Mundo Musical Almería - Historia

Información sobre la historia musical almeriense

Martín Soler - Yo estuve allí con Lennon

Yo estuve allí... ¡con John Lennon!
Publicado el 23 de julio 2006
Al ver la página 40 de El País de hoy me dí cuenta, una vez más, de que me voy haciendo mayor.

Hace 40 años, yo estuve allí... con John Lennon. Lo recuerdo muy bien.

¿Quién podría olvidar haber conocido personalmente a este Mozart de nuestro tiempo. Trabajé de extra en un película muy rara dirigida por Richard Lester (un calvo con pelo largo que le salía apenas del cogote) que se llamaba "Cómo gané la guerra".

Al leer la crónica de J.A. Aunión me han brotado multitud de recuerdos juveniles. Y he buscado, como loco, unas fotos que me hicieron durante el rodaje, en pleno desierto de Almería. Sin éxito.

(Siete años después de escribir lo anterior, encontré por casualidad una foto mía en el rodaje con John Lennon en Almeria y se la envié al incrédulo David Trueba. Andaba él entonces empeñado en seguir las huellas de John Lennon por tierras de Almería. Su úlitma pelicula "Vivir es fácil con los ojos cerrados" ha sido seleccionada para el Festival de San Sebastian. Por si aún quedan más incrédulos entre mis lectores, adjunto aquí la prueba gráfica de mi trabajo en la peli que hizo Richard Lester con John Lennon. Mas vale tarde que nunca)

Llevaba yo entonces uniforme de sargento británico color caqui, casi beige claro, con pantalón corto y una pequeña porra.

Encontré, cambio, las fotos de mi pandilla en aquel verano del 66 en que conocimos a Lennon. No las puedo escanear en casa pero algún día lo haré. En ellas están conmigo (y con Marie France, una amiga francesa), Steve y Rick Guillinson, hijos de Alexander Guillinson (a quien llamabamos "barón"), en cuya casa se hospedó John Lennon hasta que se pudo trasladar a una casa para él sólo por el Zapillo.

En la ultima planta de los Guillinson, a la orilla del mar (entre Las Conchas y el Zapillo), había una habitación con piano y sofá que daba a una gran terraza sobre la playa.

Allí hacíamos los guateques veraniegos casi a diario y, desde la terraza, veíamos llegar a Lenon en un cochazo enorme con cristales opacos.

Estaba anocheciendo cuando una tarde se abrió la puerta y, al calor del piano y, quizás, del Dúo Dinámico a todo volumen, apareció entre nosotros el mismísmo John Lennon, con pelo corto y gafas grandes. Le ofrecimos una especie de sagría (que entonces llamábamos "caps") y bajamos el volumen del pik-up. Solo aquellos que entendían inglés pudieron hablar con él. Yo entonces había elegido el francés y no entendí ni una palabra de lo que nos dijo. Pero le di la mano. "Para contarlo algún día", le dije. Y ahora estoy cumpliendo aquella promesa.

Cada vez que oigo algo de Los Beatles recuerdo la impresión que me causó conocer a aquel genio irrepetible. Solo estuvo un rato con nosotros (y creo que sólo nos visitó para pedirnos que bajaramos el volumen del Dúo Dinámico y de Los Llopis). Entró y salió sonriente y nos dejó un buen recuerdo. A los pocos días, le vi en pleno rodaje de la película, pero no me reconoció. El era una estrella y yo un estudiante disfrazado de sargento británico.

Si encuentro las fotos, las pegaré aquí.

La verdad es que siendo de Almería (o sea de Mini-Holliwood) no tiene mucho mérito haber trabajado en el cine con gente famosa. También salgo en Lawrence de Arabia (delante de Peter O´Toole, que va en moto) subiendo y bajando de un tranvía en Damasco. O sea, en el Parque de José Antonio de Almería, hoy recuperado para Don Nicolás Salmerón, que hacía las veces de la capital siria.

Cuando un joven Adolfo Suárez González, jefe de producción de TVE en busca de caras nuevas, me preguntó un día si había hecho teatro, le contesté que sí, en el Colegio La Salle de Almería, pero que, más que teatro, había hecho cine.

Ni corto ni perezoso le dije que había trabajado con John Lennon, con Anthony Quinn y con muchos otros grandes como Peter O´Toole.

Adolfo Suárez se echó a reir... y me mandó hacer una prueba ante las cámaras. Así nació mi segundo empleo en Televisión Española, cuando aún estudiaba Arquitectura, como presentador de la Televisión Escolar en los estudios del Manzanares.

Citar a Lenon ante Adolfo Suárez fue milagroso y me vino muy bien. Yo había perdido la beca del PIO y pasaba más hambre que el perro de un titiritero. Creo que el futuro presidente del Gobierno me lo vio en la cara.


Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

<< Página principal