Mundo Musical Almería - Historia

Información sobre la historia musical almeriense

Cine Rialto - Olula del Río

https://www.diariodealmeria.es/almeria/Rialto-divirtiendo-varias-generaciones-Almanzora_0_328467671.html

Rialto, casi medio siglo divirtiendo a varias generaciones del Almanzora
Inaugurada en 1962, ha sido cine, bolera y discoteca · Lo más variopinto ha pasado por sus instalaciones, desde un mitin de Alfonso Guerra hasta una actuación de Rafael Farina

GREGORIO NAVARRO / OLULA DEL RÍO
31 Diciembre, 2009 - 01:00h
Agustín Castellón Ros, riojano afincado en Olula del Río desde 1949, puso la primera piedra del 'pequeño imperio' Rialto en 1962 tras dejar atrás sus días como vendedor ambulante de ropa por las cortijadas del valle del Almanzora a lomos de un burro. La idea de partida fue construir un cine a las afueras del pueblo con capacidad para 1.000 butacas y clara vocación comarcal.

El pujante empresario no escatimó en gastos y se hizo con un cinematógrafo Ossa VI que costó 156.000 pesetas, un capital para la época. "La primera película que se exhibió fue El Lazarillo de Tormes y de cada tres extranjeras era obligatorio proyectar una nacional", recuerda Agustín Castellón García, uno de los herederos y actual gestor del complejo.

El espíritu emprendedor de la familia Castellón los lleva a ampliar el negocio a finales de los sesenta con un salón de baile. Grupos locales como Los Magos [que contaron con el mecenazgo de Agustín senior], Teddy Boys, Los Puntos o las orquestas Amarillo y Expresiones actuaron en sus instalaciones.

En marzo de 1972, Agustín y su hermano José Antonio van tomando poco a poco el testigo de su padre y se decantan por transformar el recinto en una discoteca: "Fue debido al boom de la música mecánica y nos inspiramos en una disco del hotel Moresco de Mojácar. Surgimos a la par que Las Vegas (Albox) o La Tejera", recuerda Agustín hijo.

Los 580 metros cuadrados de los que dispone el local no siempre estuvieron distribuidos de la misma forma. A finales de los 70 optan por reducir el aforo del cine a 354 butacas y crean una bolera y salón de juegos, luego llegaría la terraza de verano: "Cuando empezó la televisión a dar guerra y sobre todo el VHS, el negocio cinematográfico empezó a venirse abajo. Antes había cultura de ir al cine, los sábados era como un mandamiento. Ben-Hur en su época y Titanic más recientemente fueron los mayores éxitos", rememora Agustín con nostalgia.

A sus 63 años sigue encargándose cada noche de abrir el negocio y cerrarlo de madrugada: "Aquí estaré hasta que el cuerpo aguante porque me gusta. Llegó un momento en el que se decía que éramos el punto de encuentro de toda la comarca".

Las constantes innovaciones, como crear en los 90 una sala de rumbas para diferenciar ambientes, no impiden que 47 años después de comenzar a divertir a todo el Almanzora, el futuro se atisbe brumoso. El cine cerró en 2005 y el patio de butacas yace hundido bajo el techo tras una gran nevada: "Nos ha ido bien salvo en las épocas de crisis. Las discotecas no tienen futuro, les está llegando su momento porque los pubs pueden ofertar algo muy similar". Seguro que para entonces los Castellón se habrán reinventado una vez más...

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

<< Página principal