Mundo Musical Almería - Historia

Información sobre la historia musical almeriense

José Ángel Tapia

SACERDOTE Y CRONISTA DE LA CIUDAD
El padre José Ángel Tapia nació en Abla el 14 de marzo de 1914 hace hoy 103 años. Realizó sus estudios primarios en el colegio “Ave María” del barrio de El Quemadero, a donde marchó con su familia a la edad de seis años. Cursó Bachillerato y Magisterio en el Seminario Diocesano, donde ingresó con trece años. En 1930 publicó en el diario “La Independencia”, bajo seudónimo, su primer artículo sobre historia, tras adquirir un ejemplar de “El esplendor de Almería en el siglo XI”, de Florentino Castro Guisasola. Vio interrumpidos sus estudios en 1936 al iniciarse la Guerra Civil Española, pasando a realizar trabajos de oficinista. Trabajó en la Compañía de Electricidad del Valle de Lecrín. No fue hasta el final de la guerra que pudo reanudar sus estudios. Se doctoró en la Facultad Teológica de Cartuja. Allí aprendió de los jesuitas a hacer fichas y las bases de la metodología científica. Permaneció en el Seminario realizando diversas tareas desde que se ordenó sacerdote en Granada en 1943, hasta 1948. En esos años intenta marchar a Madrid o Valencia con la promesa al obispo de Almería de hacer en tres años los cinco de la carrera de Historia, pero no recibe el permiso. En 1950 intenta iniciar dichos estudios con una beca de capellán en la Iglesia de Montserrat en Roma, que promueve el Ministerio de Asuntos Exteriores, pero esta no es concedida. Tras ordenarse también se encargó de la iglesia de Aguadulce.

Ese año comienza su labor de párroco a la que iría uniendo la de historiador al poder estudiar los archivos locales de los pueblos en los que ejercía como sacerdote. Primero fue en Vélez Blanco en 1948, de la que saldría su obra “Vélez-Blanco, villa señorial de los Fajardo” (1959). Allí permaneció hasta 1954-1955. Su paso es recordado por la recuperación de las tradiciones de Semana Santa, las imágenes titulares y la del Santo Cristo de la Yedra (destruido en 1936, en la Guerra Civil), construcción de una nueva Ermita de Derde en 1950 (la vieja también fue destruida en 1936), restauración de la Iglesia Parroquial de Santiago en 1954. Después en Berja, que daría lugar a la “Historia de la Baja Alpujarra” (1965), Premio Casa de Almería en Barcelona. En 1967 La Real Academia de la Historia le nombra miembro académico de la provincia. Al año siguiente aparece su historia de los obispos de Almería, sobre la base de las notas tomadas del archivo de la catedral. Esta obra despierta la atención del entonces obispo de Almería,Ángel Suquía Goicoechea, amén de Presidente de la Caja de Ahorros de Almería, quien promoverá una ayuda económica por parte de esta Institución para que continúe sus investigaciones.

Vuelve a Almería en los años 70, publicando a partir de entonces sus obras más importantes. Aquella que comenzó a darle popularidad y que es una de sus obras fundamentales sería “Almería, piedra a piedra”, en 1970, obra que recoge los rincones típicos de la ciudad, sus restos arqueológicos, callejero, vestigios de su pasado e imagen de su presente por medio de sus edificios. Tras esta publicación el Ayuntamiento de Almería le nombra Cronista oficial de la Ciudad en 1971. Falleció en Almería un día como hoy 3 de agosto de 1992, a los 78 años de edad. Dejó sin terminar una obra sobre su Abla natal y otra sobre el cante y copla almerienses, así como el final de La Historia General. Estuvo trabajando en esta Historia General, por su tierra, hasta casi sus últimos días.

Rescatado de WIKIPEDIA por JOSE ANGEL PEREZ







Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

<< Página principal