Mundo Musical Almería - Historia

Información sobre la historia musical almeriense

Musiqueros Almerienses y los Apodos - José Ángel Pérez García

(Publicado en el foro el 15 Ago 2008 12:08 PM) Hoy siento la tentación de escribir en líneas generales sobre algo tan concreto y especifico como son lo apodos por los que han pasado a la historia desde reyes, científicos, futbolistas, escritores, toreros o músicos, por simplificar un espectro de profesiones.

Como una especie de leyenda urbana, los apodos surgen de forma casual y las aplicaciones de su empleo son referentes directos sobre las personas, que como antaño ocurriese en las zona rurales, la identidad real del individuo quedaba anulada por la contundencia del apodo por los que son verdaderamente conocidos.

Los hay de todo tipo, con buena y mala leche, cariñosos, despectivos -los menos-, diferenciales, gloriosos, etc.. Muchos de esos apodos, me refiero a los de mi tiempo generacional en la música en Almería, la década de los sesenta y mitad de los setenta, perviven de manera especial si se continua ligado al mundillo musical en cualquiera de sus aspectos.

Muchos de mi generación vivimos las ilusiones de aquellos jóvenes años con mayor o menor desatino y después la vida nos fue derivando por otros caminos, pero esa etapa está ahí. No podemos borrar nada. Yo personalmente, es que no quiero borrar nada.

Y viene esto a cuento, porque en esos años éramos casi un centenar los aficionados a la música en Almería que queríamos emular a Los Beatles o Los Brincos cegados por sus mágicas influencias. Sólo unos pocos lograron hacer de la música su profesión. La mayoría, no supimos o no pudimos entrar en ese mundo y con la misma fuerza que llegamos, desaparecimos.

De esta legión de "musiqueros", a la gran mayoría les he perdido la pista. A muchos no les he vuelto a ver en los últimos cuarenta años. Su recuerdo lo mantengo sobre viejas fotos de esos grupos que precisamente he podido recuperar viéndolas a través de las paginas de esta Web. No se si es triste o dolorosa la situación, pero es real.

La gente, en aquellos tiempos nos conocíamos por los apodos. No sabíamos los nombres reales de los que formábamos el grupo y si los sabíamos jamás hacíamos uso de ellos.

Como homenaje a todos aquellos compañeros de la época -algunos de ellos fallecidos- vienen a mi memoria los nombres de algunos de estos calificativos.

Son los apodos de: "El Nono", organista de los Rivers, gran músico y mejor persona, desaparecido recientemente; "Killo", batería de los Teddy Boys, aún en activo y posiblemente junto a Juanmi Soriano, uno de los mejores baterías que ha dado esta tierra; Juan "El Mono", apelativo adjudicado a Juan Mena, otro extraordinario profesional que se mantiene en activo; "el Gasolina", excelente batería que sigue tocando; Pepe "El Bizco", que cambió las baquetas por el volante; "el Mele", hoy funcionario de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad; "Richard", un todo terreno de la música, que comparte su vocación con el derecho; Pepe "El 14", un buen teclista y buena persona, que sigue en la música alternándola con lo que más le ha gustado en la vida, conducir buenos "rodantes"; "el Búho", Juan es un virtuoso de la música y su presencia en la banda municipal de Almería así lo refrenda; "el Toñi", entonces le hablaba a su guitarra y hoy lo hace con el singular mundo de la informática; "el Embozado", organista jovial que cambió las teclas por la radiología; Juan "el Boca", siempre lo admiré por sus enormes facultades para cantar; Manolo "Voltios", una especie de Einstein, soñador e implacable investigador, capaz de sacarle sonido a una lata de carne membrillo; Juan "el Niño", este es otra fiera, al que personalmente le tengo mucho aprecio; "Pepito", José Pérez Sánchez, afortunadamente sigue en la música. Un buen tío, al que conozco desde la niñez y con el que compartí la mili y los escenarios con Los Huracanes de la segunda etapa; "el Brocha", otro clásico entre los clásicos; "el Metralleta", Eduardo Navarro Bernal, que sigue ejerciendo la medicina en las Islas Afortunadas y de vez en cuando se pone frente a la batería; "El Palillos", conocí a dos baterías que tenían este mismo apodo; "el Monstruo", o sea yo, cuyo alias sería en referencia a la excentricidad, porque no sería por calidad. Que recuerde, así le llamaron a Lope de Vega o al torero "Manolete", entre otros. Seguro que se han quedado fuera otros muchos. Ya me los recordareis.

Bueno esto ha sido una simple "parida" para ir "rompiendo el hielo" en vuestra página. En otra ocasión recordaremos otros aspectos, por ejemplo: los locales de la capital y provincia donde solíamos tocar los grupos almerienses en aquellos años. Si te acuerdas de ellos y además tienes fotografías, ponte en contacto.

Un abrazo

José Ángel Pérez

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

<< Página principal