Mundo Musical Almería - Historia

Información sobre la historia musical almeriense

Candil Rock - Huércal de Almería



* * *


XIX CANDIL ROCK: ROSENDO + GANYAHMUN + PSIDERALICA – Sábado 23 de abril de 2005, Campo de Fútbol (Huércal de Almería – Almería)
by thesentinel • 23 abril, 2005
Parece que no fue hace mucho tiempo desde la primera edición de este festival en el que actuaron La Polla Records y que coincidía con la partida de mi viaje de estudios de 3º de B.U.P., pero ciertamente ya han pasado bastantes años. De aquel concierto me contaron cosas mis amigos y colegas, como el lanzamiento de vasos de plástico llenos de tierra hacia el escenario, y es que en aquellos tiempos eran muy salvajes y cerrados algunos. Alguien que se consideraba “heavy” no podía decir que le gustaba el Punk, aunque si no os gustaban, ¿para qué fuisteis? Hoy en día algunos siguen casi igual, y otros dejaron de interesarse por la música. El tiempo pasa y pasa... se crece, madura... y aún se conservan buenas amistades de aquella época.

En las últimas ediciones se han incluido en el cartel la banda que resulta vencedora del concurso de maquetas que se organiza cada año por el programa radiofónico “Bella Durmiente” y el Ayuntamiento de Huércal de Almería. Una buena iniciativa para dar a conocer en vivo la banda ganadora y ver si en directo cumplen sobradamente para haber conseguido alzarse con el primer puesto de dicho concurso. Este año los afortunados fueron PSIDERALICA, procedentes de Mallorca, y que ya han aparecido en varias ocasiones en nuestra sección de Noticias.
El cuarteto fue el encargado de calentar el ambiente, aunque más de uno se calentó de más al ver a la atractiva y maciza vocalista N´Dee, de origen austriaco.

Perplejo quedé al ver en la primera fila vociferar a un chaval, que no tendría más de doce años, que quería follar con ella. Nosotros llegamos tarde y tan sólo pudimos ver los últimos temas, aunque no creo que tocaran mucho más antes.

El grupo practica un asequible y comercial Metal Industrial, con temas que pueden gustar a gente que no esté familiarizada con sonidos duros. A la cantante le acompañan, además de samplers utilizados, el guitarrista y coros Tony Kernel (con gafas de sol), único miembro fundador que queda, y que poco se movió de su parcela durante lo que vimos; y la base rítmica compuesta por Haritz (baterista) y por Vinte (bajista), que no es otro que el guitarrista Vicente J. de la banda de Doom Metal Golgotha (que vuelven a la palestra este año con nuevo disco, con la voz de Dave Rotten – Avulsed, y los miembros de Blind Panic) y ex Unbounded Terror (grupo que le recordé a Vicente tras finalizar el concierto cuando estaban repartiendo gratuitamente mini-CDs de Psideralica).

Interpretaron hacia el final de su actuación los temas “This is My Life”, “Only One Time” (con cierto parecido en su comienzo al “Wild child” de W.A.S.P., como bien me dijo el amigo Wsnake) y acabaron con “I Don´t Want You”, utilizando una pizca de voz agresiva en el estribillo, en contraposición a la voz sensual que domina en las composiciones.
El cartel de este año era variopinto, tras el Metal Industrial de Psideralica, y estando en la zona de la barra bebiendo y charlando dieron comienzo GANYAHMUN, grupo de Reggae, que tienen en su haber un disco titulado “Apeiron” (2004) y que cuenta como cantante con Rodrigo Mercado, vástago del veterano rockero que cerraba el Candil Rock, y que se dio a conocer para muchos cuando intervino con su padre en el tema “El alma se colma”, del “Canciones para normales y mero dementes” (2001).

Alrededor de hora y media estuvo el grupo, integrado por siete componentes (con colaboración de un músico que tocó el cajón para un tema aflamencado), descargando y animando (especialmente el saxofonista y coros) con su buen Reggae, aunque Rodrigo es un hombre de pocas palabras, y habló lo justo entre tema y tema con un aire tímido, ¿herencia del padre?
Menos gente acudió a esta edición en comparación con la del año pasado, ¿quizás por qué el cabeza de cartel, ROSENDO, tocaba una semana después en el Viña Rock y mucha gente prefirió verlo en el festival manchego?, el caso es que se podía estar en las primeras filas cómodamente.

Rosendo Mercado para mí siempre ha sido una persona y músico que he admirado y he seguido a lo largo de toda su carrera. Llegándolo a ver muchas veces en directo (perdí la cuenta hace ya tiempo) y esta ocasión creía que iba a ser una más, pero no fue así. Quizás haya sido uno de los mejores conciertos que he visto del músico de Carabanchel, empezando con dos temas nuevos (“El acogote”, con letra sobre El Quijote, y “Cada día”) de su ya reciente disco, “Lo malo es... ni darse cuenta”, aunque en aquella fecha aún no había salido al mercado, y mezclando canciones clásicas e infaltables en su repertorio (“Flojos de pantalón”, “Obstáculo impertinente”, “Maneras de vivir”...) y coplas que hacía mucho no tocaba y no esperaba (“Cara a cara”, “Cosita”, “Pan de higo”...).
Sonaron más temas de los que se incluyeron en aquel primer disco en vivo, “Directo” (1990), que en el último, “Siempre hay una historia... en directo” (1999). Si a eso sumamos que el trío está más que compenetrado desde hace ya tiempo y que, a pesar del gran escenario, llenaron con sus movimientos y desplazamientos las tablas (lógicamente, más Rafa que el rey del Rock hispano), sin olvidarnos del gran del juego de luces y sonido, obtenemos un concierto a recordar para siempre.

Entre los momentos más destacables y emotivos resaltar cuando tocaron “¿Qué me das?” con palmas de la peña y coros en el estribillo de la gente, logrando una versión cojonuda.

Sin respirar entre tema y tema “Sufrido”, “Masculino singular” y terminando con “Obstáculo impertinente”, una canción buenísima y que sonó grandiosa esa noche.
El final del concierto en sí fue muy bueno con “Flojos de pantalón”, una de las mejores composiciones de la carrera del madrileño, y recibida por gran júbilo por la gente. Seguida por “Manifiesta deprimente” (más dura que su versión de estudio), “de cuando era jovencito” “Maneras de vivir” (único recuerdo a los queridos Leño), “Pan de higo” y continuadas sin parar por “Loco por incordiar” y “Agradecido”, dos himnos de su primer disco en solitario que cantamos eufóricamente.

Dejando para los bises dos de sus dos primeros trabajos, del “Loco por incordiar” (1985): “...Y dale!”, y del “Fuera de lugar” (1986): “Navegando”, que hicieron que fuéramos a más disfrutando y emocionándonos. Agradeciendo a Almería, diciéndonos que nos quería (¡nosotros sí que te queremos, joío!) y que nos lo pasáramos de p.m., además de nombrar a sus compañeros (Rafa y Mariano). Yo pensaba que no volverían a salir, pero ante los gritos, nos deleitaron con dos más “para comer y beber”.
Hubiera sido ya lo máximo que su hijo Rodrigo se hubiese marcado con ellos “El alma se colma”. 

“El acogote”
“Cada día”
“Cara a cara”
“La fauna”
“¿De qué vas?”
“Listos para la reconversión”
“Cosita”
“Vagabundear” (versión de Serrat)
“¿Qué me das?”
“Sufrido”
“Masculino singular”
“Obstáculo impertinente”
“Mala vida”
“Flojos de pantalón”
“Manifiesta deprimente”
“Maneras de vivir”
“Pan de higo”
“Loco por incordiar”
“Agradecido” 

Bis: “...Y dale!”, “Navegando” 
Bis: “Salud y buenos alimentos”, “Borrachuzos” 

El año que viene si estamos por aquí esperamos contarte la XX edición. Al ser un número tan significativo a ver si se salen y tiran la casa por la ventana trayendo a más buenas bandas de Rock y Metal hispanas, ¿qué tal alguna extranjera? 

Texto y fotos: Starbreaker

* * *


* * *


* * *



XXIII CANDIL ROCK: SÍNKOPE + LUJURIA + EN ESPERA – Sábado 19 de junio de 2010, Campo de Fútbol Villa San Pablo (Huércal de Almería)
by thesentinel • 19 junio, 2010
El consistorio de la localidad próxima a Almería capital casi siempre ha apostado por el Rock, en su sentido más amplio, y muestra de ello es que este año se celebraba la vigésimo tercera edición del festival Candil Rock, organizado y apoyado también desde hace unos cuantos años por la emisora municipal Candil Radio en el 87.6 de la FM almeriense. Desde 1987 viene celebrándose este festival año tras año, excepto en 1990 que no hubo. Servidor ni mucho menos ha asistido a todas las ediciones, acudiendo tan sólo a unas pocas.

Mi primer Candil Rock fue el tercero, en 1989, compuesto el cartel por Burning + Komité Ruina. Recuerdo que se celebró en una especie de plaza próxima a las vías del tren, acudiendo allí junto a mi gran y buen amigo Cristóbal. Después no volví a un Candil Rock hasta 1995, donde tocaron Barón Rojo, Ñu y Hamlet, ubicándose ya en el campo de fútbol. Mis siguientes festivales huercalenses fueron Ska-P + Canallas (2001), Sôber + Warcry + Mudfly (2004), Rosendo + Ganyahmun + Psideralica (2005) –estos dos reseñados a su tiempo en esta casa– y Los Muertos de Cristo + Barricada + República Rock (2008). Por el Candil Rock han pasado otros grupos de renombre como La Polla Records (en dos ocasiones, 1987 y 2000), Los Enemigos (1994), Def Con Dos (1996), Reincidentes (1997), Porretas y Boikot (1998), Los Mojinos Escozíos (1999), Mägo de Oz y Tierra Santa (2002), Los Suaves y Saratoga (2003)... y otros como Joaquín Sabina (1992), Danza Invisible (1993), Raimundo Amador y Mártires del Compás (2006), etc.

El precio de la entrada por tres grupos era bastante asequible (anticipada 10 €, en taquilla 15), aunque el que no consiguió una entrada gratuita gracias a Candil Radio es porque no quiso o no se enteró. A pesar de ello, el número de gente que nos dimos cita aquella noche, preámbulo al solsticio de verano, no fue muy elevado. En las ediciones en las que he estado del Candil Rock, quizá haya sido la presenta la que vi un campo de fútbol más vacío.

Este año lo que me atraía del cartel sin ninguna duda eran los segovianos Lujuria, que venían presentando su disco de versiones, “Llama eterna”, en honor a fallecidos en el mundo del Rock y Heavy Metal patrio (y sudamericano) editado en el presente año.

Juntándonos toda la peña que habíamos quedado empezamos a echar un muy agradable rato de charla y refrescantes cervezas próximos a la barra. Por allí, en las vallas que había cerca de la caseta de tickets para las consumiciones, la gente comenzó a saludar y a echarse fotos junto al vocalista Óscar Sancho (Lujuria).
Mientras seguíamos amenamente charlando y bebiendo, a eso de las diez y media de la noche comenzaron EN ESPERA, la banda con sede en el pueblo almeriense de Pechina y que el pasado febrero editaba su primer álbum, “D´Perkaleo”, grito propio que lanzan cuando quieren liarla. El disco, que fue grabado en los estudios R-5 de Pamplona, cuenta con la producción de Kolibrí Díaz (Marea), y colaboraciones de Fernando Madina (Reincidentes), Kutxi Romero (Marea), Albertucho, Lalo (Guru Pendejo)...

Lo siento, pero apenas les presté atención a En Espera. Igual hice cuando abrieron el verano pasado el concierto de Rosendo y Barricada en la feria de Almería, y cuya reseña puedes leer por aquí. La única vez que me fijé bien en su propuesta musical fue cuando los veía por primera vez aquel 14 de febrero de 2009 en el almeriense pub Compás junto a los sevillanos Gritando En Silencio.
No le quito ningún mérito a la banda compuesta por: Juan Carlos (bajo y voz), los guitarristas José y Jorge, Antonio (batería), Alan (percusión; y un placer volverlo a saludar), David (trompeta), Álex (saxofón) y José (trombón), pero su mezcolanza de Rock, Punk, Reggae, Ska... apenas me agrada a estas alturas... Está bien si te pilla animado y quieres pegar unos saltos o bailes con su música fiestera, y más si te los encuentras en alguna fiesta o verbena, pero ni es la música que suelo escuchar en mi casa ni tampoco ver en directo, aunque en su rollo lo hacen bastante bien, incluso con espectáculo, a lo Ska-P, de guardia civil, confeti, payaso... Tuvieron a su séquito de amistades, familia e incondicionales que pedían otra, otra... cuando el reloj se acercaba a las once y cuarto de la noche y la banda dejaba el escenario.

Este fue el listado de temas que tocaron aquella noche: “Intro”, “(Silenciosa)”, “Utopía”,“Ay Luna!”, “Inspector Gadget + D´Perkaleo”, “Bella piedra y Pedro bestia”, “Del cirko”, “Días de Mauro” y tras la presentación de la banda llegaron al final con “La excusa pelá”.

El numeroso grupo continúa dando conciertos festivos por todo el territorio nacional. Seis días después del Candil Rock subían a Asturias a tocar en el Derrame Rock. Merito tienen que con tanta peña en la banda se movilicen y salgan a tocar a cualquier lado (no nos olvidemos de su concierto en Londres de enero de 2009 junto a La Fuga).
Media hora pasaban de las once de la noche cuando ya toman sus posiciones en el escenario, y comienzan, Jesús Sanz “Chepas” (guitarra), Julio Herranz “Julito” (guitarra), Javier Gallardo (bajo), Ricardo Mínguez (teclados) y Maikel (batería). ¿Dónde estaba Óscar?, se le oye pero no se le ve... al momento irrumpe como en él es habitual, todo adrenalina y energía, para cantar “Noche de Rock and Roll”. Para servidor una de mis canciones preferidas de Barricada, y que los segovianos grabaron para su flamante y actual disco de versiones. Y bien que el quinteto nos dio aquella noche buen Rock y Heavy Metal patrio, como es habitual en sus conciertos, donde jamás defraudan.
Con “Jeckill & Mrs. Hyde” el huracán Óscar se transformaba en alpinista o en “Spiderman” (que no “Sperman” como su canción, jejeje) y se sube por una de las torretas metálicas de la derecha del escenario mientras seguía cantando. No hay respiro y nos muestran con la siguiente un hecho real en“Cae la máscara”, el single de su penúltimo disco, “Licantrofilia”.

Ya estaba la mayoría de la gente ganada con el comienzo del concierto, pero por si acaso, el maestro lujurioso de ceremonias anima con cánticos para que la gente le siga, y gritando “¡esta es mi gente!”, para conquistarnos más. Pide un aplauso para los grupos que le acompañan esa noche: En Espera, con los que bromea diciendo que lo único malo que tienen es que la chupan mal pero que van a mejorar; y que luego vendrían Sínkope, amigos y compañeros de carretera en varias ocasiones.

Tras la charla un tema dedicado a los que critican el Rock y el Metal, y ya todo un himno en los conciertos de Lujuria, Ricardo con sus teclas daba inicio a “Joda a quien joda”, con el símbolo de los cuernos puestos por el vocalista y gritando con orgullo: “¡siempre heavies, siempre libres!”... y ahora era el turno de subirse a la torreta de la izquierda.
Agradecía al Ayuntamiento de Huércal y a Candil Radio, solicitando un aplauso por su apuesta por el Rock, y pidiendo que siguieran así durante años. No como por ejemplo el ayuntamiento de Segovia, que decía que llevaba a Bustamantes, Bisbales, Pantojas... Mencionaba que con el concierto querían rendirle un homenaje a Dio, pero también a nuestra gente que muere, como Pedro Bruque, pasando a rendirle su homenaje con “El Heavy no es violencia”, aquel tema del grupo del bajista leonés, afincado en Barcelona y que fue fundador del C.O.H.E. (Colectivo Heavy Español), del cual me hice socio en su época (conservando aún en muy buen estado la carta que me mandaron y el carnet de socio). ¡¡¡Menudos recuerdos de aquella época y del fallecido bajista!!!
Óscar seguía con sus charlas entre tema y tema, comentando que éramos legión (bueno, servidor diría que tristemente a veces no tanto, como se vio en la afluencia de público esa noche, en un concierto que se hubiera merecido la asistencia de más peña), criticándonos y señalándonos a veces la gente... (para servidor esas cosas le dan igual, la verdad, soy como soy y voy y pienso a mi manera, trayéndome al pairo lo que piensen o digan). Mencionando el caso que se dio hace dos ó tres años cuando les acusaron por una de sus canciones de pedófilos, cuando era totalmente lo contrario, llegando a perder el juicio en ese caso, la verdad es que muy injustamente. Así que para esa gente iba “Dejad que los niños se acerquen a mi”, una letra repugnantemente real de lo que hacen determinados “enviados de Dios” con pequeñas criaturas. Los ritmos power metaleros del tema hicieron que unos pocos realizaran unos pogos un tanto simples.

Tenía el detalle de mencionar al grupo afincado en Almería Falsos Profetas... pasando a tocar una canción que, según el frontman nunca habían hecho en directo... “Tu frialdad”, lanzando al comienzo un larga vida a la comunidad del Sur del país y al Rock andaluz. Quedándoles de maravilla la versión, incluso me encantó el tono que adopta Óscar (al comienzo sentado al borde del escenario) cuando canta ese temazo de Triana. Pelos como escarpias y para mi uno de los momentos más emotivos de esa noche.

Ahora era el momento de irnos hasta un período bíblico, pero tratado de manera lujuriosa, con “Las tablas de Moi-Sex”, ese tema del “Licantrofilia” con sonido de Whitesnake, y con el vocalista de rodillas cantándola durante un momento.
Informaba que tras el concierto habría una fiesta en un garito de Almería, que serviría para conocerse, charlar, tomarse algo, escuchar música... y para no dormir esa noche. Dando paso a uno de los temas más heavy metaleros de su penúltimo disco, la genial “Goliardos”. Bajando hacia el final a cantarla pegado y subido a la valla que había entre el público y el escenario. La peña coreando y toda animada ante Óscar.

Hacía mención a que llevaban más de 20 años dando guerra... recordando de nuevo la fiesta que habría en el Con Garra... haciendo una buena gracia sobre Nacho Vidal y él... mencionando el partido de España – Suiza del Mundial... Y para la gente que lucha era dedicada “Viejo rockero”, donde también hubo un grandísimo e inolvidable momento emotivo para servidor mientras hacían la enorme canción, trayéndome el recuerdo de un pedazo de persona y amigo fallecido el pasado año, momento que compartí agarrándole la mano en alto a la querida amiga Loly. Para servidor desde ese fatídico día es su canción, y la de ella.

Después de decirnos que éramos muy grandes y de puta madre, tocaba el turno de otra del último disco, dedicada al fallecido Osvaldo Civile y sus V8,“Destrucción”. El tema de la banda argentina sonó matador.

Proclamando “¡Larga vida al Metal!”, le tocaba el recuerdo a Javier Ponce, guitarrista de Goliath, que nos había dejado hacía cuatro años, gritando un “¡Larga vida a Goliath y al Heavy Metal españoll!”. “La fuerza del Rock” me sonó maravillosa, y más tras tanto tiempo sin escucharla de aquella grabación que hice de la cinta original que me pasara en su tiempo mi amigo Cristóbal. ¡¡¡Más gratos recuerdos!!!
Gritó con entusiasmo y aprobación ante la pregunta de cómo lo llevábamos. Aprovechando para dedicar a parte de la familia del teclista, que vivía aquí y que estaban presentes en el concierto: el cuñado y un sobrino de nueve años.

Otro himno de Lujuria, “Corazón de Heavy Metal” hizo alzar los cuernos, y aprovechar para que el vocalista presentara a sus compañeros, incluyéndose durante la canción fragmentos del “Vamos muy bien” y del “Larga vida al Rock and Roll”, con Óscar entregado al borde del escenario, poniendo cuernos y despidiéndose de Almería con pasión.

La concurrencia gritaba otra y otra, así que al instante volvieron al escenario, y pedían un aplauso para Sínkope. Rescatando un tema de su segunda maqueta, o del primer disco, perteneciente en verdad al grupo Tyc, donde estaba “Chepas” anteriormente. El gracioso caso real de “La gorda” me hizo disfrutar una vez más, y recordar cuando me compré nada más salir el disco de los segovianos cuando lo distribuía BOA. Eligiendo para su final otra de sus antiguas canciones, la simpática “Estrella del porno”.

Faltando ya cerca de diez minutos para la una de la madrugada, se despedían y agradecían bien satisfechos, citándonos en el Con Garra (aunque días después, uno de los que organizaban la fiesta me comentó que Óscar no asistió (ni servidor tampoco, jejeje), aunque sí los demás lujuriosos. ¡Ay, Oscarín, que no fuiste a beberte todo como dijiste desde el escenario!). Buen detalle el gritar “¡Larga vida a Ronnie James Dio!” y acto seguido sonar por los altavoces “Rainbow In The Dark”, mientras se despedían todos juntos.

Una vez más Lujuria demostraron que sus conciertos son sinónimo de pasarlo muy bien y son pura fiesta de Heavy Metal patrio. Aunque otra vez estoy un poco en desacuerdo con algunas palabras del amigo Óscar, porque no sé a qué vino darle caña a ciertas fuerzas del orden, que precisamente había allí, y que yo sepa no vi ni tengo conocimiento que hicieran nada que se les pudiera achacar. De acuerdo que a lo largo de la historia ha habido abusos por tener poder y llevar un uniforme, pero tampoco soy de los típicos que ponen a parir a alguien sin que me den motivos, y con la edad que tengo ninguna fuerza del orden me ha tratado mal ni he visto nada raro hasta el momento.
Realmente pocas ganas tenía de ver al grupo del “pirata” Vito Iñiguez, habiéndolos conocido cuando Pies Records nos hizo llegar aquel disco titulado “...y evoluciona el hombre (salvajes civilizados)” (2003), comentando sobre ese álbum que no me decían casi nada al encontrarles bastante parecido con otros compañeros extremeños, Extremoduro. A partir de ahí poco interés suscitaron en mi, apareciendo por aquí también el comentario que realizó el amigo y compañero Alvar de Flack a “Y, si quieres llorar, te hago reír” (Pies Records, 2006). Después tan sólo llegué a escuchar unas pocas canciones más de sus siguientes discos, pero lo dicho, poca cosa para servidor.
Esa noche fue la primera vez que veía a Sínkope y aunque tampoco es que me alucinaran ni me cautivaran, sí he de decir que su concierto fue más que correcto, con canciones de Rock urbano acompañadas por letras poéticas obra del vocalista del parche en el ojo. Quien se mostró simpático y agradable, acompañado por una banda más que cumplidora, destacando para mi las guitarras rockeras de Alberto David Macías y especialmente la de Juan Flores “El Chino”, quien había grabado las primeras maquetas de la banda, y que regresaba este año supliendo a uno de los fundadores, junto a Vito, Mario Santos.

“Perfectos animales” fue el tema con el que abrieron su concierto cuando pasaban nueve minutos de la una de la madrugada. Primer corte también del disco que han editado este año, “Canciones repescas, retocas y arrejuntas y otras”. Enlazando después con “Romance de la luna gitana y el sol poeta”.
Vito decía que eran Sínkope, que eran de Extremadura, aunque podían ser de aquí, continuando con su sonido rockero en “Matar se me olvida”, “El vaso alegre”, “Al socuello de tus pechos de seda” y “Quemando recuerdos, penas y sueños y otros enseres”.

Con deje flamenco sonó “En el jardín de tus ojos”, habiendo también aires flamencos cuando Vito cantó a capela el comienzo de “A un beso mío le llaman ruina”, que fue la penúltima canción del concierto.

Siguieron con “Tentación” y “Matar se me olvida”, donde pedía palmitas andaluzas. Anunciando tras éstas una canción tranquila, “Te haces viento (Pá ti tengo de tó)”, prosiguiendo con otro inicio calmado, el de “No quiero que el Sol me muerda otra vez”, donde vimos movimientos al unísono entre el bajista Miguel Álvarez y “El Chino”.
Tras “Humo de contrabando” vino el tema “El carro de la vida”, que hicieron en el disco “Esta noche se merece otra ronda” (Dro-Pägana Records, 2007) a pachas entre el grupo y Kutxi Romero (Marea). Y a pesar de que antes de ese tema decían que luego se irían, Vito comentaba que no se iban, que se quedaban para hacer cuatro temas más (al final sólo fueron tres), que fueron: “Tirando de rama”, tras el cual recordó y agradeció a los grupos con los que habían tocado, dando gracias a los técnicos, a su manager Richal... y haciendo “A merced de las olas”, con unas dobles melodías de guitarras que me gustaron, ocupando durante ese momento el centro del escenario los dos guitarristas.

Llegaron al final con “En tarros de miel”, con líneas de bajo en su comienzo, y encargándose del arrope en coros los guitarristas, como habían venido haciendo durante el concierto. Vito presentaba a los demás que forman Sínkope, teniendo el placer de estar esta noche con más o menos gente, y nombrándose él mismo, despidiéndose. Los músicos metieron ruido, aplaudiendo Vito desde el borde del escenario, tirándose luego encima del bajista... y como tema de despedida por los altavoces empezó a escucharse el gracioso final de Bob Esponja, musiquilla que habían tocado un poco antes mientras se hacía la presentación de los componentes.

Lo dicho anteriormente, buen concierto de los extremeños, guste más o menos su Rock and Roll extremeño.

Antes de dar por finalizada esta reseña quiero agradecer de corazón a Cristina y Marian, a Óscar Sancho, y sobre todo a Martín del programa “La Dosis” de Candil Radio en el 87.6 de la FM almeriense, por su gran ayuda para poder conseguir echar fotos desde el foso. ¡¡¡Salud para ustedes!!!

Si el año que viene es atrayente el cartel, regresaremos a Huércal de Almería, si se puede.

Texto: Starbreaker

Fotos: Cristina Teruelo García (En Espera) & Starbreaker (Lujuria y Sínkope)

* * *
http://sientealmeria.com/xxiv-candil-rock-2011-huercal-almeria/
XXIV Candil Rock 2011 Huercal Almería

El festival Candil Rock celebrará una edición más el sábado 11 de junio de 2011 cumpliendo 24 años, siendo un referente en el panorama musical a nivel nacional, contando este año con dos importantes novedades. Por un lado la entrada será completamente gratuita y por otro el tributo que se realizará a grupos de éxito internacional como AC/DC, Pink Floyd o Metallica.

El Huercal de Almería acogerá la 24 edición del Candil Rock en el Campo de Fútbol Villa San Pablo. Por este festival han pasado músicos y grupos como Danza invisible, Barón Rojo, Mojinos Escozios, Def con Dos, Mago de Oz, Rosendo o Loquillo entre otros.

Candil Rock 2011 está patrocinado por el Ayuntamiento de Huercál de Almería y acogió este nombre desde la creación de la emisora de radio municipal Candil Radio hace catorce años.


* * *

https://www.teleprensa.com/almeria/huercal-de-almeria-celebra-este-sabado-veinticinco-anos-de-vibraciones-con-el-candil-rock.html

Huércal de Almería celebra este sábado veinticinco años de vibraciones con el Candil Rock
14 de Junio de 2012 12:28h

Concierto gratuito con bandas tributo a Leño, Supertramp y Motörhead, además de la promoción del rock local con la apertura a cargo de “Sin Kobertura DF Rock”

HUÉRCAL DE ALMERÍA.- Este sábado, el Campo de Fútbol Villa San Pablo de Huércal de Almería volverá a vibrar con la música en directo del Candil Rock que alcanza su vigésimo quinta edición.

Iniciado casi de la mano de la democracia y siempre bajo la organización y patrocinio del ayuntamiento huercaleño, el Candil Rock –nombre definitivo que adoptó el concierto hace 14 años, coincidiendo con la creación de la emisora municipal Candil Radio- siempre se ha distinguido por su carácter popular, tanto en los precios – inicialmente gratis y luego entre 10 y 15 euros- como en su música, buscando abrirse a grupos que vienen desde abajo y que aún no están consolidados en el mercado, dándoles la oportunidad de ser vistos y escuchados en riguroso directo.

No en vano tenemos ejemplos claros de grupos que pasaron por este festival cuando estaban empezando y en poco tiempo dieron el salto definitivo, de forma que su audiencia pasó a ser un público más mayoritario, como: Medina Azahara, La Polla Records o Luz Casal, etc.

Para esta edición 2012, el ayuntamiento huercaleño ha querido celebrar el XXV Candil Rock con un cartel en el que se mantiene la filosofía del año pasado y el concierto será gratuito y con bandas tributo. Un nuevo esfuerzo del consistorio local por conjugar sabiamente las numerosas maltrechas economías familiares con una justa aportación institucional para seguir fomentando como se merece un concierto consolidado y cita obligada dentro del panorama musical de la provincia.

Si el 2011 fue el año del tributo al Rock internacional – AC/DC, Pink Floyd y Metállica-, el 2012 nos hará sentir frente a otros tres grandes, como son: Leño, Supertramp y Motörhead, al tiempo que pervive la filosofía original del concierto con la inclusión de la banda local “Sin Kobertura DF Rock” para promocionar el rock de Almería.

* * *

“SKDFROCK” esta integrada por cinco componentes y artistas andaluces con un talento innato: Jerónimo, vocalista y Showman, “The-Juanes” en las guitarras… aportando experiencia y frescura a las letras compuestas por Jerónimo, Javi al bajo sacando el maximo partido a cada cancion y a la bateria Javier,(nano) para sus amigos, marcando el ritmo de los mejores acordes tocados por esta banda, para la que este 2012 se presenta como el año del gran salto hacia el éxito con la grabación de su primer trabajo discográfico profesional que presentarán en riguroso directo este sábado ante el público asistente al Candil Rock.

El grupo madrileño La Leñera nace en 2001 con el objetivo concreto de homenajear al mítico grupo de rock Leño, tan puramente conseguido que les valió en 2009 trabajar con el mismísimo original, participando en el disco “Bajo la Corteza” aportando su visión particular del tema “No lo entiendo”, lo que les permitió cumplir varios sueños: conocer a los integrantes de Leño, trabajar con ellos e incluso ser unos de los pocos privilegiados en volver a verles juntos tocando en directo 27 años después, con la presentación del disco.

El grupo de músicos veteranos que forman la banda The Logical Group iniciaron su carrera bendecidos por el mismísimo Roger Hodgson, alma del característico piano de Supertramp. La intención del grupo es interpretar los temas en vivo respetando hasta el mínimo detalle de las grabaciones originales, hasta el punto de conseguir la fidelidad del sonido Supertramp, con el que desde 2003 estos barceloneses llevan obteniendo gran acogida por parte del público asistente a sus actuaciones por las salas más concurridas.

Motörhits supone la transformación de la veterana banda barcelonesa “TrallaXXL” y sus diez años de trayectoria dando guerra con sus propios temas. Surgen como tal a mediados del año pasado, haciéndose con un buen puñado de canciones de la banda británica Motörhead para realizar un show fiel al grupo, tanto en estética e imagen como en sonido.

* * *


* * *


* * *



* * *


* * *


Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

<< Página principal