fácil encontrar a este aficionado, que incluso en tentaderos y capeas tiene el arrojo suficiente para ponerse frente a los erales.
Actualmente pertenece a la peña almeriense "Circulo de la Amistad" y es miembro del Jurado del trofeo al "Quite Artístico" que patrocina el Gran Hotel Almería en homenaje al desaparecido taurino almeriense Juan Leal.

JUAN AGUILERA RUIZ
Nació en Almería el 23 de agosto de 1.930.
Tras cursar bachillerato en Almería y un breve paso por la Escuela de Estudios Mercantiles de Almería para hacerse Perito Mercantil se desplace a Granada donde cursó la carrera de Profesor Mercantil y Ciencias Económicas.
En su juventud se sintió atraído por el mundo de los toros y formó parte de un grupo de personas con inquietudes taurinas dirigidas por el ex-novillero Manuel Muley que los instruía en el arte de Cucharees. Por allí andaban entre otros los jóvenes Juan Luis de la Rosa, Posadero y Rafael Aguilera.
Sin embargo ya superada la adolescencia, se cruza por medio el fútbol y el atletismo, llegando a participar en esta modalidad en varios campeonatos de Espada. Tras haber desarrollado su carrera profesional en las empresas de Daniel López y Deretil, se jubiló en la Caja Rural donde permaneció mas de treinta años.
Como taurino, llego incluso a ser empresario teniendo la oportunidad de conocer personalmente a los matadores Antonio Bienvenida, El Cordobés, Rafael Mariscal o Gregorio Sánchez entre otros, así como a prestigiosos ganaderos.
En los años sesenta fue promotor fundador del circulo taurino "Juanito Gimeno", situado en la rambla de Alfareros  que llego a tener mas de cuatrocientos socios.
En su faceta literaria ha hecho numerosas colaboraciones periódicas aunque se viene dedicando de lleno a escribir la Historia de la plaza de toros de Almería.
En 1.995 publicó el primer tomo que comprendía la actividad taurina en Almería entre los años 1.939 al 1.952. Su siguiente libro correspondiente a los años 1.953 a 1.963 lo presentó en los aljibes  árabes de la capital el 17 de agosto de 1.999. Su labor documentalista del mundo de los toros en Almería es de un elevado nivel de rigurosidad y conocimiento del tema.

FRANCISCO PEREZ
Nació en Almería el 31 de enero de 1.908, falleció en la capital el 19 de diciembre de 1.984.
Estudió la carrera de Medicina en Madrid licenciándose en 1.933. Casado con Maria Company Rodríguez, hija del médico- político republicano Juan Company Martínez, tuvo seis hijos varones, aunque el primero falleció a los tres años de nacer. Ninguno de ellos excepto Paco Pérez Company siguió sus pasos en la Medicina y sus otros hijos son funcionarios públicos y abogados.
Don Paco Pérez como cariñosamente lo conocían los almerienses fue una persona amable, vocacional y entregado a sus arraigadas ideas lo que le costó por el simple hecho de permanecer fiel al bando republicano, cárcel y destierro que supo llevar con entereza.
Luego, paradojas de la vida sus adversarios le respetaron cuando conocieron su integridad moral y profesional. Su recuerdo está  perpetuado en una calle de Almería que lleva su nombre, cercana a la plaza de toros.
Fue un apasionado del buen toreo. Sus debilidades fueron  entre otros los matadores, Antonio Bienvenida, Pepe Luis Vázquez y Cagancho. Inculcó su amor a la fiesta a sus hijos a los que de pequeños ya llevaba a los toros.
Durante muchos años formó parte del equipo médico de la plaza junto a su amigo y compañero Domingo Artes y en el año 1.947, la Asociación Benéfica de Toreros lo acreditaba como cirujano ayudante de la enfermería de la plaza de toros de Almería.
Fueron inolvidables sus tertulias junto a entrañables personajes almerienses como Jerónimo Molina, Enrique Asensi o Juan García Santiesteban entre otros y que tenían lugar en el desaparecido café Español y posteriormente en el kiosco del 18 de julio.
Los viejos aficionados lo recuerdan como un excelente conocedor de la fiesta, una persona noble y servicial que supo inculcarle a sus hijos la decencia y honradez bajo el prisma de la moral.

JOSE GARCIA SÁNCHEZ
Nacido en Almería en febrero de 1.944, a los dos años su familia se traslada a Sevilla en cuya ciudad permanece hasta los trece años. cursando los estudios primarios y los tres primeros cursos del bachillerato.
En Sevilla pasa por varios domicilios en Gelves, Coria del Río y barrio de Triana para regresar a Almería en 1.957. Tras finalizar el bachillerato oposita al Cuerpo Nacional de Policía e ingresa en el cuerpo en 1.967. Su primer destino fue Vitoria donde permanece hasta 1.970 en que fue trasladado a Almería donde ha desarrollado su vida profesional hasta el momento.
Desde muy niño se sintió atraído por el mundo de los toros, auspiciado de alguna manera por el ambiente sevillano de su infancia o el hecho de que tanto su padre y sus tíos Eduardo y Luis fuesen aficionados de pro.
Esta curiosidad se convirtió en pasión a partir de los 15 años, devorando libros y revistas taurinas en un intento de profundizar en el conocimiento y en la esencia de la Fiesta, en cuyo afán sigue perseverando.
Su afición fue la que le llevó a formar parte del equipo gubernativo de la plaza de toros de Vitoria durante los años 1.968-69. Una vez en Almería fue delegado gubernativo de la plaza almeriense entre 1.970 y 1.977.
Desde 1.984 hasta 1.994, ambos inclusive, fue presidente del coso de la avenida de Viles. Ha publicado distintos artículos de contenido taurino, participando además en numerosos coloquios, conferencias o mesas redondas donde el toro ha sido protagonista.
Sin lugar a dudas, uno de los artífices del nivel alcanzado por la plaza de toros de Almería en el contexto nacional ha sido José García Sánchez, un autentico defensor de la autenticidad de la Fiesta.

ANTONIO NÚÑEZ DOMÍNGUEZ
Documentalista taurino nacido en la capital el 20 de febrero de 1.928.
Está  en posesión de uno de los archivos taurinos mas importantes de Andalucía y cuenta con una extraordinaria documentación sobre la historia del toreo en Almería.
A los ocho años ya empezó a ver toros de la mano de su padre otro buen aficionado. Excepto en el paréntesis entre 1.971 a 1.977 en que vivió una dolorosa pérdida, no ha dejado de asistir a ninguna feria taurina de Almería desde los años cuarenta.
Su biblioteca almacena mas de medio millar de libros taurinos junto a colecciones de las revistas y semanarios como El Ruedo, El Burladero y otras desaparecidas.
Siente especial predilección por los carteles taurinos.
Entre murales, de banderillas y de mano tiene coleccionados mas de seis mil ejemplares que colman las estanterías de su despacho junto a centenares de cintas de video, motivos taurinos y mas de 2.000 fotografías, buena parte de ellas de festejos celebrados a lo largo del siglo en la plaza de toros de Almería.
Siente especial cariño a su extensa colección de entradas de toros que arrancan desde 1.928 procedentes de toda España, Francia, Portugal e incluso de México. Aficionado escrupuloso a las estadísticas ha escrito nueve libros sobre los toros y su incidencia en Almería difundidos a través de la Peña Jueves Taurinos.
Hombre de extraordinaria memoria, no duda en afirmar que hasta la fecha la mejor tarde de toros que vivió Almería fue en la feria de agosto de 1.944 lidiada por Manuel Rodríguez "Manolete", Luis Miguel Dominguín y Domingo Ortega en la que se cortaron doce orejas, cinco rabos y una pata

JUAN CARREÑO RAMON
Este singular aficionado taurino almeriense nació el 17 de junio de 1.948.
Hijo de Rafael Carreño, gestor taurino y Ángeles Ramón de gran tradición taurina pues sus tres hermanos llegaron a vestirse de luces.
Como tantos otros jóvenes de aquella época y con el ambiente taurino que se respiraba en su casa, el veneno de los toros no tardó en impregnarle. Acudía a las clases de CHatillo de Almería en la terraza Listz con la secreta ilusión de poder ser torero, pero su padre buen conocedor del mundillo del toro nunca le facilitó la preceptiva autorización paterna en aquellos tiempos necesaria para ponerse delante de un becerro.
Resignado, el joven Juan Carreño emprendió su aventura del toro por otros derroteros. A los 18 años organizó por primera vez en Benahadux la primera feria taurina de su historia. Su inquietud le llevó mas lejos e incluso montó algún que otro festejo en tierras gallegas. En esta primera faceta se mantuvo entre los años 1.968 a 1.975.
Mientras tanto, preocupado por la situación de la Fiesta en Almería empieza a apoyar a los jóvenes novilleros de la tierra. Desde Antonio Márquez, Manuel Salmerón, Quinito, el malogrado Juanito Gimeno, llamado entonces Juan José Almería y el albaceteño Amado Giménez Cuenca fueron orientados y ayudados por Carreño en una época de escasa afición y numerosas dificultades.
Carreño allá por el año 1.978 encara otra nueva faceta. Durante tres años y hasta 1.981, bajo el seudónimo de "Oselito" ejerció la critica taurina en La Voz de Almería labor que alternó como corresponsal de la desaparecida revista taurina "Tendido-13"firmando sus artículos bajo el singular nombre de "Juanito CHipén".
Hasta mediados de la década de los ochenta ejerció también el periodismo radiofónico en las ondas de Radio Nacional de España para el programa de José Luis Carabias.
La muerte de su padre en 1.984 lo apartó como al resto de la familia del mundo de los toros. Sabe mucho mas de lo que dice. Desde hace unos años, convertido en un experto caballista ha encontrado una nueva satisfacción en el mundo de los toro. El toro en el campo, así lo disfruta, visitando ganaderías y tentaderos para conocer a este bello animal en su  hábitat natural como es el campo.

MANUEL CHOPERA
Nació en San Sebastián en 1.925.
Hijo de Pablo Martínez Elizondo ganadero y empresario taurino. Aunque nació a mas de mil kilómetros de Almería, la figura de Manuel Martínez Flamarique, conocido en los ambientes taurinos como Manolo Chopera, está íntimamente ligada a la provincia de Almería.
Fue en 1.955 cuando la casa donostiarra asumió la gestión de la plaza de toros de la capital, labor que se mantiene actualmente a través de uno de sus hijos, Oscar Martínez Laviano.
Como ganadero son famosas sus reses que pastan en las tierras navarras de Tudela. Manolo CHopera antes de su retirada, su actividad estuvo centrada como empresario y gestor de un importante numero de plazas de toros como la de Almería, Badajoz, de la que es propietario, Salamanca, Logroño, Bilbao de la que es gerente, la nueva plaza de Illumbe de San Sebastián de la que su hijo Pablo Martínez es consejero delegado a través de Nuevo Desarrollo de Anoeta y las plazas de Talavera de la Reina, Palencia, Tudela, etc vinculadas a la empresa Martínez Flamarique.
En Andalucía, la única plaza de capital de provincias que lleva la casa Chopera es la de Almería.
Desde hace varios años, su hijo Oscar, veterinario y experto conocedor de la Fiesta, gestiona la plaza de Almería cuya progresión en los últimos años ha sido francamente notoria. Ha sido apoderado de un importante numero de matadores de toros entre ellos las figuras legendarias de Manuel Benítez "El Cordobés" y el sevillano Paco Camino.

RAFAEL CARREÑO
Rafael Carreño Fenoy nació el 16 de enero de 1.901, en la popular calle de Regocijos a escasamente veinte metros de la Puerta de Purchena.
Fue uno de los más notables y destacados hombres del mundillo taurino de Almería durante mas de cuatro décadas. Su fallecimiento se produjo el 11 de febrero de 1.984.
Desde 1.952 a 1.984 fue el representante de la plaza de toros de Almería regentada por Antonio Cuesta, labor que alternó representando en la provincia a otras empresas taurinas como la de Pedro Balañá , Escriche, Hermanos Dominguín,
Hermanos Lozano y colaborador de Pablo Martínez Elizondo y Martínez Uranga.
periódicos locales, como linotipista, cajista, regente, administrador, jubilándose como corrector en La Voz de Almería.
Incluso intento probar fortuna frente al toro. Formó parte de una cuadrilla de niños almerienses actuando bajo el cariñoso nombre de "Tapaíto" contando con el apoyo y mecenazgo del malogrado José López Iguiño.
Desistió pronto y encaró el mundo taurino desde otra perspectiva. Apoderó a su cuñado, el novillero Damián Ramón abuelo del joven aspirante almeriense del mismo nombre. Incluso ejerció temporalmente como critico taurino con el pseudónimo de "RA-KF".
Respetado y querido por la afición y sus paisano su nombre va íntimamente ligado a la galería de grandes taurinos nacidos en la provincia de Almería. Organizó para el ayuntamiento de Almería numerosas novilladas y ferias de invierno. Hombre de una gran formación cultural, amante del teatro, la zarzuela y lector empedernido.

GABRIEL L. GARCÍA CALLEJÓN
Nació en Granada el 19 de Noviembre de 1.935, aunque desde niño vive en Berja.
A los once años vio su primera corrida de toros. Fue en Granada y recuerda perfectamente el cartel: Manolete, Arruza y Domingo Ortega.
Afincada la familia en Berja, Gabriel Luis García entre curso y curso de bachiller empieza a colaborar en todo lo que tuviese aire taurino, aunque su primer contacto en serio lo hizo a través de la radio local. Desde Radio Berja, mantenía semanalmente el programa "Toros y Toreros" al tiempo que remitía reseñas a la agencia Efe de la que entonces era corresponsal.
Aficionado activo, se le ha visto en ocasiones ponerse delante de los becerros aunque afortunadamente no le han quedado secuelas de los revolcones sufridos hace ya un montón de años, mas joven, cuando hizo el paseíllo junto a otro grupo de aficionados en un festival benéfico organizado por Radio Berja.
Apasionado de los toros y del flamenco, es un asiduo contertulio en cualquier actividad donde el cante o la Fiesta está presente, bien como oyente o activo participante.
Gran comunicador y excelente relaciones públicas se ha convertido en un obligado punto de referencia de apoyo y colaboración para los compañeros de los medios de comunicación dedicados a la información taurina.
Sus actividades como encargado de las relaciones entre empresas y Prensa se proyecta mas allá de las fronteras almerienses colaborando en la organización de festejos taurinos, aparte de en Berja, en Málaga, Melilla, Utrera, Villa Carrillo, Aranjuez, Fitero, Cazorla, Motril, Villanueva del Arzobispo y un largo etc.

MANUEL CUESTA GONZALEZ
Nació en Almería el 8 de abril de 1.934.
Tras cursar los estudios de bachillerato en Almería, hizo la carrera de Derecho en  Granada. Ha sido letrado sindical, abogado de la delegación de Industria y funcionario del Ministerio de Hacienda. En la década de los setenta llegó a ocupar la presidencia de la Junta de Obras del Puerto.
Lleva medio siglo como gerente de la plaza de toros de Almería. Su padre, Antonio Cuesta Moyano, que fue alcalde de la capital, con apenas dieciocho años le dio la responsabilidad de llevar la gerencia del coso almeriense.
Ha vivido todas las transformaciones de la plaza que se iniciaron a mediados de los años cincuenta, desde que el inmueble se recuperase de los importantes daños sufridos como consecuencia de la guerra civil española.
Las reformas interiores se han ido sucediendo en chiqueros, palcos, tendidos, enfermería y recientemente en la capilla presidida por un cuadro de la virgen del Mar y un sanatorio de la virgen del Carmen.
Es el mediano de los tres hermanos Cuesta González y posiblemente el mas aficionado a los toros.
El relevo generacional en la gestión de la plaza de toros de Almería está asegurado con su hijo Manuel Cuesta Rapallo, considerado como uno de los aficionados jóvenes almerienses con mayor preparación taurina.

JULIO ARAEZ
Nació en Almería.
Desde 1.981 ostenta la categoría profesional de fotógrafo taurino. Ha participado en ocho exposiciones individuales y tres colectivas. Tras finalizar los estudios del bachillerato y con una cierta experiencia en el mundo de la fotografía, con cámaras prestadas y escasez de medios, comienza a introducirse en el mundo de los toros.
Su azarosa vida ha estado siempre salpicada de nuevas sensaciones.
Abandonó los estudios de ingeniería y empezó a recorrer mundo. Primero toda España, fundamentalmente las ciudades bañadas por el Mediterráneo. De Londres tuvo que dar un salto forzoso hasta el Sahara donde se incorporó en la XIII Bandera de la Legión para cumplir el servicio militar.
Licenciado de sus obligaciones militares, retorna a Inglaterra y posteriormente se marcha a Suecia donde permanece catorce años, siete de ellos trabajando como profesor de español en Estocolmo.
Sin embargo, cada año vuelve puntualmente a Almería, en agosto para vivir intensamente la feria y por supuesto, los toros.
En 1.981 se instala definitivamente en la capital y empieza a dedicarse de lleno a la fotografía taurina. Es el único fotógrafo almeriense, reconocido oficialmente en todo el país en esta especialidad. Figura inscrito en la Historia de la Fotografía Taurina de España.
Su archivo recoge mas de 3.000 fotografías que son testigo de los acontecimientos taurinos celebrados en la plaza de toros de Almería desde hace casi veinte años.

ANTONIO  GIMENO MORA
Nació en Almería el 27 de julio de 1.960.
Procede de una larga familia de gran tradición taurina. Aprendió de su padre el oficio de mozo de espadas y también como su progenitor intentó buscarse un hueco en el mundillo taurino.
Tras unos años inciertos y probarse ante los becerros, desistió de abrazar la profesión y finalmente encauzó su afición hacia su actual actividad.
Hermano del ex novillero y banderillero Juan Gimeno Mora, empezó con éste como mozo de espadas al inicio de su carrera, en 1.981.
Estuvo a su lado hasta su retirada como novillero en 1.986 fecha en que Juan Gimeno tras un corto paréntesis cambió el oro por la plata convirtiéndose con los años en uno de los subalternos mas destacados actualmente en España.
Antonio Gimeno, como ayuda de mozo de espadas ha trabajado ocasionalmente a las órdenes de destacados matadores de toros, como José María Manzanares, Vicente Barrera o Antonio Chenel “Antoñete”.
En los últimos años ha figurado en las cuadrillas de José Olivencia, Ruiz Manuel, Jesús Almería y Curro Vivas. Recientemente se ha integrado en el equipo del joven aspirante almeriense Juan Ignacio López Usero.

ENRIQUE CONEJERO
Sus primeros recuerdos taurinos se remontan a la temprana edad de cinco años, cuando una tarde de mayo y acompañado de su padre y su abuelo, fue a ver una corrida de toros, en la que Miguel Báez “Litri” figuraba en el cartel en la plaza de toros de Teruel.
Nació en 1.948 en esa bonita ciudad mudéjar que posteriormente cambiaría por la cálida Almería. Desde aquella experiencia tan precoz en los toros, la afición le caló pronto en su alma. Ahora recuerda de su adolescencia, las horas en las que se recreaba con la inconfesable ilusión de haber llegado a ser torero.
Comenzó el bachillerato en Teruel y lo acabó en Valencia. Fue en Zaragoza, donde cursó los estudios de Veterinaria y allí junto a otro grupo de universitarios fundó una peña taurina que sirvió para seguir alimentando su desmedida afición por los toros.
Como veterinario debutó en 1.980 en la plaza de toros de Teruel. Allí empezó a conocer de cerca todo ese mundo tan peculiar referente al reconocimiento de los toros.
Tres años mas tarde, en 1.983 fue trasladado a Almería. Al poco tiempo se integró en el equipo veterinario de la plaza. Precisamente aquí, en el sur, en Almería, descubre otros aspectos de las corridas de toros que le sorprenden.
Uno de ellos la preparación de la corrida, desde su actuación en los reconocimientos hasta el enchiqueramiento de los toros, pasando por el desembarco de las reses y la formación de los lotes.
Otro de los aspectos que le encandiló y sorprendió, fue-según ha manifestado públicamente- la estética de una corrida de toros en la plaza de Almería.

ANTONIO GIMENO
Nació en Berja el 17 de octubre de 1.927.
Falleció en Almería víctima de una rápida enfermedad el 19 de agosto de 1.998 víspera de Feria.
Hermano del malogrado matador de toros Juanito Gimeno y del ex banderillero Virgilio Gimeno, siempre, desde su juventud estuvo ligado al mundo de los toros.
Aunque intentó hacer sus pinitos en ésta profesión, llegando incluso a arrojarse como espontáneo en la plaza de toros de Pamplona en la década de los años cuarenta, supo con buen criterio alejarse de los ruedos y sustentar su afición entre barreras desempeñando la inestimable función de mozo de espadas.
Desde el inicio de la carrera de su hermano Juan y hasta su retirada, Antonio Gimeno fue su mozo de espadas y orientador de su carrera profesional.
Durante unos años se adentró en el mundo de la gestión taurina, figurando como empresario en un elevado número de festejos de promoción de jóvenes aspirantes a toreros.
Como profesional se mantuvo durante una década, hasta su retirada definitiva para dedicarse a su actividad profesional. Desde siempre estuvo muy estrechamente vinculado a los toreos de Almería manteniendo arraigados lazos de amistad con los matadores de la tierra Enrique Vera y Octavio Martínez “Nacional” y otros novilleros de Almería.
Fue presidente de la Peña Jueves Taurinos durante algunos años y formó parte del comité organizador de los diversos festivales taurinos organizados por esta peña en los años ochenta a beneficio de distintas entidades benéficas de la capital y en las que estuvieron presentes los más destacados diestros de esos años.

MANUEL FERNÁNDEZ
Nació en la popular calle de la Palma de la capital el 26 de septiembre de 1.930. Tenía apenas quince años, cuando trabajando en la desaparecida pastelería San Sebastián, una de las misiones que tenía encomendadas como aprendiz, era el reparto de pasteles a determinadas familias almerienses durante las corridas de toros de la feria.
Por esa circunstancia pudo la oportunidad de presenciar en la feria de agosto de 1.944 la célebre corrida de toros protagonizada en nuestro coso por Domingo Ortega, Manolete y Luis Miguel Dominguín considerada como la corrida del siglo en Almería. Ahí empezó todo, posteriormente con Rafael Aguilera empezó a viajar y a ver toros por toda la provincia rebasando el ámbito provincial desplazándose por todo el territorio nacional.
Desde hace ocho años pertenece a la peña Jueves Taurinos y en 1.998 fue nombrado presidente, cargo en el que permaneció hasta el 2.000. Como buen taurino es socio de la peña La Veratense y anteriormente en la década de los años cincuenta fue uno de los socios fundadores de la peña “Enrique Vera” y unos años mas tarde socio activo del Círculo Taurino “Juanito Gimeno.
Manuel Fernández tuvo sus influencias taurinas en su hermano mayor Gaspar Manuel fallecido hace unos años en Málaga después de sufrir un infarto de miocardio en Castellón de la Plana cuando cubría la información de la feria de la Magdalena para una cadena de radio malagueña. Gaspar Manuel Fernández fue durante muchos años corresponsal en Málaga de las revistas taurinas “El Ruedo” y “ El Burladero”.

ANTONIO BRETONES
Nació en Almería el 1 de julio de 1.930.
Lleva mas de medio siglo como encargado de los materiales de la enfermería de la plaza de toros de Almería. En sus años jóvenes, debido a su gran afición taurina se aventuró en el mundo del padrinazgo y ayuda a los jóvenes noveles almerienses.
Como gestor organizó en Adra junto a otras personas, en 1956 el debut del novillero de la tierra Juanito Gimeno. Un curioso festejo en que el almeriense alternó junto a Rafaelín Valencia en una improvisada plaza de toros que se instaló en el campo de fútbol de “Miramar” de esta localidad.
A mediados de los años cincuenta actuó como apoderado del novillero abderitano Emilio López “Playerito de Adra” en sus primeros festejos que toreó en la provincia de Almería.
Amigo personal de Octavio Martínez “Nacional” con quien compartió pupitre durante los primeros años del bachillerato en el colegio de La Salle, Antonio Bretones fue uno de los impulsores de la peña que Almería le dedicó al valiente matador de toros de la tierra.
También formó parte de la peña “Enrique Vera” como socio activo hasta su desaparición. Aficionado de gran sabiduría y memoria extraordinaria, Bretones es una figura omnipresente en todos los actos taurinos que se celebran en la provincia almeriense.
Desde 1.989 pertenece a la peña “Jueves Taurinos” como miembro del equipo directivo y es además socio de la peña taurina “La Veratense” y del foro cultural 3 Taurinos 3.

DIEGO MORATA
El almeriense Diego Morata, cuenta con un extraordinario prestigio profesional en el gremio taurino. Forma parte de ese medio centenar de profesionales de la Medicina responsables de la asistencia sanitaria  en los espectáculos taurinos que se celebran en todo el territorio nacional.
Desde hace mas de treinta años está integrado en el equipo medico que cubre este servicio en la plaza de toros de Almería. Morata, como  cirujano jefe del equipo lleva siete años.
A lo largo de su vida profesional ha tenido que intervenir a numerosos profesionales del mundo taurino. Entre las cogidas mas graves resaltar la sufrida por Curro Romero en la feria de 1.981, la de Antonio Chenel “Antoñete” en la feria de 1.995, “Manili” en 1.989, al puntillero Juan Rodríguez en 1.993 y en 1.998 a Juan Pedro Alcantud, subalterno de Manuel Caballero.
Esta cogida, fue la mas grave que se produjo en los ruedos españoles. Dicha valoración quedó expuesta durante el desarrollo del Congreso de Cirugía Taurina celebrado en el mes de junio de 1.999 en Segovia.
En la actualidad el equipo de la Enfermería de la plaza de toros de Almería lo componen junto a Diego Morata, los cirujanos Juan José Bonillo y José Luis García Martos. Anestesista, Evaristo Herrada Pardo. Hematólogo, Fulgencio Godoy Pastor, complementado por los ATS José Bretones Cuadrado, Benjamín Hinojo Ocaña y Antonio Bretones Cuadrado como responsable de Enfermería.

JOAQUIN LOPEZ “EL PINTO”
Nació el 20 de febrero de 1.931 en la barriada de Las Cruces.
Un barrio de solera donde nacieron grandes toreros almerienses como Juan Luis de la Rosa, Enrique Vera o Manuel Márquez “Posadero”.
En su familia había una notable tradición taurina, aunque solo él probo fortuna en esta profesión. Debutó en 1.948 en Laujar de Andarax en un festival junto a Octavio Martínez  “Nacional”, Papelerito y Pascual Oña. Su debut en la plaza de toros de Almería se produjo un año mas tarde, el 26 de diciembre de 1.949.Hizo el paseíllo junto a “Bojilla Chíco”, Víctor Quesada y Guillermo Orozco.
Llegó a torear alrededor de veinte festejos. El banderillero almeriense Paco Ciérvana estuvo a su lado durante su etapa de novillero como asesor y mozo de espadas.
Tuvo dudas importantes sobre su futuro, que despejó cuando ya casado cumplía el servicio militar en Ceuta. Su última actuación fue en 1.952 despachando reses de la ganadería de Juan Belmonte, en un mano a mano Luis Álvarez “Andaluz II”.
Acerado y crítico tiene fama de ser muy directo, en lo que a planteamientos o puntos de vista se refiere sobre el mundo de los toros.
Los que le vieron sobre el albero, afirman que tenía un corte de toreo seco, amanotelado y de una cierta calidad. La mano izquierda era su fuerte.
Le gusta la fiesta pura, y rechaza el fraude que se produce en muchos de  los festejos que se celebran en los pueblos, donde los toros carecen de garantía, las figuras lo tienen como entrenamiento y falta rigor en la concesión de trofeos.

PEPE MARQUEZ
Pepe Márquez es toda una institución en el mundillo taurino almeriense.
Hijo de un renombrado taurino, que fue presidente de la desaparecida peña Enrique Vera, novillero en los años sesenta y actual promotor taurino. Su desmedida afición se la inculcó a sus dos hijos, que fueron novilleros y hoy excelentes subalternos.
Se vistió de luces en unos veinte festejos. Debutó en Almería el 13 de agosto de 1.967  junto a Adolfo Benedicto y Paco de la Cruz con reses de Pérez y Sola e hizo el paseíllo en el coso de la avenida de Vilches en cinco ocasiones.
Se retiró de subalterno en 1.981. Un novillo de José Luis Sánchez lo corneó violentamente en la plaza de toros de Laujar de Andarax al ir a colocar un par de banderillas. Un día antes había toreado en feria de Almería a las órdenes de Curro Romero.
Como activista taurino ha ayudado a todos los toreros de la tierra. Desde Ruiz Manuel, Olivencia, Curro Vivas, Jesús Almería hasta López Usero y Damián Ramón.
Pepe Márquez es uno de los escasos aficionados almerienses que arriesgan para montar festejos taurinos en la provincia, enfocados para la promoción y formación de los jóvenes noveles de la tierra.

JUAN GRANADOS “EL GORDO”
Nació el 1 de noviembre de 1.948 en el popular barrio de San Cristóbal.
En su adolescencia como otros tantos chavales sintió el gusanillo de los toros. Quiso ser torero, pero su tremenda afición no pudo sortear la terrible barrera del miedo y a los 15 años, después de una buena paliza que le pegó una becerra en el campo decidió dejarlo.
Dejó la ilusión de vestirse de luces, pero quedó intacta en el su gran afición.
Con solo 17 años ya tenía su carné profesional que le acreditaba como mozo de espadas.
Permaneció en activo hasta 1.990. Tuvo que retirarse como consecuencia de un accidente de tráfico que le dejó algunas secuelas. Durante su permanencia en el callejón de una plaza de toros Juan Granados ha intervenido en mas de dos mil festejos como ayuda y mozo de espadas.
Ha vestido a todos los matadores de Almería, excepto a Nacional. Desde Juan Luis de la Rosa, Enrique Vera, pasando por Juanito Gimeno hasta Ruiz Manuel.
Su amor a la fiesta y su profesionalidad fue reconocida públicamente hace unos años, cuando la gente del toro de Almería le organizaron un festival homenaje en la plaza de toros de Gádor donde los subalternos hicieron de matadores y los novilleros fueron los banderilleros. Su gente lo sacó a hombros de la plaza.

JUAN JOSE DE TORRES
Nació en Almería el 12 de octubre de 1.951. A los diez años la familia se trasladó a la calle Zagal, a escasamente cien metros de la plaza de toros. Su infancia transcurre como la de cualquier otro niño del barrio, que en Feria esperaba impaciente que el coso de la Avenida de Vilches abriera sus puertas en el último toro. Pasan los años, y en la peña Jueves Taurinos conoce a Manuel Illescas con motivo de una conferencia. Pronto conectan, porque ambos son dos apasionados del toro en toda su extensión.
En esa época De Torres empieza a escribir sobre las Castas Taurinas. La primera persona que conoció el trabajo, fue precisamente Illescas, quien estando ya gravemente enfermo propuso a los otros dos socios fundadores de 3 Taurinos 3, Manuel del Aguila y Antonio Berenguel, que lo introdujera en el Foro. Su libro, aunque personalmente a De Torres le guste denominarlo Apuntes, es un ejemplo de un trabajo serio y concienzudo que le ha valido la catalogación a su autor como aficionado torista. Sin embargo, lejos de etiquetas, admite que solo es un simple aficionado, ni torista, ni torerista.
Con su entrada en el Foro 3 Taurinos 3, De Torres empieza a desarrollar una intensa actividad lo que le ha llevado a impartir numerosas conferencias allí donde requieren su opinión.
Itinerante e inquieto Juan José de Torres es un apasionado de los toros y cada año suele ser testigo presencial en las mas destacadas e importantes ferias taurinas que se celebran en España.

*  *  *

matadores_almeria_4.doc
MATADORES DE ALMERÍA

RELAMPAGUITO
Julio Gómez Cañete "Relampaguito".
Nació en Almería el 15 de noviembre de 1.884 en el Barrio Alto. Luego su familia se mudó a la calle del Encuentro aledaña a la plaza de Pavía.
Con 11 años formó parte como banderillero de la cuadrilla de "Niños toreros almerienses" que en 1.896 organizó el almeriense Francisco Aloy "El Caldera.
Como matador ocupó el puesto de Andrés López "Borinqueño" tras sufrir éste una grave cogida de cuyas secuelas murió poco después.
En 1.900 cumplió su primer contrato como novillero en la localidad almeriense de Berja.
Se presentó en Madrid, el 4 de julio de 1.904 lidiando reses de Veragua junto a Ángel Carmona "Camisero" y Manuel Mejías Rapela "Bienvenida". Obtuvo un gran éxito.
Tomó la alternativa en Almería el 28 de agosto de 1.907. Fue su padrino Ricardo Torres "Bombita" y testigo Rafael González "Machaquito" con toros del marqués de Saltillo. Su primer toro como matador se llamó "Algarrobito. Cortó los dos máximos trofeos.
Confirmó su doctorado en Madrid el 24 de octubre de 1.907 con toros de Luis de Gama al cederle Ricardo Torres "Bombita" el toro llamado "Gazapito" y como testigo Rafael Gómez "El Gallo".
 Tres días mas tarde toreó también en Berja su primera corrida de toros. El dato es que el torero almeriense sufrió en la barriada virgitana de Alcaudique un atentado sin consecuencias cuando ya el vehículo en que viajaba regresaba a Almería.
En 1.908 estando aún soltero marchó a México, Perú y otros países sudamericanos.
Debutó en Méjico capital el 11 de octubre de 1.908, matando toros de Santín. Hicieron con el almeriense el paseíllo  Diego Rodas “Morenito de Algeciras” y Antonio Boto “Regaterín”.
En 1.912 se caso con Amelia Vigar Giménez, hija y hermana de médicos.
Devoto de la Virgen del Carmen, en una ocasión un medallón con su imagen en relieve le salvó la vida al ser cogido, ya que el toro en su embestida lo partió de una cornada que iba directamente al pecho.
En 1.927 cobraba 4.000 pesetas por corrida.
Durante los años 1.923 y 1.929 no toreo.
Relampaguito estuvo 29 años como matador de toros, mas los años de novillero. Se retiró a los 46 años, el 22 de agosto de 1.930 en Almería. Ese día alternó con Marcial Lalanda, Vicente Pastor y Enrique Torres. Todos los espadas cortaron orejas a los toros de Montalvo. Relampaguito mató sus dos toros a volapié.
El estoque era su fuerte. Matador fácil y seguro aunque toreaba bien con el capote y la muleta. Se mantuvo en activo durante veintinueve años como matador de toros, Intervino en unas 160 corridas, de ellas 53 en el coso de la avenida de Vilches.
Hasta su muerte ejerció como asesor de la plaza de toros de la capital. Después de una grave y delicada operación quirúrgica que le fue practicada en Madrid
Murió  a los sesenta y tres años de edad en Almería el 27 de octubre de 1.947.

PASTORET
Francisco Ferrer Rodríguez, nació en Sidi Bel Aves, Orán, el 10 de septiembre de 1.884.
Pese a que no nació en Almería, se le considera de la tierra porque desde niño sus padres fijaron su residencia en la capital.
Toreó numerosas novilladas modestas por la provincia y fuera.
El 27 de agosto de 1.911 se presentó en Madrid, matando reses de Olea y alternando con "Torquito" y "Rosalito".
Seis años después el 21 de octubre de 1.917 tomó la alternativa en la plaza de Vista Alegre de Madrid. Padrino Manuel Mejas Rapela "Bienvenida". Cortó las tres orejas a sus tres toros de la ganadería de Sánchez Carreras.
Confirmó la alternativa el 11 de julio de 1.918 siendo su padrino Matías Zara "Zarita" con ganado de Fernando Villalón, cediéndole el toro "Italiano". Durante los años 20 y 21 torea una veintena de corridas marchando a México donde actúa en cinco tardes.
En 1.924 renuncia a la alternativa y se hace de nuevo novillero, manteniéndose en activo hasta 1.927 llegando torear mas de cuarenta novilladas en esos tres años.
Falleció el 20 de julio de 1.927, cuando conducía su automóvil en accidente de tráfico en la localidad salmantina de Barros del Castillo a donde se había desplazado junto al novillero Antonio Álvarez "Alvarito" para escoger ganado de la ganadería de Ignacio Sánchez.

NACIONAL
Octavio Martínez "Nacional".Nació el 29 de marzo de 1.929.
Debutó con traje de luces en Arévalo, el 1 de Julio de 1.946. Se presentó con picadores en Vélez Rubio en 1.948 en un mano a mano con Cagancho Hijo. Toreó como novillero con Litri y Julio Aparicio. La afición le entró cuando tenía 16 años estudiando quinto de bachillerato y viendo torear a Manolete.
Como maletilla el 16 de marzo de 1.947 se tiró de espontáneo al ruedo de Las Ventas. Tras éste suceso toreó en San Martín de la Vega. Cobró 1.500 pesetas por matar un  novillo.
En su primera ‚poca apareció en los carteles como Octavio Martínez "El Estudiante".
Debutó en la capital el 15 de febrero de 1.948 junto a Juan Luis de la Rosa y Manuel Márquez "Posadero". El 26 de marzo de 1.949 se presenta en Madrid, estoqueando reses de Arcadio Albarrán, junto Alejandro García y José Calabuig.
A lo largo de su carrera sufrió doce cogidas graves. Dos de ellas en Madrid y Barcelona en 1.950.
El 8 de marzo de 1.952 tomó la alternativa en la plaza de toros de Vista Alegre en Madrid con toros de Muriel. Padrino el mejicano Carlos Vera "Cañitas" y testigo Cayetano Ordóñez "Niño de la Palma" hijo."
La confirmación de la alternativa fue un año después, el 25 de julio de 1.953 con Luis Mata y Jaime Malaver con toros de Atanasio Fernández. El toro se llamó "Cardeñoso"
Se fue a México en 1.954. Allí volvió a confirmar la alternativa.
Tras su vuelta a España mató varias corridas de seis toros. Una de ellas en Almería. Alternó carteles con Luis Miguel "Dominguín", Antonio Bienvenida, Julio Aparicio y Litri.
Concedió dos alternativas. Una al almeriense Juan Luis de la Rosa y otra a Mariano Martín "Carriles" en Sevilla.
Su mayor triunfo lo obtuvo en Almería el 26 de agosto de 1.952. Toreó junto a Antonio Ordóñez y Luis Miguel "Dominguín". Cortó cuatro orejas y un rabo saliendo a hombros por la avenida de Vilches.
Tras retirarse de los ruedos fue empresario taurino, apoderando a distintos toreros españoles y sudamericanos, entre ellos a Manolo Cascales.
Falleció en Madrid a los sesenta y siete años de edad, el 4 de diciembre de 1.996. 

ENRIQUE VERA
Enrique Vera García. Nació en Almería el 27 de mayo de 1.933.
Su infancia transcurrió prácticamente en Valencia. Se presentó como becerrista en Bocairente.
Vistió su primer traje de luces el 19 de agosto de 1.947 en Játiva (Valencia).
El 18 de julio de 1.949 se presentó en Almería como novillero. Actuó junto a Francisco Honrubia y el almeriense Manuel Márquez "Posadero".
Debutó con picadores en Valencia el 29 de julio de 1.949 junto a Julio Aparicio y Miguel Báez "Litri".
Se presentó en Madrid el 25 de julio de 1.951 compartiendo cartel con Dámaso Gómez y Alfonso Galán.
Tomó la alternativa en Jaén el 26 de octubre de 1.952 de manos de Manolo Vázquez. Fue testigo César Girón. Cortó dos orejas a los toros del Conde de Ruiseñada.
Confirmó la alternativa en Madrid el 21 de julio de 1.953 con Manolo Carmona y Jerónimo Pimentel.
Durante unos años toreó bastantes corridas en España. En 1.958 marchó a Sudamérica.
Debutó en el cine con la película "Tarde de Toros" junto a los maestros Antonio Bienvenida y Domingo Ortega. Alcanzó cierto ‚éxito con "El Ultimo Cuplé" protagonizada por Sara Montiel y participó en el film "El niño de las Monjas" que fue su tercera y ultima película.
Tras un tiempo incierto renunció a la alternativa y volvió como novillero.
Tomó de nuevo la alternativa en Andorra, el 27 de agosto de 1.961 de manos de Rafael Girón y testigo Luis Ramírez.
Tras nuevos titubeos marchó otra vez a Sudamérica. En 1.962 toreó 16 corridas en México. En Acapulco, en 1.963 sufrió una grave cogida. Permaneció por estas tierras hasta 1.970.
Reapareció fugazmente en España en 1.974 para hacerse subalterno, decisión adoptada tras intervenir en una corrida del Conde la Maza en Valencia donde no estuvo muy afortunado.
Mató su ultimo toro en Almería, el 28 de febrero de 1.987 en un festival benéfico organizado por la peña Jueves Taurinos.
Falleció, a los sesenta años de edad, el 19 de febrero de 1.993 víctima de un infarto.

JUAN LUIS DE LA ROSA
Juan Luis de la Rosa Oña. Nació en Almería el 31 de mayo de 1.926, en la calle de las Cruces. Su tío fue matador de toros y su padre representante taurino.
A los 9 años se enfrentó a una vaca vieja. Sus primeros pasos en el ambiente taurino se los dio "Fatigón”. Debutó con 15 años en Almería en la parte seria del Espectáculo "Los bomberos de la Giralda" en la feria de agosto de 1.941, junto con el almeriense Paquito Ruiz y "El niño de la Blusa".
Álvaro Moya y Guerrerito fueron los que empezaron a pulirlo y corregir defectos.
Debutó con picadores en 1.943 en la plaza de toros de Valdepeñas con reses de Tomás Frías junto a Rafael Llorente y "El Estudiante II".Toreó bastante en el sur de Francia . Pedro Iris y Pedro Romero fueron muchas veces compañeros de cartel.
En Almería  se presentó el 18 de julio de 1.947. Alternó junto al sevillano Manolo González y Antonio Corona. Su bautismo de sangre lo tuvo en su tierra. Un novillo de Moreno Santamaría le partió la femoral.
Se presentó en Madrid el 8 de junio de 1.948 con novillos de Arranz Robles junto al mejicano Antonio Rangel y Paco Aguado. Aunque resultó cogido, logró matar sus dos novillos.
El 8 de enero de 1.953 tomó la alternativa en la plaza de toros de Almería. Padrino y testigo los almerienses Octavio Martínez "Nacional" y Enrique Vera. El toro de su alternativa de la ganadería de Manolo González se llamó "Volador". Cobró 25.000 pesetas .En la feria taurina de agosto de 1.953 alternó junto a Domingo Ortega y Rafael Ortega en la plaza de toros de Almería. Un año después, ante la falta de corridas decide retirarse.
En el homenaje organizado por la peña taurina "El Duende" el 14 de abril de 1.984, Juan Luis de la Rosa mató su ultimo toro. Intervinieron en el homenaje los legendarios matadores, Diego Puerta, Paco Camino, Rafael de Paula, José Marca Manzanares y Curro Vázquez.
Juan Luis de la Rosa, que durante un tiempo fue asesor taurino de la plaza de toros de la capital, se vistió de luces en un centenar de ocasiones. Su mejor temporada como matador, fue en 1.947 donde llegó a torear en media España, Francia y Portugal.

JUANITO GIMENO
Juan Gimeno Valdivia nació en Almería el 1 de febrero de 1.947.
Como becerrista se presentó en la capital el 24 de agosto de 1.960, junto a “Frascuelo”, Antonio Bretones y Rafaelín Valencia con erales de la ganadería de Pelayo. Debutó con traje de luces a los 14 años, el 18 de julio de 1.961 en la plaza de toros de Granada.
Formó pareja novilleril durante muchos años con Rafaelín Valencia.
Debutó con picadores en Fuengirola el 10 de marzo de 1.963. Alternó junto a Rafaelín  Valencia y Antonio Moreno con novillos de Herederos de Juan Belmonte. Cortó tres orejas. Se presentó en Almería el 9 de junio de 1.963. Lidió novillos de Pérez de la Concha compartiendo cartel con Rafael Valencia y Joaquín Camino. Cortó tres orejas y salió a hombros.
Debutó en la Monumental de Las Ventas en Madrid, el 1 de marzo de 1.964. Junto al almeriense actuaron José Maria Aragón y Antonio Segura "El Malagueño", con toros de José Escobar. El 15 de agosto de 1.965 sufrió una cogida provocó índole una herida en el mentón en la plaza de toros de Conlliure.
Tomó la alternativa el 12 de septiembre de 1.965 en Berja. Se la concedió Miguel Mateo "Miguelín" y de testigo Luis Parra "Jerezano". Su primer toro se llamó "Abulito" y pertenecía  a la ganadería de Quesada Contreras. A su segundo de nombre “ Bucaito” le cortó las dos orejas y el rabo. Salió a hombros.
La cruz de la moneda fue para Miguelín, que fue detenido por la Guardia Civil al negarse a matar el toro. Gregorio Sánchez, matador de toros, que asistía al espectáculo mató al toro desde el callejón de varios pinchazos.
Juanito Gimeno no toreó mucho en el nuevo escalafón. Tras unos años dubitativos, renunció a la alternativa volviendo como novillero bajo el nombre de Juan José Almería. El 28 de junio de 1.975 en la plaza de toros de Almería volvió a tomar la alternativa. Fue cedida por el almeriense Enrique Vera y con Ricardo de Fabra como testigo.
Los toros fueron de Bernardino Giménez. No llegó a confirmar la alternativa y años mas tarde abandonó la actividad en los ruedo para encargarse de la carrera taurina de su sobrino Juan Gimeno Mora.
Falleció trágicamente a los 39 años de edad, el 10 de mayo de 1.986, en un accidente de tráfico ocurrido en la localidad gerundense de Villacul

JOSE HERNANDEZ ROJAS "EL MELENAS"
Nació el 3 de noviembre de 1.948. Vino al mundo en un cortijo de la vega en la playa de Las Palomas de la capital y a los veinte días los padres por razones de trabajo se trasladaron hasta la Línea de la Concepción donde fue bautizado y en donde permaneció hasta los siete años en que sus padres oriundos de Nijar regresaron a Almería.
Ha toreado mas de quinientas novilladas sin caballos.
 Protagonizó  el 25 de abril de 1.981 junto a Curro Valencia y Manuel Sales una curiosa anécdota, al irse los tres andando desde Valencia hasta Madrid buscando una oportunidad para confirmar la alternativa.
Torero tremendista y bullidor en 1.968 se tiró de espontáneo en la plaza de Berja a un toro de Jaime Ostos.
Se presentó con caballos en Almería el 27 de julio de 1.974 junto a "Calabrés" y Curro Torrijos. Ese mismo año tuvo una cogida muy grave en Medina Sidonia durante un tentadero que lo mantuvo dos años apartado de los toros.
Entre 1.978 y 1.980 mató mas de sesenta novilladas picadas. Tomó la alternativa en la plaza de toros de Valencia el 20 de junio de 1.980. Fue padrino del doctorado Paco Ojeda y testigo Juan Antonio Ruiz "Espartaco" con toros de Salvador Domecq. Fue el triunfador de la tarde cortando tres orejas.
Después la mala suerte se fue cebando con el torero almeriense, que tuvo que volver a las plazas como novillero para salir adelante hasta que en 1.986 se retiró oficialmente de los ruedos matando mas de cuarenta corridas de toros. En las temporadas 1.982-83 llegó a torear diez veces en la plaza de Las Ventas de Madrid. Sigue en el mundo taurino como organizador de festejos y  reside en desde hace unos años en la localidad de CHirivel donde en una finca de su propiedad construye una pequeña plaza de toros.

RUIZ MANUEL
Manuel Ruiz Valdivia. Nació en Almería el 5 de septiembre de 1.971 en la barriada del Zapillo. Debutó en Gádor el 1 de octubre de 1.987 con 16 años, alternando junto a los almerienses Gimeno Mora y Paquito Muñoz-que también debutó- y la actual figura del toreo Enrique Ponce.
Se presentó con picadores el 12 de marzo de 1.989 en Almería en el denominado "Festival del Arte" saliendo a hombros, aunque oficialmente su debut con picadores fue en Aranjuez  el 25 de julio de 1.991. En su etapa como novillero intervino en 54 festejos.
Tomó la alternativa en la plaza francesa de Beaucaire el 30 de julio de 1.995. Fue su padrino "El Fundi" y testigo Luis de Pauloba. El toro se llamó “Lucero” y pertenecía a la ganadería de Javier Molina. Cortó dos orejas y salió a hombros.
Debutó como matador de toros en Almería el 26 de agosto de 1.995 junto a César Rincón y Joselito. Participó en la feria taurina de 1.996 alternando junto a Manzanares y Enrique Ponce lidiando toros de Luis Algarra.
Sustituyó a El Cordobés el 31 de agosto junto a Pepín Liria y El Tato.
Fue el ganador del capote de paseo del ayuntamiento de Almería, como triunfador de la feria taurina del año 97.
Confirmó la alternativa el 14 de junio de 1.998 en Madrid junto a Domingo Valderrama y el francés Denis Loré con toros del marqués de Albaserrada. El toro de la confirmación se llamó Haragan. Fue ovacionado.
En 1.998 compartió cartel con José Maria Manzanares y Enrique Ponce con toros de Hijos de Pablo Martínez Elizondo. La temporada 99 fue el año de Ruiz Manuel, actuando en Madrid con gran éxito, en la Feria de Almería y en Barcelona.  También fue ese año su bautismo de sangre. Fue cogido el 14 de julio de 1.999 en la localidad francesa de Frejús. Intervino en trece corridas de toros y cuatro festivales con el balance de 13 orejas y un rabo. Tuvo una interesante actuación en la Feria de Quito (Ecuador).
En la temporada 2.000, estuvo nuevamente presente en el ciclo agosteño almeriense. Numero 64 en el escalafón de matadores españoles, intervino en trece corridas de toros cortando un total de seis orejas y de nuevo repitió en la feria de Quito donde fue cogido menos grave.

CURRO VIVAS
Francisco Javier Vivas Navarro. Nació en Almería el 16 de agosto de 1.970.
Se vistió de luces por primera vez en la barriada virgitana de Balanegra el 25 de julio de 1.987.
Alumno aventajado de la Escuela Taurina Almeriense.
Debutó con picadores en la plaza de toros de Almería, el 1 de enero de 1.991, lidiándose reses de la ganadería de Felipe Navarrete y alternando en el cartel con el murciano Pepín Liria y Ángel de la Rosa.
Toreó en la novillada de la feria Taurina de Agosto de 1.993. En su etapa como novillero intervino en 25 novilladas picadas.
Tomó la alternativa el 1 de agosto de 1.998 en la plaza de Toros de Berja. Tuvo una discreta actuación. Se lidiaron toros del hierro de Luis Albarran. El sevillano Emilio Muñoz fue el maestro de la ceremonia del doctorado, actuando como testigo Sebastián Borrero "CHamaco".
Confirmó la alternativa en Madrid.
Desde esa fecha, Curro Vivas, que ha seguido un disciplinado entrenamiento no ha tenido oportunidades para volver a vestirse nuevamente de luces. Curro Vivas no estuvo presente en la feria-99 en la que intervinieron cuatro toreros almerienses ni tampoco figuró en la feria del 2.000.
En la temporada 99 intervino en una corrida de toros y un festival
Durante la campaña del 2.000 participó en tres festejos, cortando seis orejas y dos rabos.

JOSE GABRIEL OLIVENCIA
José Gabriel Olivencia Escamez. Nació en la barriada de La Cañada de San Urbano el 17 de abril de 1.973.
Alumno de la Escuela de Tauromaquia de Almería desde sus inicios.
Fue uno de los destacados noveles en las becerradas organizadas por el ayuntamiento de Almería en 1.988 para la conmemoración del Centenario de la plaza de toros de Almería..
Debutó con picadores en el coso de la avenida de Vilches 7 de mayo de 1.989. Alternó cartel con los novilleros "Chicote" y Juan Carlos de los Ríos “El Formidable” lidiándose reses del hierro de los Hermanos Domínguez de Badajoz. Durante  mas de diez años ha estado toreando todo cuanto ha salido por la puerta de los chiqueros.
En su presentación en Madrid, pese a no cortar orejas, ante un ganado que no acompañó nada, dejó un grato sabor entre la exigente afición madrileña. El 5 de mayo de 1.996 se presentó en la Monumental de Barcelona. Una inoportuna lesión le impidió estar al cien por cien de sus facultades, estando un mes de baja por esta circunstancia.
 En l.999 año de su doctorado  mató media docena de festejos. Chopera, con acertado criterio lo colocó en la primera corrida de la feria de agosto para alcanzar el doctorado Alternativa.: 28 de agosto de 1.999. Padrino de la ceremonia, el valenciano Enrique Ponce y testigo Julián López "El Juli" con toros de la ganadería de El Puerto de San Lorenzo. Olivencia  cortó una oreja a “Burgaleso”, fracturándose la mano en la lidia de su primer toro.
Durante la temporada 2.000 su ámbito de actuación se centró fundamentalmente en la provincia de Almería. Intervino en un total de cuatro festejos, cortando diez orejas y dos rabos.

"JESUS ALMERIA"
Francisco Jesús Martínez Ruiz
Nació en Almería el 7 de septiembre de 1.976.
Debut con picadores: El 25 de agosto de 1.996 en Almería con reses de la ganadería de El Torreón  junto a los  almerienses José Gabriel Olivencia y Tomas Zurano. Cortó dos orejas a  "Buenasuerte" el novillo de su debut y una oreja a su segundo. Fue el ganador del preciado capote de la Virgen del Mar otorgado por el ayuntamiento de la capital en litigio con los matadores que intervinieron en el ciclo taurino.

Novilladas sin picadores toreadas: 12
TEMPORADA-99
Festejos toreados: 5 novilladas picadas y 3 festivales.
Trofeos; 11 orejas.
Ese año fue el triunfador de la final del concurso de Escuelas Taurinas de Andalucía celebrado en la localidad cordobesa de Benejí, al cortar las dos orejas al novillo que mató.
También ese año fue su bautismo de sangre. Fue cogido en una novillada dentro del ciclo de la Fundación de Tauromaquia de Andalucía celebrada el  27 de junio de 1.999 en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaira con las cámaras de Canal Sur como testigo.
TEMPORADA-2.000
Intervino en la novillada de feria sustituyendo a Javier Castaño por lesión. Tuvo una aceptable actuación. No obstante ha carecido de oportunidades y a lo largo de la temporada participó en escasos festejos. Intervino en un festejo y cortó una oreja
ALTERNATIVA:  Roquetas de Mar. 21-Julio-2.001
Padrino. Vicente Barrera       Testigo:  David Fandila “El Fandi”
Toro: Yumberito Ganadería: Benítez Cubero. Cortó dos orejas
Apoderado: No tiene
Mozo de espadas: Manuel Sánchez Morales y Antonio Gimeno.

César López Acacio “EL CESAR”
Nació  en  Almería, Barrio de la Esperanza el 16 de abril de 1.978.
El 16 de abril de 1.994 ingresó en la Escuela Municipal Taurina de Almería.
Se vistió de luces por primera vez el 6 de junio de 1.995 en Albox. Ha toreado sin caballos mas de cincuenta novilladas.
En 1.997 ganó en disputa con 118 jóvenes aspirantes a toreros el Bolsín de Cascante.
Aunque toreó en México en 1.998 una novillada picada, su debut oficial en España fue un año mas tarde en la feria de Almería..
Debut con picadores:
El 22 de agosto de 1.999. Hizo el paseíllo junto a Jesús Almería y el aragonés Ricardo Torres lidiando novillos de la ganadería de Paco Ojeda. Cortó una oreja y dejo un magnífico sabor de boca a los aficionados almerienses.
Alternativa:  Vera, 22 de septiembre de 2.002.
Toros : Reses de  Criado Holgado
Padrino: Manuel Caballero Testigo:
Testigo: Morante  de la Puebla
El César (ovación y ovación). Media plaza.
TEMPORADA 99.
Festejos toreados; 6 novilladas sin picadores, cortando 15 orejas. Volvió  a México donde permaneció cinco meses actuando con cierto éxito.
TEMPORADA 2.000.
El 20 de febrero se presentó en la Monumental de Mazalan (México) y en Puerto Vallarta. De regreso a Europa intervino en distintos festejos en Portugal, uno de ellos junto a Ruiz Miguel y Víctor Mendes. También estuvo presente en la feria de Almería. Festejos toreados: Cinco novilladas y tres orejas.
Apoderado: No tiene, aunque le está ayudando Juan Ruiz Palomares.
Mozo de espadas: Francisco Navarro.

*  *  *

novilleros_almeria_6.doc
Francisco Torres Jerez “TORRES JEREZ”
Nació en Almería el 27 de marzo de 1.978. Pertenece a la Escuela Taurina Municipal desde 1.990.
Debut como becerrista:  Albox el 6 de diciembre de 1.995. Formó cartel junto a Cesar López “El César” y David Alcaide
Su debut como novillero sin picadores se produjo el 26 de junio de 1.997 en la localidad Sevillana de Alcalá de Guadaira dentro del III Ciclo de Novilladas de Promoción, patrocinadas por la Fundación Andaluza de Tauromaquia.
Desde 1.997  y hasta su debut con picadores ha intervenido en mas de treinta novilladas sin caballos.
En Junio del 2.000 fue uno de los triunfadores de la novillada de promoción celebrada en Baeza dentro del ciclo que organiza la asociación de Escuelas Andaluzas de Tauromaquia retransmitidas por Canal Sur, donde cortó las dos orejas a un novillo de Sánchez Pascual.
Debut con picadores: El  20 de agosto del 2.000 en la feria de Almería. Intervino junto a  los paisanos Jesús Almería y El César. Tuvo una discreta actuación en sus novillos de la ganadería de Pérez Tabernero. Solo ha intervenido en dos novilladas.
Apoderado: No tiene
Mozo de espadas: Antonio Gimeno

José Ignacio López Usero  "LOPEZ USERO"
Nació en Almería el 10 de noviembre de 1.981.
Pertenece a la Escuela Taurina Municipal desde el 17 de noviembre de 1.995.
Se vistió por primera vez de luces el 26 de septiembre de 1.997 en la localidad granadina de Orgiva, matando reses de la divisa de Cebada Gago.
Durante 1.997 intervino en un solo festejo y en 1.998 mató ocho novilladas. En esas mismas cifras se ha venido manteniendo regularmente en los años siguientes. López Usero es un torero que va progresando de manera espectacular. Estuvo presente en el ciclo de Oportunidades en Madrid, en diciembre del 2.000. Cortó una oreja en semifinales y la mala suerte con el acero le impidió estar en la gran final.
Debut con picadores: 25 de agosto de 2.002
Novillos de Montalvo.
Alternó junto a Manuel Escribano y Matias Tejela. Resultó cogido gravemente al matar a su primer novillo. Cortó una oreja.
Temporada 2.002:
Apoderado:
Mozo de espadas:

Damián Bedmar Ramón   "DAMIAN RAMÓN"
Nació en Almería el 6 de febrero de 1.982.
Fue dado de alta en la Escuela Taurina Municipal el 1 de julio de 1.991.
Debut sin caballos:  27 de julio de 1.997 en Roquetas de Mar, con reses de la ganadería del hierro de San Martín cortando dos orejas y rabo.
Durante 1.997 intervino en dos festejos y a lo largo de 1.998 actuó en siete novilladas. En 1.999 participó en ocho novilladas.
En la temporada 2.000 intervino en nueve festejos. Lleva superadas las 25 novilladas sin caballos, con mas de treinta orejas cortadas y ocho rabos. En diciembre actuó en la plaza de Vista Alegre de Madrid dentro del segundo ciclo de “Oportunidades”.
Temporada 2.002:
Apoderado:
Mozo de espadas:


Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

<< Página principal