Mundo Musical Almería - Historia

Información sobre la historia musical almeriense

Manolo Barrera (Lolo García) - Fotos

Inicio de Teddy Boys


LOS KUSTONS
Mi primer conjunto musical de Almería, nacimos a finales del 1962, compañeros de Instituto. Fuimos el primer conjunto de música POP-BEAT.

Su composición era:
Manolo Barrera (Lolo García) guitarra eléctrica, segunda voz
Joaquin (Chipo) Bajo eléctrico, tercera voz
Pepe Amat piano
Blas Diaz batería
Juan (Elvis) cantante

Admirados por nuestra música moderna y rítmica, nuevo sonido juvenil, hacíamos vibrar a las quinceañeras como nosotros en todos los festivales, guateques, emisoras de radio, y salas de baile de aquella época, tuvimos una corta duración. De este grupo nacieron los siguientes conjuntos musicales de Almería:

Los Stukas
Los Gringos
Los Teddy Boys

Nos hemos reunido en Almería el pasado día 4 de Noviembre 2016 para celebrar nuestro 54 ANIVERSARIO, todos éramos y seguimos siendo muy buenos amigos.

Viva la música, que conserva la amistad.













Los Flames
En Almería, como en tantos lugares de la España de la primera mitad de los 60, los jóvenes apasionados por la música que venía del extranjero formaban conjuntos como una forma de expresión artística y entretenimiento. Juan Mena viaja a Barcelona y allí asiste a actuaciones de Los Sirex, Los Mustang y otros grupos, regresando a su tierra con la idea de crear un conjunto. Así nacen Los Stukas en 1964 de la mano de cinco estudiantes procedentes de distintas localidades de la provincia. Son Eduardo Giménez (cantante), Cristóbal -Cristo- de Haro (bajo), Juan Mena (guitarra de punteo y saxo), Manolo Barrera (guitarra rítmica) y Blas Díaz (batería).

Pronto Los Stukas comienzan a actuar en locales de la capital, como el Club Náutico o el cine Listz, y de la provincia, como el cine Gong de Roquetas de Mar. A lo largo de 1965 se convierten en el conjunto joven más solicitado en la provincia, ganando alguno de los muchos concursos que entonces menudeaban. El 17 de enero de 1966 el conjunto actúa en Cuevas del Almanzora cuando se conoce la noticia de que dos aviones han chocado en vuelo y acaba de caer una bomba atómica en las proximidades; quizás desde entonces adquieren un sonido radioactivo. También actúan en el Casino de Almería, mano a mano con Los Ídolos, antes de irse a Estados Unidos y convertirse en Los Canarios.

Para 1966 se plantean ampliar su campo de acción y profesionalizarse. Para ello van a Torremolinos, donde actúan en el Top Ten, el Pia-Beck y otros clubes. Cuando empiezan a hacerse un nombre en la zona sur, aparece un grupo madrileño que se llama igual que ellos y tienen oficialmente registrado el nombre. Para evitar problemas y pleitos, el quinteto cambia su denominación, pasando a llamarse Los Flames, nombre propuesto por Juan Mena que es un seguidor del soul de James Brown y su banda de acompañamiento, The Famous Flames. Aquél es el año fundamental del grupo. Acompañan en alguna actuación a Johnny and Charley, conocen de primera mano el ambiente musical de la Costa del Sol y se codean con otros grupos. Uno de esos grupos son Los Íberos con los que se va a ir Cristo de Haro, el bajista, abandonando Los Flames. Entonces, Juan asume el bajo, que simultanea con el saxo.

A finales del verano de 1966 un equipo cinematográfico cae por el Top Ten de Torremolinos para rodar algunas escenas para su película. Allí actúan habitualmente Los Flames. Gustan al productor y al director, que ruedan "Amor a la Española" (Fernando Merino, 1966), protagonizada por Alfredo Landa y José Luis López Vázquez. Les proponen que se encarguen de las canciones del film. Los Flames aparecerán en varias escenas. Para grabar los temas de la película, viajan a Madrid invitados por el sello RCA. Esas canciones formarán finalmente el EP "Banda Sonora Original de la Película Amor a la Española" (RCA, 1966), único que registrará el grupo.

Aprovechan su larga estancia en la capital para actuar en clubes como el Imperator, el Kursaal y, en general, todos los de la cadena Consulado. Aquel invierno tocarán junto a Los Tifones en el club Principado y junto a Los Botines de Camilo Sesto en el club Caravell, entre otros. También acompañarán a Mari Trini en alguna de sus primeras actuaciones.

No todos los componentes de Los Flames están decididos a hacer de la música el motivo central de su vida y el grupo acaba por disgregarse. Juan Mena va a quedarse en la capital, donde comenzará una vida dedicada a la música y que tiene continuidad hasta hoy mismo, que con 65 años sigue en activo. Juan ingresará en Los Continentales, para dedicarse ya por completo al saxo. Con ellos ganará el I Festival de Conjuntos de León, en 1967; también pasará por The Brisks. Después dirigirá y formará parte de varias orquestas y compondrá música para espectáculos y películas, participando en numerosas grabaciones.

Otro que se queda en la capital es el guitarra, Manolo Barreras, que va a entrar a formar parte de Henry and The Seven con los que grabará algunos singles realmente interesantes. Por su parte, Cristo de Haro fue pieza fundamental de Los Íberos, uno de los mejores y más avanzados grupos españoles de los 60. Posteriormente formó parte de Los Puntos, el grupo almeriense más conocido de todos los tiempos, durante un breve espacio, cuando su bajista sufrió un grave accidente de tráfico.

Julián Molero

* * *

Los Flames
Los Flames graban su único disco en septiembre de 1966 con los temas que interpretan para la película "Amor a la Española" (Fernando Merino, 1966). Salvo el primer tema, todos aparecen firmados por el grupo, si bien en el tema estrictamente musical es Juan Mena quien lleva la batuta, además de encargarse de la grabación de las partes de guitarra solista, bajo y saxo. Música netamente pop en las cuatro pistas.

La más conocida fue el tema principal de la cinta, "Un domingo", un tema bien interpretado por el cantante, con buenas guitarras y muy pegadizo. Es un tema compuesto por José Luis Navarro.

"Lejos" es una versión de una canción del conjunto británico The Zombies. Se mueve en un ritmo similar a la primera, con un cantante en primer plano y buen papel de la guitarra de acompañamiento y el grupo rítmico. No tiene el gancho de la anterior y la voz no está tan bien conseguida como en el tema principal. A destacar un buen solo de guitarra, sirviendo de puente entre las estrofas.

Con "Stukas", el grupo se homenajea a sí mismos, ya que este fue el nombre primitivo del conjunto, al que tuvieron que renunciar por motivos legales. Aquí se desquitan con una pieza de rhythm 'n' blues. El saxo protagoniza las operaciones instrumentales en esta ocasión. Una descarga rítmica y, en mi opinión, el mejor tema del disco.

Cierra "Busco otro amor", en la que Los Flames y su cantante suenan muy cercanos a Los Sirex. Un tema muy aceptable, pero que recuerda a muchos otros de su época. También aquí la guitarra se marca un punteo limpio que sirve de contrapunto a la voz.

Uno de esos discos con los que, al terminar, uno se queda con ganas de más; sin embargo, lo cierto es que supuso el debut y despedida del grupo almeriense en el mundo del disco, aunque varios de sus componentes tuvieron luego carreras importantes por separado.

Julián Molero




















* * *





















Il Anime

Henry And The Seven


Henry And The Seven (La máquina del Soul triturará tus huesos)


Por: Julián Molero (02/04/2011)
Nos encontramos con un grupo de tanta calidad como oscuridad en sus componentes y trayectoria. Lo cierto es que los tres sencillos que nos dejaron nos muestran una banda rock soul que podía medirse de tú a tú con sus contemporáneos Pop-Tops y Canarios. Las pocas fuentes que los citan se contradicen. Algunos incluso opinan que era un grupo con varios componentes extranjeros, lo cual es incierto.

El grupo se forma en Madrid de manera un tanto casual. En el club Kursaal, por el barrio de Carabanchel, tocan todos los fines de semana un conjunto llamado Los Flames y una orquesta de baile llamada Luis de Alba y Los 5 de España. En el primero de estos grupos milita Manolo Barrera. Eso ocurre a finales de 1966. La marcha a la mili del cantante de Los Flames deshace el grupo y Manolo pasa a formar parte de la otra orquesta. Allí va a coincidir con el organista Ángel René, apodado La Maestra, y con los hermanos Vicente y Alfredo Maiquez. Juntos montan temas de soul que interpretan en los descansos con gran éxito entre el público más joven. Ya les ronda por la cabeza el formar un conjunto, pero les falta un cantante. La ocasión les va a venir de cara cuando se enteran que Los Continentales han echado el cierre y su último cantante, Enrique Martínez, que antes había estado en Los Buitres, se plantea formar un nuevo grupo. Pero no todo está resuelto, pues los hermanos Maiquez son fichados por Canarios, que buscan añadir una sección de viento.

El castellano Enrique se transforma en el anglosajón Henry y los finales del 67 se convierten en un casting de nuevos componentes. Entran José María Panizo (bajo), Paco de Gregorio (saxo tenor), Jesús Moll y un batería llamado Rafael. También completan los metales con una trompeta y un trombón, cuyo nombre no hemos logrado desentrañar.

Llaman la atención de José Luis Álvarez que por entonces dirige la empresa de publicidad Publivox y dirige la revista Fonorama. El grupo ensaya durante un tiempo en la propia casa de José Luis, que los promociona y produce. Actúan con asiduidad en las salas madrileñas de la cadena Consulado y la boite La Jaula. José Luis les consigue un contrato en la Compañía Española de Música (CEM) con la que grabarán dos sencillos en 1968. El primero en castellano: “Llévame, Allí / Cuando Vuelva” (CEM, 1968) es un loable intento de hacer soul en castellano, pero el segundo, cantado en inglés, es trilita pura. “Come / You Love Me” (CEM, 1968) se convierte en un éxito moderado a nivel nacional. Jesús es sustituido por el guitarrista, Francis Cervera. Aquel verano actúan en el Hipódromo de la Zarzuela, amenizando las veladas nocturnas de las carreras de caballos. La banda suena como un auténtico cañón y en Madrid comienzan a despuntar de forma importante.

Forman parte del elenco que rodará la película pop “1, 2, 3 al Escondite Inglés” (Iván Zulueta, 1969) junto a Los Buenos, Shelly y Nueva Generación, Pop-Tops, Los Beta, Los Íberos… Allí interpretarán el tema más logrado de toda su carrera: “You love me”. Se da la circunstancia de que Francis no aparece en la peli porque ese día le corresponde hacer guardia. Cosas de la mili.

En el verano de 1969 hacen una amplia gira de galas: Bilbao, Palma de Mallorca, Valladolid y hasta tocan en la puesta de largo de una hija del Marqués de Jerez. Ese año, uno de los fundadores, Manolo Barrera, lo deja para convertirse en uno de los primeros dj que hubo en nuestro país.

Todavía en 1970 sacarán un tercer sencillo, también en inglés, “It's All Right / It Used to Be” (CEM, 1970), de calidad muy estimable, pero que ya no alcanzaría la repercusión de los dos anteriores. En 1971 harán sus últimas actuaciones. José María y Francis entrarán posteriormente en Aguaviva.

Para definir el sonido de Henry and the Seven recurro a copiar la definición que Salvador Domínguez da de ellos en su libro: “Bienvenido Mr. Rock” (SGAE, 2002): “En directo sonaban como una apisonadora triturando tus huesos”.

Espero que disfrutéis de este huidizo grupo, de los mejores de finales de los 60. Sólo añadir que ellos mismos componían sus temas y que el sello especializado Vampisoul, los incluye en varias de sus antologías del mejor soul mundial.

1968 - Disco "Come / You Love Me" - Por Julián Molero (02/04/2011)
Desde el principio del bajo a la entrada arrasadora de los metales, a los que sigue la Voz de Enrique (Henry) Martínez en una interpretación excelente, “You love me” posee todos los ingredientes que hacen de una canción, un hit. Pura trilita sonora, un ritmo de locura y un brevísimo remanso de las notas agudas del teclado. La voz que no intenta imitar a los negros de la especialidad, sino que usa su timbre “blanco” para cantar sin forzar. La suma de todos estos factores logran un tema que para nada tiene que envidiar a los grandes éxitos de Los Bravos o Canarios… y todo made in Spain y con un presupuesto de andar por casa. ¿Por qué fue un éxito menor y para minorías? Henry and the Seven no tuvo nunca el apoyo de una gran marca discográfica y tuvieron que conformarse con una efímera fama local. Otro gallo hubiera cantado con un sello potente empujando detrás.

1968 - Disco "Llévame allí / Cuando Vuelva" - Por Julián Molero (02/04/2011)
Dos temas que no están nada mal, pero en el que Henry y sus siete amigos no acaban de sacar toda la fuerza que atesoraban y que desplegaban en sus directos.

“Llévame allí” es un tema de letra costumbrista y rural que habla de olivos, campos y emigración con un envoltorio musical plenamente soul con uso comedido de los metales y buena base rítmica. Algo más sosa resulta la lenta pieza de la cara B, un tema denso con buenos detalles de los teclados de Ángel y que por momentos pesa al oído como el plomo.

1970 - Disco "It´s All Right / It Used to Be" - por Julián Molero (02/04/2011)
Aunque su presencia cinematográfica en “1,2,3, al Escondite Inglés” (Iván Zulueta, 1969) les vino, desde un punto de vista de contratos y galas, muy bien; el no poner ningún disco en el mercado durante todo el año 69, les apartó de la pomada del disco. En 1970 vuelven a los estudios para grabar su tercer y último sencillo.

“It's all right” es un tema típico de la banda. Soul evolucionado hacia un cierto aire funky con unos vientos potentes y unos coros manifiestamente mejorables. Detalles interesantes y novedosos en la guitarra filtrada por diferentes pedales y, en general, previsibilidad y escasa originalidad. En el haber, citar que el grupo sigue sonando de maravilla.


“It used to be” es un tema desgarrado en la voz solista. La omnipresente flauta le confiere un aire onírico y el ritmo está sujeto a cambios que no acaban por fijarlo en ningún momento. El papel del viento se convierte por momentos en una fanfarria barroca. Quizá el tema más extraño y ambicioso de la escueta discografía de Henry and the Seven.










Manager

Rondalla Coral



Recordando







































Viaje a Almería año 2016













Dúo Pasión
El pasado 29 de Octubre 2016 en ALMERÍA, música disco del DUO PASIONES de mi gran amigo CARLOS FERNÁNDEZ de FACEBOOK y paisano de Almería... en Pub PK2 del TOYO, la presencia de algunos compañeros y colegas de profesión Como Vicente Monserrat y Emilio Batlles Campos. Algunas imágenes.








Pepe Padilla
Después de cenar en Benidorm fuimos a saludar a un gran pianista y cantante de Almería... PEPE PADILLA... que lleva muchos años triunfando en esa ciudad del Mediterráneo... (sin grabaciones ni ordenadores interpretando de verdad) 14 años en el Hotel Flamingo Oasis... otro almeriense músico por el mundo.






* * *




Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

<< Página principal