Mundo Musical Almería - Historia

Información sobre la historia musical almeriense

Discoteca Play Boy

PLAY BLOY, EN LOS BAJOS DEL GRAN HOTEL, FUE LA DISCOTECA MÁS CHIC DE LOS AÑOS SETENTA EN ALMERÍA

Comenzaré diciendo que esta discoteca-Play Boy -situada en los bajos del Gran Hotel Almería y entonces dirigida por Pepe Bermúdez-, fue el local donde tras la celebración de mi boda -en la iglesia de nuestra patrona la Virgen del Mar- y su consiguiente banquete nupcial, un grupo de los amigos más allegados consumimos allí las ultimas copas de la celebración del casamiento. Hablamos del mes de marzo de 1974. Un año antes, la noche del 28 de julio de 1973, yo tuve la oportunidad de presentar en este inolvidable local, el acto de entrega del Premio Especial de Radio Juventud de Almería, al cantante Daniel Velázquez, que le fue entregado por Camilo Sesto, cuya fotografía acompaño y que fue quien actuó en el fin de Fiestas del IV Festival Internacional de la Canción en la Ciudad Luminosa de la Costa del Sol. Ese año ganó una desconocida Keely Ford con el tema “Hop, skip and jump” que pasó a la historia musical de Almería con más pena que gloria.

Play Boy, era la discoteca chic, la más lujosa y elegante. Sonido perfecto e iluminación magnifica. Competía con firmeza con Baroque, Zodiaco, Lido, The Fors tres, Apocalipsis, Samantha. Después años más tarde vendría la moda de los pubs con actuaciones en directo. En otra ocasión hablaremos del Atenas, Tommys o el Athos, pioneros en la capital.

La discoteca Play Boy de la mano de Bermúdez, quiso proyectar este tipo de locales teniendo como referencia los que triunfaban en Alicante y Valencia. Abrió sus puertas en el mes de mayo de 1971, unas fechas antes de que se celebrase en nuestra ciudad la Semana Naval que convirtieron Almería, en la capital militar del país.

Play Boy, fue sin género de dudas, la discoteca de los artistas de cine que en esos años visitaban asiduamente Almería. Todo aquel famoso, famosillo o famosete tenía una inexcusable cita en Play Boy. Ni que decir tiene que Bermúdez y un tal Jose Luis, eran excelentes relaciones públicas. Todo el mundo del cine pasó por ella. Durante casi cinco años fue la discoteca líder y referente. Abría todos los días de la semana con dos sesiones. Una de tarde, de siete a diez para los más jóvenes- “meones” les llamábamos los “mayores” y abría sus puertas de 11 de la noche a tres de la madrugada.

JOSE ANGEL PEREZ





Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

<< Página principal