Mundo Musical Almería - Historia

Información sobre la historia musical almeriense

Antonio González Garbín

(Aportación de J. M, Verdejo)
Antonio González Garbín, filólogo clásico, escritor, político y periodista nació hace 180 años en Almería, el 13 de noviembre de 1836. De origen humilde, comenzó sus estudios de bachillerato en el Instituto de Segunda Enseñanza de Almería, en el curso de 1849-1850; aquí fue compañero de Nicolás Salmerón, con el que le uniría una estrecha amistad (su mujer y él firmaron como testigos en la boda de Nicolás y Catalina, en 1861). Estudió Filosofía y Letras y Derecho en la Universidad Central. Desde 1858 trabajó en los institutos de Almería y Granada. Obtuvo la cátedra de literatura clásica en 1863 y se doctoró también en Derecho. En 1871 empezó a trabajar en la Universidad de Granada, explicando literatura clásica griega y latina. Se formó políticamente en la Universidad Central al lado de notables miembros del Partido Demócrata como Nicolás Salmerón y Alonso, Uña, Romero Girón, Moret y Prendergats, Castro, Labiano, y Azcárate. Fue profesor de lenguas clásicas de Estanislao Figueras y Nicolás Salmerón. De ideas demócratas y republicanas, formó parte del primer ayuntamiento de Almería surgido del levantamiento de 1868 que se constituyó el 29 de septiembre, presidido por Ramón Orozco. En este periodo de formación de nuevos ayuntamientos revolucionarios, él y Diego Medina recibieron el encargo de estudiar la formación del nuevo ayuntamiento de Tabernas. González Garbín, junto con su hermano Francisco, Arias de la Reina, Gaspar Molina Capel, Antonio Campoy Robles y Jerónimo Abad Sánchez formaban parte de la facción republicana mayoritaria en Almería, poco proclive a las aventuras revolucionarias y amante de la legalidad, dado el poco arraigo que tenía entre las masas la opción republicana federal y la influencia personal que ejercía Nicolás Salmerón Alonso sobre los principales líderes republicanos locales. En junio de 1873 fue nombrado gobernador civil por el presidente de la República, Nicolás Salmerón. Tomó posesión de la plaza de gobernador el 1 de agosto, después del bombardeo de las fragatas cantonales “Victoria” y “Almansa”, el 30 de julio. Era un práctica usual durante el siglo XIX y el reinado de Alfonso XIII el control de los resultados electorales por medio de los gobiernos civiles que se encargaban de alterar, cambiar o sustituir lo votado por los electores si éstos no se ajustaban a los intereses del gobierno que organizaba los sufragios. Sin embargo, González Garbín destacó por el respeto a la legalidad y la no injerencia en el proceso de elecciones generales; ejerciendo de gobernador civil con tacto y competencia, según Langle. Intentó dejar el cargo cuando Salmerón dimitió alegando compartir las mismas consideraciones morales que tenía el Presidente sobre la pena de muerte. Una vez producido el Golpe de Estado del general Pavía, González Garbín, aduciendo motivos personales, dimitió definitivamente (I-1874), asumiendo el control de la provincia Teodoro Alemán González, gobernador militar.

En 1874 volvió a su cátedra de Granada hasta su traslado a la Universidad Central en 1893. Aquí explicó la misma asignatura hasta su muerte (4-XI-1912). En 1888 fue reconocido su trabajo con un premio en la Exposición Universal de Barcelona. Pertenecía a la Academia Nacional de San Fernando y formó parte de las comisiones de monumentos históricos de Almería y Granada. Fue también profesor en el Real Colegio de Santiago de Retórica y Poética. Se casó con Matilde Prata, hija del Inspector jefe de policía de Almería. Se especializó en temas didácticos, históricos y de crítica literaria, de las literaturas griegas y latinas. Entre sus obras, destacamos: Cuadros sinópticos de la lengua griega (1862), Programa de gramática griega comparada con la latina(1873), Tratado de retórica (1872), obra de cierto prestigio, reeditada en 1877 y 1880, y aceptada como libro de texto en numerosos institutos; Lecciones histórico-críticas de Literatura clásica latina. De sus traducciones especialmente brillantes fueron: Apología de Sócrates, por Jenofonte, Erina, Teatro selecto de Plauto, y “Una página de Diógenes Laercio: el testamento de Aristóteles” en Revista Contemporánea, 1884. Sus estudios sobre temas históricos almerienses se reducen a dos: Estudios históricos sobre la cultura de Almería en el siglo XI: primera parte: Almería bajo la dinastía Somadihita; y segunda parte, Almería bajo los Almorávides hasta su conquista por el emperador Alfonso VII. Era un discurso leído en el Liceo de Almería y ampliado para su publicación en 1868. Su segunda obra: Estudios históricos sobre la ciudad y provincia de Almería. Almería musulmana, constituían cinco artículos publicados en la Revista de Andalucía de 1876 a 1879.

Rescatado por JOSE ANGEL PEREZ

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

<< Página principal