Mundo Musical Almería - Historia

Información sobre la historia musical almeriense

María Rosa Granados Goya

MARÍA ROSA GRANADOS GOYA; UNA GRANDE DE LA RADIO ALMERIENSE CON MAYÚSCULAS
(Agradecida aportación de María Rosa Granados, periodista de RNE)

Y fue en los años sesenta cuando la radio en Almería estaba rodeada de imaginación pero de ínfimo material técnico. La radio había enamorado a más de uno que escribía poesía, que estaba preparando una novela o que era amante del teatro. Allí, entre esas cuatro mágicas paredes, con un micrófono y con los efectos especiales realizados por nosotros mismos, se empezó a escribir la historia de la radio en esta ciudad.

Radio Almería se había fundado en 1934 como EAJ60 Y el día de su inauguración, el periódico “Diario de Almería” dio la noticia, resaltando las autoridades que habían ido al acto, lo que habían dicho y la copa de vino que se ofreció a continuación. Pero, poco o muy poco de lo que significaba inaugurar la primera emisora en esta ciudad y su programación, aunque esta era solamente de dos horas por la mañana y dos por la tarde.

En los años cincuenta y sesenta, se comenzaron a realizar programas de calidad, pero con los medios rudimentarios de siempre. Cuando yo llegué a Radio Juventud en los sesenta, teníamos un magnetófono “Ingra” que, en las raras ocasiones que salíamos a la calle a realizar una entrevista, teníamos que transportar en un taxi o un coche de caballos por la cantidad de kilos que pesaba. Y me decían que había tenido mucha suerte porque anteriormente, los magnetófonos eran de” hilo” y eso, ya, era prehistoria.
¡Que suerte haber vivido esos años en la radio! Los que podemos contarlo, añoramos esos guiones bien hechos en los que se sustentaba un programa. Ese cuidado en no decir nada que pudiera herir al oyente, esas voces que se escuchaban y que marcaban la diferencia .aunque ¡ay! faltaba lo principal: la libertad de información No se podía dar ninguna noticia, ni siquiera cuando se producía en nuestra provincia, como la de las bombas de Palomares en 1966. Todo estaba centralizado en Radio Nacional de España con la que tenían que conectar todas las emisoras del país para transmitir “el parte” a las 14,30 y a las 22,00 horas. Por cierto que tampoco Radio Nacional tuvo unos principios boyantes. En 1937 la emisora estaba montada sobre un camión que iba trasladándose de un lugar a otro, según los avances de las tropas nacionales en la guerra civil.

Aquí, en provincias, inventábamos programa de entretenimiento, concursos en los que se premiaba al ganador con dos entradas para el cine (cosa que aún se hace), obras de teatro que adaptábamos,escribíamos a máquina con aquellos papeles negros de calco cuya ultima copia había que adivinar porque casi no se veía y buscábamos la música adecuada para los momentos de tensión, de alegría o de paz que mejor pudiesen encajar con la obra.

Y como en la sociedad, también en la radio la mujer ocupaba un lugar secundario. Los directores de los programas eran hombres (aunque a veces estuviesen menos preparados que ellas), los jefes de todo, los que marcaban la pauta En muchos programas se escuchaba la perorata del locutor que, al final, preguntaba a la locutora, ¿Verdad que si, Juanita? A lo que Juanita respondía resignadamente; Si, claro... O cuando para alargar el tiempo se refería a su vestuario.”Hoy, Pepita viene guapísima, de rosa, con una blusa bordada en filtiré. ¿Es filtiré Pepita? A lo que ella, colorada en vez de rosa y sin ánimo para nada, respondía:” No es filtiré, son bodoques”.

Como consecuencia de la situación de la mujer, cuando ésta se casaba lo normal es que abandonara el trabajo. Eso era lo común en la sociedad. Solo se veía bien en las maestras pero aquí casi no había mujeres médicos, ni abogadas ni técnicas. Total, que a trabajar en la casa. Pero algunas dijimos que todo era compatible. Y seguíamos teniendo, a veces, que dar explicaciones de nuestra decisión... Y muchas mujeres, en esta ciudad y en el resto de España, hicimos lo posible porque la situación cambiara. Y se consiguió. En el año 1981 me nombraron directora de Radiocadena Española, en Almería, la primera mujer en Andalucía que ocupaba este cargo en un medio de comunicación Aquello lo viví más como la consecución de los planteamientos de igualdad de oportunidades por la que muchas habíamos trabajado que como una cuestión personal. .Luego, todo empezó a verse normal y cuando dejé Radio Nacional, era Jefa de Informativos y Programas y muchas mujeres ocupaban en las emisoras cargos importantes.

Todo esto, junto con la censura, los discos dedicados, las equivocaciones, las risas ante el micrófono en un programa en directo o las horas intensas de trabajo sin cobrar un duro, forma parte de la historia de la radio Una historia que ha merecido la pena vivir.

Rescatado por JOSE ANGEL PEREZ

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

<< Página principal